SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2011/05/24

El vicio “democrático” de votar

El vicio “democrático” de votar
Iñigo Saldise Alda

Si algo impresiona a los Pueblos-Naciones de mundo, como a la nuestra o mejor dicho Nabarra, y a las multitudes humanas es ese Derecho al voto que las democracias, lamentablemente para nuestro al Pueblo-Nación de Nabarra, las que vivimos o hemos vivido son ajenas a nosotros y nosotras-aún incluso aunque estras sean elecciones imperialistas sojuzgadas por Estado ajenos a dicho Pueblo-Nación; en nuestro caso bajo la imposición de los Estados del Reino de España y de la República de Francia. Unas elecciones que se han administrado y se administran desde las metrópolis de Madrid y Paris, donde realmente es imposible o nunca ha existido o existe, el supuesto poder del Pueblo donde se decida por el mismo, y menos aún en el cual fueramos o seamos nosotros, nosotras, decidir e3l futuro de Nabarra; claro está,inaceptable en el marco político constitucional del imperio de turno. Siempre en ellas gana el imperio o la imperiosa necseidas colonial de una Nación, en nuestro caso ajena a la propia Nación natural y política de nuestro Pueblo.

En la colonia de Nabarra, los nabarros y nabarras, o supuestos nabarros y nabarras, tristemente han votado las supuestas y diferentes acciones nacionalistas ¿Nabarras?, más o menos con planteamientos originales de carácter independentistas, pero en gran medida, lamentablemente para la premisa independentista, son realmente dependientes de las estructuras jurídico políticas de los imperios colonizadores que someten al Pueblo-Nación de Nabarra. Dichas Naciones o Estados imperialistas son el Estado de España y del Estado de Francia.

Me muestro frontalmente contrario a lo que algunos líderes populares en el marco Constitucional español y/o francés, alegan de que la soberanía de Nabarra está en las urnas del Reino de España y/o de la República de Francia, nuestra independencia y soberanía, por ser inexistente dentro de los marcos constitucionales de España y Francia, es políticamente inconsecuente, vamos espabilemos, a no ser que dicha independencia y soberanía que reclaman, pueda adjetivarse como “municipal” o como “autonómica o foral” dentro de Status constitucional de los imperios español y/o francés.

Dicho esto, dejando a un lado ese posiblemente sentimiento personal de cada individuo, que no es realmente Patriótico, de aquellos votantes acatando el llamamiento a las urnas colonizadoras españolas y francesas, autodenominados sin escrúpulos políticos como soberanistas e independentistas vascos-¿Nabarros y nabarras tal vez? ¿Sabemos quiénes son histórico y políticamente los nabarros y nabarras?-, que conscientemente, desgraciadamente para nuestra Patria, particularmente no encuentro otro adjetivo posible, pues sois o son ciertamente ciudadanos españoles y/o franceses. Sí, no te alteres lector o lectora que se auto titula como soberanista o independentista.

Realmente, la Patria nabarra espera que con estas líneas te cruja por fin el cerebro al leer esta opinión o la de cualquier otro u otra patriota, pues de lo contrario seguiréis siendo físicamente dependientes de los Estados colonizadores de España y Francia, por lo que os ser imposible denominaros éticamente independientes, al depender el futuro de vuestras agrupaciones, partidos o coaliciones, de unas elecciones impuestas por los colonizadores, las cuales son carentes de cualquier aspecto democrático por ser emanadas desde unos Estados extranjeros e imperialistas que buscan legitimar el atropello y el genocidio del Pueblo-Nación de Nabarra… ¿Pueblo vasco tal vez?

No podemos olvidar, al menos los que realmente somos estatalistas, legitimistas, soberanistas e independentistas nabarros y nabarras, el serio problema político que supone la participación en unas elecciones impuestas por los Estado que nos sojuzgan, someten y esclavizan, no solo como Pueblo sino también como Nación. Aquellos que apoyan a los diferentes partidos, supuestamente independentistas y soberanistas, deben de saber y reconocer que el poder alcanzar o recuperar nuestra libertad como Pueblo-Nación, no es posible alcanzarla dentro de los marcos constitucionales del Reino de España y de la República de Francia. Debemos mentalizarnos que el no reconocer la actual situación de sometimiento político impuesto por los imperios de España y/o Francia al Pueblo-Nación de Nabarra, es un paso de gigante hacia nuestra libertad.

Nabarro, nabarra, debemos pensar que votando, aún que sea votar a un partido o coalición que se titule como de izquierdas, derechas o centro, denominándose incluso alguno como independentistas, soberanista o simplemente como nabarro, en las diferentes urnas coloniales, ya sean municipales, forales o autonómicas-o peor aún si es posible, en las elecciones para el gobierno de España y/o Francia-, vamos a legitimar nuestra esclavitud política, civil, judicial, fiscal, cultural y lingüística, pues el poder del imperio será refrendado y legitimado, consciente o inconscientemente por todos aquellos y aquellas que voten, tan esclavos o más que el resto de nabarros y nabarras; y lo que es aún peor, legalizaremos los sistemas antidemocráticos del Reino de España y/o la República de Francia.

Da igual, al menos para los patriotas nabarros y nabarras quien goberné en las instituciones coloniales, imperiales, españolas y/o francesas. Solo tenemos que ver la historia política de nuestra Nación desde las diferentes violenta e ilegal invasión militares de los territorios del Estado de Nabarra y de la posterior imposición política de los Estados de España y Francia.

Hay que tratar de una vez por todas salir de esta imposición colonial franco-española; una imposición fehacientemente agravada por el vicio de votar en unas democracias concluyentemente antidemocráticas para los Pueblos-Nación como el de Nabarra, donde nunca se ha permitido, ni se nos permitirá, cambiar nuestra actual Status de esclavos y esclavas, sino solo se nos permite legitimar a su imperio y aquellos que nos roban y esclavizan, mediante la absorción premeditada política, por supuesto pre pago o compra de personas, en el régimen de los más o menos indignados, reclamantes por supuesto de la autodeterminación, independencia y soberanía, pero bajo consentimiento imperial español o/y francés.

Aquellos que gritan autodeterminación, independencia y soberanía, deben de ejecutarla y nunca contribuir con el sistema colonial al que dicen combatir. El participar en las elecciones imperiales, bien presentándose o simplemente votando, es cooperar con el invasor y en nuestro caso, es colaborar, conscientemente o inconscientemente, con el imperio, o imperios, que esclaviza al Pueblo-Nación de Nabarra.

Los partidos políticos dados de alta en el Reino de España y/o la República de Francia, y que se autodenominan autonomistas, regionalistas, independentistas o soberanistas, mienten a su electorado buscando exclusivamente su pequeñica parte de la tarta imperial. Un auténtico nabarro o nabarra, vasco o vasca o no, nunca deberá votar en unas elecciones promulgadas por el Rey de España o por el Presidente de la República de Francia, de lo contrario será español o francés y aceptará las nacionalidades impuestas de dichos Estados.

Hay que ser consciente que para liberar a nuestra Nación, Nabarra, primero debe ser liberado el Pueblo nabarro. Espero que este escrito político, el cual reconozco es carente de cualquier sentimiento ajeno al sentimiento político nabarro, sirva para descolonizar la mente de mis compatriotas, aunque igual hoy todavía no lo son, y dejen de legitimar la colonización y la esclavitud del Pueblo-Nación de Nabarra, sea vascos o vascas como yo o no. Pero para ello recordar, votar en una colonia es cuando menos puro vicio; es realmente un defecto moral y político, claro, si eres nabarro o nabarra.

2011/05/23

Comunicado de la Comisión Soberanista de Nabarra

Iruñea, 2011/05/22

1. Cualquier proceso para atender el asunto del Status político de Nabarra debe iniciarse desde el Pueblo-Nación de Nabarra en total independencia y libertad, nunca desde las instituciones coloniales de los imperios de España y de Francia.

2. Reafirmamos nuestro apoyo absoluto a un futuro Gobierno de Nabarra soberano e independiente, necesariamente plural y obligatoriamente provisional. Por ello solicitamos a todos los agentes políticos y civiles de nuestro País, que se titulan así mismos como independentistas, soberanistas, estatalistas y legitimistas nabarros, la creación de una Asamblea Nacional de Nabarra que desemboque lo antes posible en un Gobierno propio. Este Gobierno debe de ser provisional hasta la realización de unas elecciones libres y democráticas. Entre uno y otro será obligado la realización de un plebiscito mediante el cual, el Pueblo-Nación de Nabarra deberá decidir el Status de Gobierno para el Estado de Nabarra; este podrá ser bien República, bien Monarquía o bien otra forma que se nos ocurra a los nabarros y nabarras desde la libertad, basándonos y apoyándonos para ello en nuestro ancestral Derecho Pirenaico. Todo ello deberá ser realizado bajo la necesaria supervisión diplomática de los observadores internacionales designados por la Organización de las Naciones Unidas.

3. En términos sustantivos rechazamos totalmente el colonialismo en todas sus manifestaciones y reiteramos nuestro más absoluto rechazo a cualquier solución contraria al Derecho Internacional, la cual se deberá interpretar como una nueva e ilegal intromisión imperial-colonial del Reino de España y de la República de Francia. Ninguna solución al futuro Status político de Nabarra puede concebirse fuera del marco Constitucional del Estado soberano de Nabarra, de la Organización de las Naciones Unidas y por tanto, estar en contra del Derecho a la soberanía, a la independencia o a la autodeterminación del Pueblo-Nación de Nabarra.

4. Reafirmamos nuestro total apoyo a los Derechos Humanos fundamentales como lo es el Derecho a la libre determinación, a la independencia y a la soberanía del Pueblo-Nación de Nabarra, según establecen las diferentes Resolución de la ONU. La R. 66 de 14 de diciembre de 1946. La R. 334(IV) de 2 de diciembre de 1949. La R. 567(VI) de 18 de enero de 1952. La R. 742(VIII) de 27 de noviembre de 1953. La R. 1.467(XIV) de 12 de diciembre de 1959 y la R. 1.514 de 14 de diciembre de 1960.

PRO LIBERTATE PATRIA, GENS LIBERA STATE

2011/05/19

Paja en ojo ajeno, viga en el propio

Paja en ojo ajeno, viga en el propio
Iñigo Saldise Alda

Un día de esta semana, no recuerdo cual, tras realizar la diaria revisión en internet de los diferentes periódicos dados de alta en el Reino de España y en la República de Francia, me asombró que en un periódico de marcado planteamiento político nacionalista español, La Razón, apareciera un escrito cuyo título era Las últimas colonias firmado por Juan Roldán. Tras leerlo rápidamente, la sorpresa inicial desapareció de inmediato, ya que no se refería a las colonias que aún día posee el Reino de España; Ceuta, Melilla, Islas Canarias y Nabarra, esta última colonia del Reino de España y de la República de Francia, sino que esas “últimas colonias que posee un país occidental” eran las tres que posee Gran Bretaña, no el Reino de España, ni tampoco la República de Francia, etc.

Antes que nada, quería recordar que Gran Bretaña está formado por el País de Gales, el cual fue ocupado militarmente por los ingleses en el siglo XIII, el Reino de Inglaterra y el Reino de Escocia, el cual fue independiente hasta el año 1707, año en que firma el Acta de Unión con el Reino de Inglaterra para conformar así el Reino Unido, pero siempre manteniendo Escocia su sistema educativo, religioso y lo más importante, su sistema legal propio, el cual es reconocido por el Derecho Internacional.

El sostenimiento hoy día por parte de Gran Bretaña de sus últimas tres colonias, Irlanda del Norte-República de Irlanda-, las islas Malvinas-República de Argentina-y Gibraltar-Reino de España-junto como las cuatro colonias que estamos bajo sometimiento político, militar y judicial del Imperio español y las diecisiete colonias que nos sojuzga políticamente, militarmente y judicialmente el Imperio francés, etc., etc., hay que denunciarlo por igual si se es una persona humanista, indiferentemente de la nacionalidad que posea, pues realmente son un aberración para los Derechos de los Pueblos-Naciones como Nabarra, para los Derechos Humanos en global y finalmente un absoluto incumplimiento de lo que ellos mismos (Gran Bretaña, España, Francia,…) acordaron, aprobaron y finalmente firmaron, que aparecen detalladas en las diferentes Resoluciones promulgadas desde las Naciones Unidas desde el año 1946.

Eso que ellos firmaron no es papel mojado y deben recordar que les obliga a retirase de todas sus colonias sin excepción. Posiblemente nunca cumplan sus compromisos y sus tratados, como hicieron en el pasado, pero deben saber que la retirada político, militar y jurídica imperial que ejercen sobre sus colonias, facilitaría en gran medida la emancipación y la liberación pacífica de los Pueblos que tristemente permanecen a comienzos del siglo XXI bajo su bota imperial; de las Naciones que están sojuzgadas en el inicio de la segunda década del siglo XXI por un sistema brutal, colonial y esclavista, que impide el necesario desarrollo político, judicial, lingüístico, cultural, económico, etc.; es decir, que impiden conscientemente la libertad a muchos seres humanos, la independencia de los Pueblos y la soberanía de las Naciones en muchos casos admiradas en el pasado, como es el caso de nuestro Pueblo, de nuestra Nación y de nuestro Estado, Nabarra.

2011/05/17

Rojo, verde y blanco (III)

Rojo, verde y blanco
III. Escudos y otras cosas

Iñigo Saldise Alda

Como ya mostré-demostré-en los capítulos anteriores, la ikurriña fue diseñada por los hermanos Arana a finales del siglo XIX como una fiel copia del escudo de Bizkaia, siendo considerada por ambos como la expresión exacta Lema y el Escudo. Por esto, tanto Luís como Sabino no fueron partidarios de que la ikurriña ondease con la representación del escudo de vizcaíno en su centro. Un escudo, como ya comenté en el capítulo II, ciertamente surgido o evolucionado por influencia de su particular ideario político, junto a lecturas carentes de rigor histórico-político y heráldico, pues para ellos colocarlo era una vulgar redundancia.

Lo cierto es, que incumpliendo el razonamiento de Luís y Sabino, fundadores del PNV-EAJ, en el periodo político-histórico de la conocida como República vasca vinculada de forma “federal”-federal solamente en la eterna imaginación que poseen los denominados nacionalistas vascos o aranistas, que incluso hoy día creen y defienden políticamente tal aspecto, opuesto o inexistente claramente a la realidad política de dicha época (1931-1936)-a la II República de España, una vez conseguido el primer Estatuto de Autonomía para lo que hoy día es la actual Comunidad Autónoma Vasca del Reino de España, el lehendakari José Antonio Agirre acatando el posicionamiento de su partido (PNV-EAJ) en favor de la “democracia”, con la incluida lealtad asumida y querida a la II República española frente a la sublevación fascista, mejor dicho contra el golpe de Estado militar contra la estructura estatal española, y una vez asumido el mando militar en defensa de la II República de España contra los militares españoles sublevados, concretamente el 19 de octubre de 1936, incluye en la ikurriña el primer escudo oficial, dentro de España se sobre entiende, el cual estaba dividido en cuatro cuadrantes. Estos secciones eran rellenadas por los escudos de las provincias españolas, “territorios históricos” para el paradigma bizkaitarra o aranismo, de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa eta Naf(f)arroa garaia; en este último caso, previéndose en el Estatuto la incorporación a este territorio (Euskadi) de Navarra, algo que realmente era inexistente en la documentación oficial del Estatuto Autonómico Vasco, aprobado finalmente durante el año 1936, que indudablemente estaba dentro del marco Constitucional y territorial de la II República del imperio español.

Tras la dictadura del general Francisco Franco Bahamonde en el Estado español, en el año 1978, el preautonómico Consejo General Vasco acordó la recuperación integra del escudo de la C.A.V. o Euskadi en su periodo republicano. La inclusión en el cuarto cuartel de escudo de Navarra (cadenas de oro con fondo de gules), desató una controversia dentro del marco Constitucional español con la Diputación Foral de Navarra, que solicitó la retirada del escudo de la C.F.N. del cuarto cuartel del escudo de la Comunidad española vecina. Es en el año 1986 cuando el Tribunal Constitucional español ordena la retirada del escudo de Navarra en el escudo de la C.A.V., por lo que se retiran las cadenas de oro, pero permanece el cuarto cuadrante de gules, que según expertos heraldistas es el escudo de gules pleno el más antiguo del Reino independiente y soberano de Nabarra. Cuatro años antes a la sentencia del Tribunal Constitucional del Reino de España, el portavoz del grupo mixto del Parlamento Vasco, Florencio Arostegi, presentó una proposición de Ley para el escudo de la Comunidad Autónoma Vasca dentro del marco Constitucional del Reino de España, que finalmente no triunfó. En ella, el escudo sugerido mostraba las armas de los tres “territorios históricos” vascos. En dicho boceto para el emblema de la C.A.V., se podía apreciar que los tres emblemas estaban en tamaño similar y con un orden acorde en su distribución de manera geográfica. Además contaba con un escusón sobre el todo con las armas de Gernika, las cuales eran incluidas para reflejar la tradición Foral del País Vasco. Para concluir, el escudo se timbraba con una corona Real, como figura en el escudo de España y en la mayoría de escudos del resto de comunidades autónomas y forales, caso este último de la Comunidad Foral de Navarra.

Por otro lado, eso sí, siempre fuera de cualquier marco Constitucional español o francés, se colocó dentro de la ikurriña diversos diseños realizados desde el escudo original conocido como zazpiak bat y que fue diseñado por Jean Jaugain en el año 1897. Esta ikurriña, siempre bajo las dimensiones planteadas en el año 1936 y que comenzó a contar con el zazpiak bat en su centro, inicialmente servía para identificar a la Euzkadi política que imaginaron los hermanos Arana. Posteriormente, gracias en gran medida a la transformación o evolución, depende del prisma de cada uno, del término cultural de Euskal Herria en un término político a mediados del siglo XX, ésta es ondeada con pretensiones políticas de que sea la futura bandera oficial para una República Vasca independiente, la cual estaría formada por Naf(f)arroa garaia, Naf(f)arroa behera, Zuberoa, Lapurdi, Bizkaia, Guipuzkoa eta Alaba, desechando otros muchos sitios como dijo el nabarro Pedro Agerre Azpilkueta, más conocido como Axular.

En los últimos años, incluso aparecen algunos diseños en la ikurriña, principalmente en los diferente actos reivindicativos de nuestra memoria y de nuestra historia, que portan exclusivamente el escudo de Nabarra o logotipos indicativos del único Estado propio que hemos poseído los vascos a lo largo de nuestra historia como Nación de Nabarra. Incluso, en la red de redes podemos encontrar una ikurriña con un escudo formado por cuatro cuartes, en los cuales el jefe es el de Bizkaia, junto a él está el de Nabarra y en los dos cuadrantes inferiores la parte inferior del escudo de Gascohna, que representaría la territorialidad de Vasconia según planteó Federico Krutwig.

No cabe ninguna duda, que dentro del Pueblo Vasco existen en la actualidad diferentes ideologías estatales y políticas, no solo en aquellos que quieren poseer un Estado propio de los vascos, sino incluso también dentro de aquellos miembros del Pueblo Vasco que se sienten cómodos en los marcos Constitucionales español o francés. Por ello aparecen diferentes logos, como el toro de Osborne, el cual ha sido adoptado por el nacionalismo español, dentro de alguna ikurriña en eventos de las selecciones deportivas nacionales del Reino de España. También hay diseños de ikurriña con simbología nazi y ultraderechista, mezclados con el símbolo vasco del lauburu en esos vascos independentistas de ideología nacionalsocialista; al igual que aparece alguna ikurriña con la silueta del Ché o con la estrella roja, hoz y martillo, que portan aquellos independentistas vascos de ideología socialista y comunista.

Pero eso no es todo, hoy día, a comienzos del siglo XXI, la aceptación de la ikurriña entre el Pueblo Vasco es tal, que incluso se pueden ver con diferentes escudos o emblemas atléticos en la gradas de los diferentes campos y recintos deportivos, no solo con los diferentes escudos para Euskadi y/o Euskal Herria, sino también con los escudos de los equipos vascos de fútbol, rugby, balonmano, basket, etc., o con las insignias de los grupos de aficionados y peñas de esos equipos, que juegan en la ligas impuestas desde las metrópolis de Madrid y Paris.

Para concluir, estoy seguro que todos estos diseños están realizados con todo el respeto de mundo, no tengo por qué dudarlo ya que no tengo datos que demuestren lo contrario, pero estoy seguro que esto seguramente indignaría en grado sumo a los hermanos Arana, ya que éste no fue su inicial planteamiento, con su respectivo significado político, para la bella ikurriña.

Desde el porvenir al más allá

Desde el porvenir al más allá
Andoni Errazkin Beratzadi, estudiante de Arquitectuta

En la obra maestra del manga japonés «Akira», la Señora Miyako le dice a Tetsuo: «Cuando llegues a superar tu propia debilidad, el poder llegará a ti con entera libertad». Katsuhiro Otomo, mediante la Señora Miyako, nos insinúa el antiguo proceder de la sabiduría oriental: «el hacer mediante el no hacer». Así, al recordar las sabias palabras del discípulo actual de Hokusai, pienso en los escritos de Lao Zi y de Kong Fuzi. Dos pensadores de una misma época y un mismo país, que aún siendo antagónicos en su reciprocidad, forman juntos un todo creador, como si desde la permanencia de los opuestos se formase la vida.

Como en los mejores dramas de Kalidasa el flujo de la energía vital se accidenta, se encuentra o se transforma. Los amores acaparados, las amistades traicionadas o los engaños venales suelen ser los obstáculos imprescindibles para aquellas personas que evolucionan. Sidarta Gautama dijo que la vida es sufrimiento, y que lo hemos de superar. ¿Pero cómo? Pues, celebrando la mismísima vida. Algunos forman parte de la corriente, otros van en contra de la corriente, y hay quien ha conseguido convertirse en ella.

La humanidad es de una miopía lamentable, camina pesarosa, con la vista baja, fija en sus pies; sólo cuando tiene miedo vuelve su atención hacia el mundo, y entonces se apresura a vender su alma a la primera deidad que le ofrezca una mínima esperanza. En realidad todos somos parte del flujo de una misma corriente, ni siquiera los científicos llegan a entender los valores que manejan. Tiempo, espacio o energía. Los artistas no son capaces de liberarse de esos millones de años de evolución humana, orgánica y cósmica. Pero, aún así, la corriente sigue fluyendo ante nosotros.

Bruce Lee, el último gran maestro de las artes marciales, nos dice: «Vacía tu mente, sé informe, amorfo; como el agua. Ahora, pones agua en una copa, y se hace copa, pones agua en una botella, y se hace botella, lo pones en una taza de té, y se hace taza de té. Ahora, el agua puede fluir o puede chocar. Sé agua, mi amigo».

Hay quien sueña con la República de la Tierra, y la abolición del sufrimiento de toda forma vital. También hay quien sueña con la República de Navarra, y la abolición del colonialismo y el lingüicidio. Creo que es lícito soñar, porque la imaginación nos ha llevado a crear la cultura y la civilización que son las producciones más complejas de la vida en la Tierra. Imaginar mundos, que ahora no existen, posibilita su creación. Por ejemplo, imaginar la utopía de la República de la Tierra, con su ciudadanía y su renta básica, posibilita la abolición de la desnutrición, el analfabetismo y la prostitución. Estas tres epidemias son los mayores azotes que padece la humanidad, generadoras de soledad, división y guerra. Sólo el hecho de imaginar una humanidad unida, alegre y pacífica nos da vértigo. ¿Qué podría aportar la República de Navarra en esa utópica República de la Tierra?

Estaba charlando con una mujer, bien entrada en sus años, con sus bien llevadas arrugas y su recogido pelo canoso, y tuve la osadía de preguntarle a ver qué le parecía el hecho de reproducir mediante una ucronía la historia del Estado de Navarra si no hubiese sido ni invadido, ni ocupado, ni conquistado. Ella me dijo que fuese al grano, porque tenía que hacer las compras y algún que otro recado. Inasequible al desaliento, tenía como para una conferencia, y es difícil hacer de una conferencia un soneto.

Hablamos sobre la muy navarra reina Margarita y de su vocación artística. Ella fue una catalizadora para las gentes más sensibles de Navarra y Francia, predecesora de personalidades de la talla de la muy francesa Jeanne Antoinette Poisson, conocida como la Marquesa de Pompadour, o la muy inglesa Ottoline Morrell. Así, la hija de la reina Margarita, la muy navarra reina Juana IIIª, fue la que propició la traducción del Nuevo Testamento protestante, que se tiene como fundación del vascuence unificado; y el nieto de la reina Margarita, el muy navarro rey Enrique IIIº, fue el que produjo el Edicto de Nantes, que suscitó bien la apertura a la libertad de creencia, bien el primer testimonio de nuestra Unión Europea. Por consiguiente, la reina Margarita fue impulsora del navarrismo, conocido como renacimiento a la navarra.

Es muy probable que William Shakespeare hubiera sido partícipe del navarrismo, y que hubiera residido en la corte del Palacio Real del Reino de Navarra antes de escribir y publicar la comedia «Trabajos de Amores Perdidos» (1592-94). Es, también, muy probable que detrás de la figura del actor principal Fernando, Rey de Navarra, esté el navarro rey Enrique IIIº. ¿Qué dice el gran dramaturgo en boca de Fernando, Rey de Navarra? «Nuestro último edicto permanecerá poderosamente en vigor/ Navarra será la maravilla del mundo/ Nuestra corte será una pequeña Academia,/ Tranquila y contemplativa en el arte del vivir». Todas las escenas suceden en el Parque Real de la capital del Reino de Navarra, Parque Real en el que, quizás, Shakespeare hubiera aprendido algunas palabras del vascuence, si no hasta la mismísima lengua.

A ella le dije esto y lo otro, que si la ucrónica Primera República del Estado Vascón de Navarra de 1795, que si la neutralidad de la ucrónica Tercera República del Estado Vascón de Navarra en la Segunda Guerra Mundial. O, simplemente, pensar qué hubiera sido de nuestros ancestros y de nuestra memoria en esta bellísima ucronía. ¿Habría llegado a ser Juan Crisóstomo de Arriaga, si hubiese vivido toda una vida, el heredero meritorio de Wolfgang Amadeus Mozart? ¿Qué hubiera sido de la literatura vascona si, desde el Renacimiento y en toda la Modernia, el vascuence hubiera tenido la oportunidad de desarrollar a su medida todo un sistema académico de todo un Estado? Nuestras vidas hubieran sido diferentes, esa es la verdad.

Hoy tenemos dificultades para dejar en paz a los músicos de Musikene. Este proyecto inusitado y paradigmático, que desarrolla la música en su más alta libertad, fue organizado por personalidades afines a la sociología del PNV, y ahora que tenemos a la sociología colonialista en el poder del gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) se pretende la involución en áreas como la investigación, el desarrollo y la innovación. Este proyecto, que es bien visto por la sociología del PNB en el Departamento de los Pirineos Atlánticos (DPA) y de UPN de la Comunidad Foral de Navarra (CFN), forma parte de la ética, estética y razón de esa utópica y ucrónica Primera República del Estado Vascón, que sería confederado por el DPA y la CFN o la CAV. Si el Estado Vascón de Navarra, nutrida enteramente mediante el vascuence, la lengua nacional, no sirve como instrumento dedicado al desarrollo humanista, no merece la pena. El Estado Vascón es el dedo índice que señala la luna, y no la mismísima luna.

Si las siete virtudes capitales aparecen al cesar los siete pecados capitales, los sentidos y la mente vuelven a su bienestar al protegernos de las diversas poluciones sensoriales y mentales. Esto mismo sucederá el día después del Día de la Independencia, porque el vascuence crecerá y florecerá como si se tratase del mismísimo Árbol de la Vida. Sería deseable, y es anhelado, que la República fuese, aunque sea en un pequeño oasis, un lugar donde las musas y los poetas crean todo un rico entramado de significados y sensibilidades.

En la Segunda Guerra Mundial hubo un piloto de aviación que destacó de entre todos los demás: Chuck Yeager. Alrededor de octubre de 1947, bajo un proyecto secreto, rompió la barrera del sonido.

En la ficción de la «Guerra de las Galaxias» Luke Sky Walker, traducido como «Suerte Caminante de los Cielos», tiene una sola oportunidad para dar con el orificio mediante el cual poder destruir la Estrella de la Muerte. Una sola oportunidad, y que la fuerza le acompañe. El arcaico código de los guerreros de las galaxias es el siguiente: «No hay emoción, hay paz; no hay ignorancia, hay sabiduría; no hay pasión, hay serenidad; no hay caos, hay armonía; no hay muerte, hay fuerza».

Chuck Yeager, desde los océanos celestes, nos dice: «En medio de un cielo salvaje supe que había nacido para el combate aéreo. Es casi imposible explicar la sensación: era casi como si yo fuera una unidad con aquel Mustang, una extensión de aquel maldito acelerador. Estaba tan conectado a aquel avión que lo pilotaba al límite de sus capacidades. Sentía el motor en los huesos, lo notaba traquetear al entrar en pérdida, al alcanzar el máximo nivel de maniobrabilidad. Todo lo logro mayoritariamente con un vuelo instintivo: conoces a tu caballo. Ni se te ocurra pensar en virar. Limítate a girar la cabeza o el cuerpo y deja que el avión siga el movimiento. Cuando fijes el blanco, vuela con la bala a su posición».

http://www.gara.net/paperezkoa/20110517/266652/es/Desde-porvenir-mas-alla

1199-2011


Ausa gaztelua martxa


2011/05/12

La mémoire qu’ils n’ont pu détruire

La mémoire qu’ils n’ont pu détruire
Patxi Abasolo Lopez; 1512-2012, Nafarroa Bizirik!

Share 1512. Les évènements qui se produisirent cette année-là changèrent l’histoire de notre pays. Ce qui restait du royaume indépendant de Navarre fut attaqué par plus de 10.000 soldats de Ferdinand d’Aragon, surnommé “le Catholique”, qui contrôlait les couronnes d’Aragon et de Castille et qui était qualifié de “roi des Espagnes” dans quelques documents.

Ces évènements ont provoqué un débat qui dure depuis presque cinq siècles. La version officielle nie qu’il s’agît d’une conquête et relativise la viabilité de la Navarre comme État indépendant. Ils insinuent que la Navarre était au bord de l’effondrement et que, de ce fait, l’intervention espagnole s’est limitée à accélérer l’inévitable. Ils en sont arrivés à affirmer que l’invasion a été providentielle parce qu’elle a sauvé la Navarre de la mainmise du royaume de France ou de se saigner en une interminable guerre civile.

On nous a parlé de pactes, d’annexions librement consenties, de redditions volontaires. Mais tous ceux qui ont analysé honnêtement les faits, sont parvenus à la même conclusion: ce fut une invasion. Comme nous le voyons dans les pages du livre «Conquête, 500 ans: la mémoire qu’ils n’ont pu détruire», publié en basque et en français par “Initiative 1512-2012 Nafarroa Bizirik », ils ont voulu occulter par ces mensonges l’agression que subit Navarre en 1512 et qui n’était que la poursuite de celles qu’elle avait déjà endurées auparavant. Ce fut vulgairement une conquête militaire.

La discussion à propos de ce qui s’est véritablement passé dépasse les limites de l’historiographie pour se convertir en un débat primordial sur la nature des relations entre notre pays et les États espagnol et français. Malgré que se soient écoulés 500 ans, essayer de continuer à justifier cette invasion, c’est, en quelque sorte, justifier la violence. En 1512 il s’est produit quelque chose de traumatique que l’on ne peut oublier et de se demander : quelle communauté européenne pourrait se constituer sur la base d’annexions opérées par la force?

L’histoire des vainqueurs

Les manipulations de l’histoire par le pouvoir ont été et sont habituelles. Notre histoire n’est pas une exception; elle a été écrite par les vainqueurs, ou par ceux qui collaborèrent à la soumission des vaincus. L’histoire est écrite par les vainqueurs : ils paient les chroniqueurs, financent les congrès académiques et décident du contenu des manuels scolaires. Qui veut prospérer sait parfaitement quelle histoire conter; il s’agit de nourrir la chaîne de mensonges et de falsifications sur laquelle est assis le système de domination.

Les vainqueurs et leurs collaborateurs ont voulu effacer de notre mémoire collective que nous fûmes un État indépendant, qu’on le dénommât royaume de Pampelune ou de Navarre. Ce fut l’État du pays de l’euskara, d’Euskal Herria, détruit délibérément par les monarchies espagnole et française. Pour comprendre l’évolution politique, juridique, économique et culturelle d’Euskal Herria il est nécessaire d’appréhender l’expérience historique vécue durant le royaume de Navarre.

Recouvrer la mémoire

2012, le cinquième centenaire de la conquête de 1512, constitue une bonne occasion de recouvrer la mémoire de notre passé et de renouer avec nos racines. Afin que chacun choisisse son point de vue et tire ses propres conclusions, tout un chacun doit pouvoir se faire sa propre opinion en prenant connaissance des faits et en démontant les falsifications avec lesquelles on a voulu les habiller. Un peuple qui ne connaît pas son passé est aisément manipulable. Un peuple auquel on a caché ses racines et son parcours historique est, en quelque sorte, mutilé et se trouve plus exposé à être de nouveau trompé. C’est pourquoi, connaître le passé est une nécessité et une manière d’affirmer notre volonté de maîtriser notre futur.

http://www.1512-2012.com/?p=1731

Sobre la leyenda del primer señor de Bizkaia

Sobre la leyenda del primer señor de Bizkaia
Aitzol Altuna

Existe una leyenda de un primer señor de Bizkaia al que llamaron Juan Zuria (el Señor Blanco), la misma sitúa a este caballero en el siglo IX como hijo de un normando. La leyenda es recogida por primera vez por el literato Pedro de Alfonso (1288-1346), Conde de Barcelós, en su libro "Nobiliario de Linajes" ('Livro das Linhagens'), el cual era hijo bastardo del rey Dionis de Portugal así como amigo de la casa López de Haro. Por tanto, la leyenda aparece escrita más de tres siglos después de los supuestos sucesos. Según el historiador Andrés de Mañaricúa, el Conde de Barcelós conoció la leyenda cuando fue desterrado a Castilla donde se hizo amigo de don Juan Núñez de Lara, Señor de Bizkaia tras su matrimonio con doña María Díaz de Haro.

Las siguientes dos versiones de la leyenda son del primer historiador bizkaíno, el banderizo muñatón Lope García de Salazar en "Crónicas de Vizcaya" del año 1454, por tanto conocedor de lo escrito por el Conde de Barcelós. El propio banderizo García Salazar escribe después una tercera versión de la leyenda de “Jaun Zuria” en su obra "Bienandanzas e Fortunas" (1471).

Según explica el euskaltzain Juan Manuel Etxebarria Ayesta, la primera versión, la del Conde Barcelós, dice: "Biscaya fue Señorio aparte antes que huviesen Reyes de Castilla i después estuvo sin Señor. Avia en Asturias el conde don Moniño, que vexando a aquella tierra le obligó a pagarle cada año una vaca, un buey i un cavallo blancos. Poco después deste acuerdo llegó allí, una nave, en que venía un hombre bueno, hermano del rey de Inglaterra, expulso de allá; y se llamava From: traía consigo a Fortun Froes su hijo”.

Por su parte, García Salazar en "Crónicas de Vizcaya" introduce, un siglo, después muchos más detalles, algunos contradictorios:"Una hija legítima del Rey de Escocia arribó en Mundaca en unas naos y vinieron con ella muchos hombres y mujeres...y aquí [en Mundaca] se dice que esta doncella se preñó, y que [por eso] la dejó en destierro su padre, y que la dejaron en Mundaca aquellas gentes que con ella vinieron y que se tornaron para Escocia con sus naos salvo algunos que quedaron con ella" (…) "Que cuando el [rey] de Escocia padre de esta doncella murió (que fincó un su hijo por rey) [hizo rey a su hijo] y que [por] esto su hermana no quiso quedar[se] en el reino y que tomó aquellas naos...y que arribó allí en Mundaca...y que las naos se tornaron para Escocia y la infanta con las más de las gentes se quedó allí [en Mundaca] y que hicieron alli su puebla. Y que estando allí...durmió con ella en sueños un diablo que llaman en Bizcaya Culebro, Señor de la casa y que la empreño...y parió un hijo, que fue mucho hermoso y de buen cuerpo y llamáronle don Zuria, que quiere decir en castellano don Blanco...".

En su segunda obra "Bienandanzas e Fortunas" (1471), Lope García de Salazar añade, sobre sus primeras dos versiones, algún detalle más: “Seyendo este don Çuria ome es/ forçado e valiente con su madre allí en Altamira cavo Mondaca en edad de XXII años entró vn fijo del Rey de león con poderosa gente en Vizcaya quemando e Robando e matando/ en ella porque se quitaran del señorio de Leon e llegó fasta Baquio”.

Podemos resumir así el comienzo de la leyenda: el rey Alfonso III de Asturias-León quiso guerrear con los bizkaínos para dominarlos, pues no se sometían y mandó a su hermano Ordoño a la cabeza de su ejército; como los bizkaínos no tenían un dirigente de noble cuna, el rey asturiano no quería comenzar la batalla. Los bizkaínos nombraron Señor para la guerra a From, hijo del rey normando (vikingo) de Inglaterra que había llegado a las costas bizkaínas; otra versión habla de la hija del rey de Escocia que llega a Mundaka embarazada de un rey normando conocido como “culebro” (Sugaar en euskera) y que parió a un hijo, que por su blancura fue llamado “Jaun Zuria”, “El Señor Blanco”.

En la Wikipedia se comenta incluso una versión más y con nuevos detalles contradictorios: “Jaun Zuria era un príncipe heredero irlandés que se llamaba Lemor MacMorna. En un accidente de caza mató al rey, su padre, por lo que perdió el trono y fue obligado a exiliarse en una pequeña embarcación, llegando a Mundaka con dos de sus sirvientes. Allí fue recibido por el rey Lekobide, con cuya hija se casó. Las tropas asturianas atacaron Vizcaya, y Lemor luchó contra ellas, venciéndoles en Padura. Por ello recibió el nombre de Jaun Zuría”.[

Hay incluso más versiones, Antón Erkoreka sintetiza un extenso artículo del mundakés Jon Bilbao en su obra "Los Vikingos en Euskal Herria", donde dice textualmente: "Jon Bilbao (1982) en un sugestivo e interesante estudio sobre la figura mítica del primer señor de Bizkaia, Jaun Zuria, es el primero en plantear una sólida hipótesis de trabajo que se apoya en una investigación previa de Smyth (1977) “Los reyes escandinavos en las Islas Británicas desde el año 850 al 880”, publicados por la Universidad de Oxford. Según Jon Bilbao (1982, 253) "en la segunda mitad del siglo IX se establece en la ría de Mundaka una base vikinga que tiene relación con los reyes vikingos de Dublin: Olafrel u Olafr el blanco e Ivarr el Culebro”. Por tanto, según el historiador Jon Bilbao, ambos personajes del mito de Jaun Zuria coinciden con los reyes normandos-vikingos que gobernaban Dublín por esos años, 850-853, Ivarr “el Culebro y Olafr “el Blanco” (Olafr inn hvíti e Ivarr inn beinlausi 850-873).

Antón Erkoreka sitúa la morada de Jaun Zuria en la torre de Montalbán en Mendata y en el barrio Altamira de Busturia en la torre Torrezarreta (siguiendo a Lope García de Salazar). Mundaka (“Munaca” en los primeros documentos) es la anteiglesia que ocupó el asiento y voto número uno en las Juntas Generales de Bizkaia; de las primeras reseñas históricas que se tiene sobre este municipio, sería precisamente la existencia del palacio Altamira, la leyenda de Jaun Zuria y su madre escocesa. No hay restos de Bizkaia ni en toda Europa de naves o asentamiento vikingos o normandos, aunque es probable que hicieran incursiones por tierras bizkainas desde su base en Baiona.

Otra versión oral habla de que en la lucha destacó “por su bravura entre los vizcaínos el joven noble Lope Fortún de Mundaca, hijo de una princesa escocesa y de un noble de Mundaca. Después de la batalla, los vizcaínos aclaman a este noble, y en 888 le nombran su Señor, siendo el primer Señor de Vizcaya bajo el nombre de Señor Blanco (Jaun Zuria)”. Así, este mítico Froom de la leyenda del conde Barcelós, sería para el historiador Ibargüen el noble Lope Fortún, llamando por su blancura Jaun Zuria, que estaría casado en primeras nupcias con doña Iñiga, hija del conde don Cena y en segundas nupcias con Dalda Estíguiz, hija del Señor de la Merindad de Durango Sancho Estíguez Ortúñez (todo según Ibargüen).

Parece, sin embargo, más verosímil el cometario de Tomás Urzainqui en su libro “Nabarra, sin fronteras impuestas”, el cual señala: “(…) a tenor de la genealogía de Lope García de Salazar, la princesa de Escocia correspondería a la princesa Nabarra Belasquita, hija del rey Sancho I y de la reina Toda –como dice el Códice de Roda-. Y según la genealogía del conde de Barcelós, portugués, el “duende-casa” (como se le llama también al padre de Jaun Zuria) que la fecundó habría sido el primer señor de Vizcaya (tenente), que no es otro que el nabarro Fortún Galindones, tenente de Nájera y tercer esposo de la princesa Belasquita, según nos descubre el mismo Códice de Roda. El afán genealogista de dar antecedentes ilustres y exóticos a las familias gobernantes, unido al juego de las etimologías, convirtió a Belasquita o Belascota (Bela-Scota) en princesa escocesa, al conde Mome en “duende-casa” (en euskera “momo” es fantasma), y a Fortún Galindones en príncipe galés (viendo en Galindones la raíz galen o galense, Gales)”.

Belasquita y Momo (llamado también Don Manso, Munio o Nuño) tuvieron tres hijos varones: Aznar, Lope y Sancho, de apellido Momiz todos ellos, y una hija, de nombre Belasquita, como su madre. En una de las dos tumbas con inscripciones del siglo IX halladas en Argiñeta (San Andrés de Etxebarria, anexionado a Elorrio en 1630), tras ser recuperadas de los alrededores junto a otras posteriores, aparece la inscripción de Momo, datado en la era 921 que corresponde al año 883 -según el cómputo actual-, de la que nada más se puede afirmar, pues Momo con sus posibles variantes era un nombre muy común, tal y como recoge Andrés E. de Mañaricúa: Munio, Mome, Momi, Meme, o Munioz, Monioz, Munoz, Nuño etc.

La única documentación escrita, nos habla de la Torre de Madariaga de la familia oñacina del mismo nombre, que está situada en lugar predominante en una loma desde la que se dominan amplias perspectivas como el estuario de a ría de Mundaka-Gernika o Urdaibai, la cual es muy apta para ejercer el control físico del territorio y su explotación económica, y que podría ser una de las casatorre originaria de los primeros gobernantes bizkaínos dentro del reino de Pamplona-Nabarra; se sabe que en el año 1070 Iñigo López, señor de Bizkaia bajo el reino de Pamplona-Nabarra y su mujer la princesa nabarra doña Toda, donaron al monasterio nabarro de la Rioja de San Millán de la Cogolla en sufragio de su hijo Sancho Iñiguez: “in Gorrikiz illos palacios de Madariaga cum ovni pertenentia, terras, et manzanares (…)” (los palacios de Madariaga con sus pertenencias, tierras y manzanares). En Gorrikiz, hoy Gorritiz, llamada también Torre de Urdaibai, del reloj o del “perejil” (“Gernikazarra historia taldea”).

La leyenda sobre Jaun Zuria continúa con una batalla que habría tenido lugar en Padura sobre el año 870, en el pueblo de Arrigorriaga, “pedernal de piedras rojas”, se habría llamado así tras esta batalla por la sangre derramada, aunque la traducción es también parte de la leyenda; tampoco parece acertada la posibilidad que se deba el nombre a las minas de hierro de Ollargan que convertirían las piedras de la zona en rojas o “bermejas” como dice el conde Barcelós, pues son bastante lejanas al centro del municipio. Lo más probable es que el topónimo “Arrigorriaga” sea “pedernal de piedras peladas”, ya que “gorri” en euskera se puede traducir también como “pelado” (como el monte Aitzgorri entre Gipuzkoa y Alaba), pues la Iglesia Parroquial de Arrigorriaga, Santa María Magdalena, está sobre un montículo de piedras cercano al río y pelado de vegetación.

La batalla la ganaron los bizkaínos, que persiguieron a los astur-leoneses hasta el árbol en Luyando Malato (una encina), a 2 leguas de Arrigorriaga, donde clavaron sus armas. Desde entonces los bizkaínos defenderán ellos su territorio hasta este árbol y a partir de allí como mercenarios a sueldo.

El padre Manuel Larramendi (1690-1766) y después el escritor bizkaino Antonio Trueba (1816-1889), dicen que la palabra Malato es en verdad Malastu (lozanía), pero el mismo Trueba señala que es más probable que signifique “malatus” enfermo (o incluso "leproso"), justo lo contrario, pues en algunos textos se habla de que está seco o que sólo le quedan las raíces, así en las Crónicas de Lope García Salazar del siglo XV se le llama "árbol gafo", es decir, encorvado. El árbol malato se replantó en 1729 y se puso una lápida en el lugar.

La tumba del príncipe asturiano Ordoño sería según la tradición la que está en el pórtico de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena de Arrigorriaga, profanada hace dos siglos por las tropas napoleónicas en busca de tesoros, pero sólo aparecieron unos huesos y una espada hoy desaparecida; según el historiador Andrés de Mañaricua, sería la espada de un soldado que estaba haciendo el Camino de Santiago sobre el siglo XIV, debido a la indumentaria que se describe del caballero con la Cruz de Santiago en el pecho.

En unos versos épicos medievales anónimos recogidos por Juan Gorostiaga en la obra "Épica y lírica vizcaína antigua" publicada en 1952, se dice:

"Odoldurik heldu guiñan

mallatu arbola onetara

eta urren datozenak bere

alan ikusiko gaitubela"


(Cubiertos de sangre llegamos a este árbol Malato y los próximos que lleguen nos verán del mismo modo)

El último gran historiador vizcaíno, Andrés de E. Mañaricua, sin embargo, considera la leyenda de Jaun Zuria cuentos familiares de la Casa de Haro.

Conclusión sobre la leyenda de Jaun Zuria

Una tradición oral parecida a la Batalla de Padura y mucho más desconocida, es recogida por el historiador bizkaino Juan E. Delmas (s.XIX) y da cuenta de una batalla en la comarca de Lea-Artibai en el siglo X, en la pequeña anteiglesia de Ibaibaso, en la que los bizkaínos habríamos infligido una severa derrota a los "franceses" (a los francos lógicamente), desde entonces este pueblo se llamaría Gizaburuga, "lugar de los hombres sin cabeza".

Estas leyendas, en general, nos hablan de que la defensa del territorio bizkaíno en la Alta Edad Media probablemente se ejercería como en la Edad de Hierro (1.000 a.C. al siglo I a.C.), mediante las familias lugareñas cabeza de linaje, con ciudades amuralladas o simples poblaciones a media ladera a donde vuelven los bizkaínos tras la caída del Imperio Romano Occidental -que los bajó al llano para su mejor control-. Lugares de gran visibilidad que permitían prevenir mejor las acometidas de los bárbaros entre los que estaban los hérulos y los vikingos que devastaban la costa cantábrica e incluso llegando al mar mediterráneo, ciudades o poblaciones confederadas y reforzadas, ya que la costa bizkaína y gipuzkoana era la más interesante dentro del “salto vasconum”, incluido Busturia (“Bost-uri”, Cinco Ciudades según K.Mitxelena, topónimo atestiguado desde 1051).

Estas poblaciones servían como defensa del territorio, nombrando un jefe o caudillo en cada ocasión, el más poderoso del momento dentro de las grandes familias, lo que explicaría la leyenda de “Jaun Zuria”, al no tener los bizkaínos un verdadero “Señor” o soberano permanente desde la caída del duque baskón Waifre en el año 768 hasta su incorporación al reino de Pamplona-Nabarra, probablemente a comienzos del siglo X o finales del siglo IX, que ya se había constituido como un Estado pleno tras la Segunda Batalla de Orreaga en el 824 con el veterano líder Eneko Aritza como el primero de una nueva dinastía real baskona, la pirenaica.

Extraído de la web Marigoogle... http://www.marigoogle.com/?q=node/2229

Jaun Zuria en wikipedia... http://es.wikipedia.org/wiki/Jaun_Zuria

Artículo en Euskonews & Media... http://www.euskonews.com/0205zbk/gaia20501es.html

2011/05/10

Rojo, verde y blanco (II)

Rojo, verde y blanco (II)
II. CONJETURAS SOBRE EL DISEÑO

Iñigo Saldise Alda

Son abundantes las conjeturas, hipótesis, existentes en la actualidad sobre en que se basaron sus “creadores” al desarrollar el diseño original para la ikurriña. Hay quienes afirman, especialmente desde planteamiento nacionalistas imperiales españoles, que es una vulgar copia de otras insignias anteriores, destacando entre todas ellas la bandera del Reino Unido conocida como Union Jack(1). Incluso desde un nacionalismo vasco moderno, los hay quien promulgan, tras conocer la verdadera realidad histórico-política de los vasco(ne)s independientes o nabarros, intentando integrar el posicionamiento político heredado del imaginario aranista dentro del denominado paradigma nabarro y afirman, que la originariamente bandera bizkaitarra, sin rubor alguno, que la conjunción de las líneas horizontales, verticales y diagonales sobre fondo rojo existente en la ikurriña, personificarían en el moderno o actual planteamiento nacionalista vasco, evidentemente dentro de un proyecto ajeno a cualquier referente histórico-político del independiente Reino o Estado soberano de Nabarra, que la conformación actual de la ikurriña, incluso de los colores de la misma, es debida a que tomaron como base el escudo del único Estado fundado por los vasco(ne)s libres o nabarros. Incluso, hay algunos nacionalistas vascos, influenciados por los pensamientos del nacionalismo imperial español, que afirman sin pudor, que en la ikurriña se pueden distinguir la representación en el fondo rojo de Nabarra, en el aspa verde a Bizkaia y en la cruz blanca a Gascohna, a semejanza de la composición de la bandera del Reino Unido.

Como ya mostré-demostré-en mi anterior escrito dedicado a la ikurriña, concretamente en el apartado histórico referente a la moderna bandera de los vascos, el diseño de la misma fue obra de los hermanos Arana, Sabino y Luis. Pese a ello, éstos nunca se titularon como sus “creadores”, pues en su particular visión u opinión, lo único que ellos habían hecho fue el recrear en tela el fiel trasunto del escudo de Bizkaia, considerando por ese modo a la ikurriña como la expresión exacta del lema y del escudo de la comarca de Bizkaia. Para ello, es muy posible que siguieran la definición de bandera existente en el Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano de Literatura, Ciencias y Artes(2), diccionario que poseían en la biblioteca familiar en su casa de Abando.

A pesar de las propias palabras de Sabino Arana, los dos hermanos no se basaron en el correcto escudo de Bizkaia-formalizado por la Diputación de Vizcaya en el año 1899, posterior evidentemente a la invención de la ikurriña-existente en su época o contemporáneo, sino fehacientemente en otro; el cual, era nuevamente fruto de su enorme imaginación desmesurada y de las lecturas de autores fantasiosos carentes de cualquier rigor histórico-político e heráldico, como pudo ser por ejemplo los escritos y dibujos de Ibargüen-Cachopín, cronista del siglo XVI que conjeturó un originario y extraño escudo para Bizkaia, existente en una época en la cual aún no había dado comienzo la ciencia heráldica, pues ésta realmente comenzó en el primer cuarto del siglo XII en Normandía. Ello les hizo cambiar el fondo original de plata por el color gules y la cruz de gules que mencionan, inexistente en las diferentes ediciones del Fuero de Bizkaia del XVI-en alguna fuente que he consultado la cruz es de oro, lo que acarrearía una transgresión heráldica al colocar metal sobre metal-por una cruz de plata.
Para concluir y a más que nada a modo anecdótico, en un trabajo mío anterior que llevaba por título Navarre sans peur, encontré un par de similitudes con las banderas que inventaron los hermanos Arana a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Una es la bandera del regimiento militar francés de Brie, que estuvo en servicio desde el año 1684 hasta el año 1791, o igual quizás se basaron en el regimiento también militar francés de Ponthieu, en servicio desde el año 1685 hasta el año 1749, o ¿Tal vez en ambos? Unas banderas casi idénticas a la bandera de los hermanos Arana diseñada para ser la bandera de la República Bizkaina en el año 1894. Muy similares por lo menos en la distribución de los colores y en su formato, no en cambio en las proporciones de la mismas. Y la otra es la bandera del también regimiento militar francés de Sillery, de servicio en el periodo comprendido entre los años de 1701 y 1707. Ésta bandera sí que casi es idéntica a la bandera inventada por los Arana para la República de Euzkadi en el año 1907.

Conjeturas, rumores, sospechas,…, en definitiva, diferentes hipótesis que rodean y rodearan a la ikurriña, bandera originariamente para los vizcaínos y que actualmente se puede considerar, sin ningún tipo de problema o al menos para mí, como la bandera de todos los vascos. Tanto de los que somos de esta parte de Europa, como también de aquellos que son miembros de Euskal Herria nacidos y oriundos de otras partes del Mundo, como por ejemplo Argentina, Uruguay, México, etc., etc.

A modo de conclusión, decir que habría sido curioso ver cómo reaccionarían ciertas personas, especialmente aquellas ligadas al nacionalismo imperial español, si en lugar de readaptar el escudo de Bizkaia a sus gustos y teorías, en definitiva, a su particular imaginario político, los hermanos Arana hubiesen sido fieles al escudo real y tradicional desde el siglo XIV de esa comarca vasca. Ya que después de seguir sus mismos criterios y admitiendo por supuesto la existencia de una cruz en el escudo de Bizkaia como una evolución aceptada del mismo, la bandera resultante sería totalmente idéntica, salvo en las proporciones de las cruces que tomaron los hermanos Arana y que fueron modificas posteriormente en el año 1936, a la actual bandera de la marina de guerra búlgara.

NOTAS
1. Union Jack o Union Flag, bandera con una combinación en origen muy distinta a la originariamente vizcaína, ya que las cruces de la misma son de los santos patronos de Inglaterra, de Escocia y de Irlanda. La cruz roja sobre fondo blanco del centro es la de San Jorge, de Inglaterra. El aspa blanca sobre fondo azul es la cruz de San Andrés, de Escocia. Y el aspa roja sobre fondo blanco es la cruz de San Patricio, de Irlanda. Su versión final es del año 1801, cuando toda la isla de Irlanda estaba bajo dominio imperial inglés. Gales no está representado pues ya se encontraba unido a Inglaterra.
2. Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano de Literatura, Ciencias y Artes, editado en Barcelona sobre el año 1888 y cuya definición del término bandera es el siguiente: La bandera no es otra cosa que la reproducción del escudo, armas o blasón de un Estado, de una familia, de un bando, partido, etc., puesta en alto para que sea más visible así a los amigos como a los enemigos.

2011/05/08

Rojo, verde y blanco (I)

Rojo, verde y blanco
I. HISTORIA
Iñigo Saldise Alda

La actualmente hoy considerada como la bandera de los vascos o ikurriña(1), fue creada por los hermanos Luís y Sabino Arana Goiri en el año 1894, año de la Gamazada en la provincia española de Navarra. Concretamente fue el 14 de julio de ese año, cuando Sabino Arana fundó la sociedad "Euskeldun Batzokija" en Bilbao. Durante la ceremonia de apertura del mencionado centro, el veterano Ciriaco de Iturri izó por primera vez la ikurriña, una bandera cuya intención inicial era que fuese la de una futura Bizkaia independiente, más específicamente para la República Bizkaina. Apenas un año después, en la misma sociedad, la ikurriña fue aceptada como la bandera propia del EAJ-PNV, segundo partido más antiguo del Estado español tras el PSOE.

Los colores elegidos, rojo, verde y blanco, junto al formato y estructuración de la bandera bizkaina, lo explicó muy bien el propio Sabino Arana el 28 de julio de 1895 en el artículo titulado “La Bandera Fenicia”(2) que apareció en el número 31 de la revista Bizkaitarra. Unos colores basados en el escudo de Bizkaia y su significado totalmente encuadrados en un cristianismo católico palpablemente integrista y el Derecho Nacional de Bizkaia; en síntesis, Tradición Religiosa y Tradición Política, Dios y la Ley Vieja, Jaun-Goikua eta Lagi-Za’ra(Zarra).

Sabino Arana, en cierta manera y debido a su ideología política nacionalista, la cual era y es muy particular al estar basada en un imaginario carente en grado superlativo de una correcta base político-histórica sobre los vascos independientes, en el año 1907 llegó a inventarse nuevas banderas, esta vez específicas para los espacios de Nafarroa (Garaia eta Beheran), Gipuzkoa, Araba, Lapurdi y Zuberoa, y una común a todas ellas junto a la de Bizkaia, para la República de Euzkadi(3). Dichos bocetos no fueron asimilados en ninguna de las comarcas mencionadas, desechándose incluso la creada para la Republica de Euzkadi. Finalmente, la decisión del Partido Nacionalista Vasco fue que la ikurriña fuera la bandera de esa República Vasca independiente pese a que Luís Arana nunca dejó de considerarla como la bandera exclusiva de Bizkaia, siendo ondeada en el primer Aberri Eguna del año 1932, cuando en el Estado español reinaba el sistema republicano.

Es dentro de la II República de España, específicamente el día 21 de octubre de 1936, a propuesta del socialista Santiago Arnaz, ministro de Industria del primer Gobierno autonómico vasco, en el Parlamento de Vitoria el lehendakari José Antonio Agirre, nombra a la ikurriña bandera oficial para Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, es decir, para Euskadi.

Tras la sublevación militar contra el legítimo gobierno de la II República española, la ikurriña fue ilegalizada por el gobierno militar surgido del golpe de Estado. Durante la dictadura militar de Francisco Franco la ikurriña fue totalmente prohibida y perseguida su exhibición, al considerarla los españoles una bandera de los separatistas vascos. Esto la convirtió en un auténtico símbolo antifranquista, sobre todo visible en las tierras de Lapurdi, Nafarroa Beheran y Zuberoa, lugares donde se concentraba la gran mayoría de la resistencia vasca antifascista. La ikurriña no solo fue utilizada para identificarse con los gudaris que lucharon contra el ejército sublevado contra la II República española o franquista, que principalmente combatieron en Bizkaia, sino que fue manejada y ondeada por los vascos que se enrolaron en el ejército francés y la resistencia francesa, que lucharon durante la 2ª Guerra Mundial contra el nazismo y el fascismo(4). Actualmente la ikurriña está muy extendida y sigue ondeando en dichas comarcas en diferentes instituciones creadas por las sucesivas Repúblicas de Francia, como por ejemplo cualquier Hotel de Ville o Ayuntamiento, a pesar de no ser oficial en el Estado francés.

Durante los inicios de la considerada como transición española, la exhibición de la ikurriña siguió estando prohibida. Pese a ello, el día 5 de diciembre de 1976, al inicio de un partido de fútbol de la liga española, los capitanes de la Real Sociedad de San Sebastián y del Athletic Club de Bilbao, saltaron al terreno de juego portando una ikurriña provocando una enorme ovación de los presentes y la alegría generalizada en el Pueblo vasco o Euskal Herria. Finalmente, el día 19 de enero de 1977, volvió a permitirse su uso en el Reino de España, y el día 25 de ese mismo mes ondeó finalmente y por acuerdo municipal, en el Ayuntamiento de Iruñea, de Atarrabia y muchos otros municipios. Concretamente en Atarrabia se realizó un referéndum que, al resultar favorable, propició el uso de la ikurriña en el balcón municipal y en el salón de plenos de la localidad. En 1979, mediante el artículo 5 del Estatuto de Autonomía del País Vasco o Euskadi, la ikurriña fue de nuevo reconocida como la bandera oficial de dicha Comunidad Autónoma española, tras aprobación del Estatuto de Gernika en el Parlamento de Vitoria.

Hoy día, en Nafarroa Garaia, según la Ley de símbolos de 2003, la ikurriña está prohibido colocarla en los edificios oficiales implantados e impuestos por el Estado español, al ser considerada como propia de otra Comunidad Autónoma española. Ello no impide que se pueda ver en diferentes actos políticos, culturales, lingüísticos y deportivos que tiene lugar en la española Comunidad Foral de Navarra por la aceptación absoluta que ha realizado de esta bandera el Pueblo vasco o Euskal Herria.


Notas
1. Ikurriña: Término inventado por el propio Sabino Arana, mediante un neologismo del término euskaro ikur, que significa símbolo.
2. “La Bandera Fenicia”: Título de un texto de Sabino Arana. La Bandera, como te he dicho, no la usó Bizkaya antiguamente; pero la que tenemos los nacionalistas no es tampoco inventada por nadie, sino expresión exacta del Lema y el Escudo como verás. El fondo de nuestra Bandera es rojo, como el fondo del Escudo. Esto, en primer lugar, así tiene que ser. Ahora verás cómo los signos del Escudo y los términos del Lema están perfectamente representados en la Bandera. La Cruz blanca de la Bandera es la Cruz blanca del Escudo y el Jaun-Goikua del Lema. Así como Lagi-Za´ra: significa a la vez leyes e independencia, pues ambos son elementos o caracteres políticos; así la Cruz verde de San Andrés representa a un tiempo por su color el Roble del Escudo y las leyes patrias, y por su forma las cruces de San Andrés del Escudo y la independencia patria. Unidos están la Cruz y el Roble en el Escudo unidos por el eta, el Jaun-Goikua y el Lagi-Za´ra: del Lema; y unidas por lo tanto en un centro común deben estar en la Bandera las dos Cruces, blanca y verde. Y así como en la unión de la Cruz y el Roble en el Escudo, aquélla ocupa el lugar preferente, y en la unión del Jaun-Goikua y el Lagi-Za´ra: en el Lema lo ocupa el primero: así también en la Bandera la Cruz blanca está superpuesta a la verde de San Andrés. http://www.sabinetxea.org/libro/libro/11.html
3. Euzkadi: Otro neologismo inventado por Sabino Arana. Posteriormente, se cambió la z por la s, Euskadi; Actualmente este término está siendo utilizado para nombrar a una Comunidad Autonómica española, concretamente la que conforma las provincias de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa.
4. Extraído, junto a varios datos más, del blog de Eneko del Castillo, Nabarlur. Concretamente del escrito titulado Historia de la ikurriña. http://nabarlur.blogspot.com/2009/05/historia-de-la-ikurrina.html

2011/05/05

¿Aprenderemos tras la indignación?

¿Aprenderemos tras la indignación?
J.X. Mauleon, Cadreita-Nabarra

Antes de nada, debo advertir al posible lector o lectora del presente escrito, que yo, particularmente, hace ya muchos años que dejé de estar indignado con la política colonizadora del Reino de España y como no, de la República de Francia, ya que es totalmente acorde con su necesidad imperial y colonial. Incluso podría afirmar sin temor a ruborizarme, que nací ya indignado, pues soy hijo y nieto de aquellos que defendieron el sistema republicano, supuestamente democrático al menos dentro del Estado español. Es sí, con grandes matices nabarristas, que no absolutos, auténticos o plenos, similares a los que defendieron el republicano Serafín Olave en primer lugar, posteriormente y de forma diferente en materia territorial (zapiak bat) el fuerista Arturo Campion y varios de los compañeros de éste último en la Asociación Euskara de Navarra, la cual se proclamaba en origen apolítica (1877); vamos, defensores del inexistente pacto con el Estado español-sin olvidarnos que muchos de ellos asimilaron incluso el nacionalismo vizcaíno o aranista como el propio Arturo Campion-y de la posibilidad de conformar un Estado federal entre España y Nabarra.

A decir verdad, yendo al meollo de la cuestión de mi opinión plasmada en este escrito, desde que comencé a estudiar la historia política de nuestro Estado, Nabarra, dejé aún lado mi indignación y comencé a trabajar por el común. Por ello mi posicionamiento siempre ha sido el de no trabajar a expensas de lo que puedan decir, hacer o dictar las instituciones de las metrópolis de Madrid y Paris, muchas de ellas impuestas en la globalidad de nuestras tierras vasconas. Por ello me autotitulo “anarquistas”, eso sí, nabarro; vamos, como nuestro compatriota de Cascante, ribero y nabarro él-como yo-, de profesión albañil, internacionalista y anticapitalista, Lucio Urtubia, más conocido internacionalmente como “el zorro vasco”.

Dicho esto, hay que decir que he estado repasando la prensa escrita de los territorios ocupados y colonizados por el Reino de España, más concretamente los artículos de opinión-de ahí el porqué de este escrito-después de que el Tribunal Supremo del Reino de España, prohibiera a la coalición denominada Bildu, presentarse a las elecciones municipales y autonómicas promulgadas por el Jefe del Estado español, Don Juan Carlos de Borbón y Borbón, el cual, no lo olvidemos, fue proclamado Rey, acorde con la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947 promulgada durante la dictadura del “Generalísimo” Francisco Franco Bahamonde, militar que se alzó contra la legítima II República de España.

Asimilado esto, al menos por los patriotas nabarros como yo-sí, soy un anarquista con Patria-debo destacar dos artículos de opinión realizados por miembros del nacionalismo vasco o abertzalismo, como son Javier Vizcaíno y Floren Aoiz; eso sí, siempre respetando a dichas personas por mi carácter humanista nabarro, por ello no voy a entrar en el debate de que si son proyectos progresistas o de izquierdas los planteamientos de dichas personas y de la coalición Bildu, ya que al igual que dice constantemente el Sr. G. de nuestra Comisión Soberanista de Nabarra, Iñigo Saldise Alda, creo que ese debate se tiene que dar en un fututo, ojalá inmediato, dentro de nuestro Estado soberano e independiente de Nabarra.

Así pues, sin ánimo de ofender, creo que los miembros y simpatizantes de dicha coalición, que lleva por nombre Bildu, están siguiendo las pautas que se dictan desde el Reino de España. Vamos, están jugando bajo las Leyes coloniales españolas, se puede decir que van a rebufo de las decisiones que se tomen desde la metrópoli de Madrid, acatando conscientemente-decir lo contrario sería que son estúpidos y eso sí que no me lo creo- la Constitución del Reino de España, en la cual queda cerrado cualquier camino que pueda llevar a la independencia de cualquier territorio, colonial o no, perteneciente al imperio español; y esto último no lo digo yo, sino que nos lo recuerda uno de los pocas personas con aspecto demócrata que hay dentro del nacionalismo español, el señor don Arturo González, (…)la Constitución española determina que una autodeterminación del pueblo vasco debería ser aprobada por la totalidad de españoles,(…). A decir verdad, esta última frase yo no la he visto en la Constitución del Reino de España, si en cambio, en su título preliminar, artículo 2º, podemos leer lo siguiente, La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas, y en el artículo 8º.1ª del mismo, Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. Por cierto ¿Qué legitimidad, según el Derecho Internacional, señor don Arturo González, tienen ustedes los españoles para decir lo que queramos los nabarros?

Para concluir, creo o quiero creer, que los denominados independentistas nabarros (vasco y no vascos) ya conocen lo anteriormente mencionado. Por ello, espero y deseo que espabilen de una vez por todas y realicen una desobediencia política y civil activa, promulgando una acción de política soberanista directa, mediante la insumisión a unas urnas extranjeras e impuestas en nuestro amado País, como paso de concienciación para poder recuperar de nuevo nuestra libertad a través de la recuperación de la soberanía plena de nuestro histórico Estado, Nabarra. De lo contrario se cumplirá en un futuro próximo la triste metáfora de “la rana hervida” que nos dice nuestro compatriota Alots Gezuraga: “Si tomamos una rana y la introducimos en un caldero de agua hirviendo, ésta inmediatamente saltará huyendo del peligro. Pero si ponemos la rana en agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se quedará tranquila. Cuando la temperatura se eleva de 21 a 26 grados, la rana no hace nada, e incluso parece pasarlo bien. A medida que la temperatura aumenta, la rana está cada vez más aturdida, y finalmente no está en condiciones de salir de la olla, hasta que podría morir hervida sin que, ni siquiera, intentara salir. Es muy fácil reaccionar cuando las personas se enfrentan a un cambio brusco (la realidad manda, impulsa, mueve…), pero si estamos en nuestra zona de confort, es común que se toleren las molestias para no tener que enfrentar la situación incómoda de cambiar y cuando se es consciente de los cambios que se han producido alrededor y se pretende actuar, en ocasiones puede ser demasiado tarde. La mayoría de la gente está hipnotizada sin saberlo: no sabe nada de sí misma, no sabe qué debe cambiar, no sabe cómo cambiar su situación de insatisfacción e infelicidad”.

Estamos a tiempo de cambiar nuestro futuro, todavía. Solo depende de nosotros, pero para ello debemos descolonizar nuestras mentes y hacer política propia, política nabarra. En definitiva, no tenemos que seguir las directrices y las reglas que nos marcan desde las metrópolis colonizadoras e imperiales de Madrid y de Paris.

Axular

Axular
Antonio Urra Maeztu

Pedro de Aguerre y Azpilicueta, Axular, nació en Urdax en el año 1556, en el caserío Axular, de donde le viene su sobrenombre, y murió en Sara en 1644. Es el mejor prosista de la lengua vasca. Parece que estudió en Pamplona, Lérida y Salamanca. En 1596 se ordena sacerdote en Tarbes y es nombrado párroco de Sara. Tiene problemas con el sacerdote Haróstegui que pretende también la rectoría de Sara y le achaca a Axular ser español, pero Axular se siente navarro, llega el problema hasta el rey Enrique III de Navarra y IV de Francia que dice que él es rey de los navarros y da la razón a Axular por ser navarro. Destacó como predicador antes que escritor. Es época de florecimiento cultural en Iparralde. Su única obra fue Gero, Bi Partetan eta Beretzia, viene a expresar que quien dice luego (gero) dice déjalo, es malo dejar las cosas para más tarde. Tiene sesenta capítulos y puede figurar al lado de libros importantes de espiritualidad que han destacado en otras literaturas. En manos de Axular la prosa vasca alcanza sus cotas más altas de calidad. Se da cuenta de la diversidad dialectal que existe en el euskera. Habla de Euskal Herria (¿cuántos hablan de Euskal Herria desde bien antiguo, mal que les pese a algunos incultos actuales?) y cita: Nafarroa Garaya, Nafarroa Behera, Zuberoa, Lapurdi, Bizcaya, Guipúzcoa, Araba eta beste anhitz lecuac (y otros muchos lugares). Por ello quiere escribir para quienes no saben más que el euskera. En su libro intenta ser agradable cuando enseña, para convencer al lector utiliza la forma hika que es más directa y familiar. A la vez que original es erudito y echa mano de numerosas citas. En su estilo literario utiliza formas bellas, ágiles, flexibles, con preguntas retóricas, brillantes juegos de palabras, refranes, sinónimos; conoce al pueblo vasco y sabe introducir adecuados golpes de humor.

Puede afirmarse que es el mejor de los escritores vascos y del que siempre podremos aprender.

Extraído de la web del periódico Diario de Noticias de Navarra

2011/05/04

Otro modelo político es posible

Otro modelo político es posible
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

La fábula de “La rana hervida”: “Si tomamos una rana y la introducimos en un caldero de agua hirviendo, ésta inmediatamente saltará huyendo del peligro. Pero si ponemos la rana en agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se quedará tranquila. Cuando la temperatura se eleva de 21 a 26 grados, la rana no hace nada, e incluso parece pasarlo bien. A medida que la temperatura aumenta, la rana está cada vez más aturdida, y finalmente no está en condiciones de salir de la olla, hasta que podría morir hervida sin que, ni siquiera, intentara salir.

Es muy fácil reaccionar cuando las personas se enfrentan a un cambio brusco (la realidad manda, impulsa, mueve…), pero si estamos en nuestra zona de confort, es común que se toleren las molestias para no tener que enfrentar la situación incómoda de cambiar y cuando se es consciente de los cambios que se han producido alrededor y se pretende actuar, en ocasiones puede ser demasiado tarde. La mayoría de la gente está hipnotizada sin saberlo: no sabe nada de sí misma, no sabe qué debe cambiar, no sabe cómo cambiar su situación de insatisfacción e infelicidad”.


Observando la capacidad de encajar con un simple encogimiento de hombros la situación económica y política actual por la que pasa nuestro pueblo, quisiera hacer una serie de reflexiones, las cuales podrían parecer una “Utopía” como la Tomás Moro o la búsqueda de un gobierno perfecto como en “La República” de Platón, si no fuera porque son algo que, en gran medida, han sido la base de nuestra historia política más reciente y pasada.

El modelo totalitario fascista-español se actualizó sin cambiar nada esencial, incluso los dos modelos se llamaron igual: “democracia”, el primer modelo se llamó así mismo “democracia orgánica” y el actual se puede llamar “democracia de partidos o partitocracia”; los dos están a la misma distancia de la democracia o la soberanía del pueblo y ninguno de los dos es el “mejor modelo posible”, ni mucho menos, ni siquiera es un modelo exportable, en mi opinión, a una Nabarra libre.

Los partidos políticos no sirven más que para sus logros particulares, es más, no pueden representar al pueblo frente al Estado-gobierno como debería de ser su función, pues es el Estado el que les paga. La diferencia ideológica entre partidos es más teórica que real, y, en todo caso -la mayoría de las veces-, sin aplicación práctica de esas diferencias. Además, cuando parece que las hay, como la “ley del aborto” por ejemplo, en realidad no hacen más que representar una farsa, pues al llegar al gobierno, la supuesta “oposición” no cambia esa ley.

Estas reflexiones son perfectamente aplicables a los partidos posicionados para sacar votos de las naciones colonizadas pero con igual fin: participar en las instituciones imperialistas sin recato alguno, por tanto se convierten en agentes necesarios del imperialismo, el cual los maneja a su antojo: los “ilegaliza-legaliza-legaliza parcialmente” según sus propios intereses, siendo herramientas que usan para continuar su colonización y su objetivo irrenunciable: la exterminación del pueblo colonizado, nosotros. Los imperialistas los tienen tan controlados, los manejan tan fácilmente y los tienen mentalmente tan “hervidos”, que, incluso después de ilegalizarlos, siguen participando en las elecciones españoles en nuestras tierras pidiendo el voto nulo o en blanco: con lo que legitiman el resultado, las reglas de juego que les imponen y por tanto su propia ilegalización.

Pero la cuestión de la partitocracia va más allá del imperialismo que nos toca sufrir día a día: el modelo partitocrático crea clientelismo de mucha gente hacia los partidos y de una gran parte de la economía, es campo abonado para la corrupción y la falta de democracia. Todo poder político tiende al totalitarismo si carece de un control efectivo, del mismo modo que todo gobierno tiende a la corrupción si no tiene el contrapoder del pueblo, así, cuanto más corrupción hay en un Estado, es señal de una menor democracia en el mismo (o la falta de ésta), y, al contrario, un mayor control del pueblo al gobierno, redunda en un gobierno más eficiente en resolver los problemas del conjunto de la sociedad y en un modelo verdaderamente democrático.

La sociedad nabarra, una vez libre del imperialismo, debería de tener una impronta propia partiendo de lo que ya consiguió en los más de mil años de libertad (desde la caída del Imperio Romano Occidental hasta 1610). Una sociedad nabarra libre futura, debería de tener al menos un esquema parecido al que se describe a continuación (mejorable entre todos):

El individualismo es un elemento de gran valor, pero el ciudadano aislado y/o desunido es pasto del gobernador de turno, ¡qué más quiere un gobernante para campar a sus anchas que no tener un control efectivo por parte del pueblo!¡qué más quiere un gobierno o el mundo empresarial que tener ciudadanos desunidos o unidos en partidos políticos y sindicatos que controlan a sus anchas!.

La sindicación debe de ser obligatoria pero sin ayudas gubernamentales, su mantenimiento saldría de la propia nómina del empleado sin que haya más que un sindicato; pero, a diferencia del “sindicato vertical fascista-español” por ejemplo, éste tipo de sindicato sólo dependería de las aportaciones de los trabajadores y sería un control eficaz al empresario y al gobierno de los intereses del trabajador. Este sindicalismo carece de personal en nómina, no requiere de aparato burocrático alguno, en realidad no es más que un montón de comités de empresa, sólo cabría un servicio de asesoramiento jurídico independiente que saldría de las cuotas pagadas y a nivel nacional, con sus ramificaciones provinciales o comarcales, aunque cabrían convocatorias conjuntas de manifestaciones o paros de forma espontánea si se tuviera la necesidad. El control de las medidas que el gobierno pueda tomar que no favorezcan a los trabajadores, se harían vía referéndum como veremos. No se puede defender al trabajador si al defensor lo paga el gobierno, que es a su vez parte interesada en el conflicto, muchas veces incluso como empresario (empresas estatales donde las hubiera). No existe, hoy por hoy, una “clase obrera” como existía en el siglo XIX en la época de Marx y Engels, sino un “pueblo trabajador”.

Un peso mínimo del gobierno-Estado en la economía sería otro factor a potenciar. Este nuevo modelo económico-social (político) debe de empezar por el mismo sector público: servicio público pero gestión privada de todos de los servicios, es decir: una asignación concursal y control de cuentas y de la gestión. Sanidad pública de gestión privada, Mutuas privadas del trabajo controladas por la administración pública, contratación mediante concurso de un gabinete de arquitectos para las obras públicas que se acometan por 4 años, ikastolas concertadas pero de gestión privada o económicamente independientes (cooperativas de padres) y donde el temario que se enseñe sea el que nos interesa como sociedad -incluyendo nuestra historia que ahora no se enseña- etc.

Esto significa un gran ahorro de impuestos al ser innecesaria la gran masa funcionarial, lo que supondría un gran aumento de la productividad nacional, además de que se ganaría en democracia: la masa funcionarial es dependiente del Estado y un gran lastre democrático al estar plegado a los intereses de sus superiores y dueños: el Estado-gobierno. Una masa funcionarial tan grande como la actual es innecesaria, la función de los políticos debe de ser meramente fiscalizadora de las partidas presupuestarias asignadas mediante concurso para la gestión privada de los servicios públicos, incluida la propia administración pública, para ello no se requieren de tantos funcionarios, al contrario, es conveniente su reducción a la mínima expresión.

Pero, la diferencia más sustancial, vendría de la participación efectiva del pueblo en el poder mediante el control de todo el sistema político estatal. El modelo político debería de prescindir del viejo y totalitario modelo de partidos políticos. Los partidos políticos nabarros no cabrían en su sentido tradicional como hemos dicho. El modelo sería una actualización del derecho pirenaico, así, de cada fuego o casa saldría un voto para que cada Comunidad de Vecinos tenga un representante -al igual que se hace hoy en día-, el cual acudiría a la Comunidad de Barrio o “Auzolan” de ciudad frente al tradicional “Auzolan” o Concejo de las zonas rurales que seguirían igual que en las zonas del agro nabarro donde perviven. Ésta es la base del sistema político nabarro. Para pasar al siguiente cargo, se requeriría siempre un mínimo acreditado de 5 años en el cargo inmediatamente anterior.

Entre los representantes de los Auzolanes saldría candidatos a alcalde de cada municipio, aplicando siempre el derecho pirenaico y por 5 años, siendo los elegidos sustituidos en su puesto en el Auzolan por otros (se haría igual en los diferentes niveles políticos). Sólo cabría repetir 2 veces en cada cargo a partir de alcalde. El alcalde nombraría a 5 ediles que trabajen con él, los cuales saldrían entre los candidatos de los diferentes Auzolanes: urbanismo, administración pública y tres para otros servicios: transporte-movilidad, sanidad y cultura-educación (o similares). Como hemos dicho, toda la gestión será la adjudicación de todas las obras y de todos los servicios públicos así como su posterior control, incluidos todos los trámites de un municipio.

Los alcaldes de cada ayuntamiento se reunirían en las Merindades o Cuadrillas (en Bizkaia había históricamente seis merindades, que eran: Arratia-Bedia, Busturia, Durango, Markina, Uribe y Zorroza, pero hoy por hoy cabría hacer otras). Los presidentes de las merindades (merinos) o de las Cuadrillas, configurarían las Juntas Provinciales, siendo las provincias o tenencias en función de las demarcaciones históricas, buscando las económica y socialmente más interesantes para el país, sin tener que coincidir con las actuales -fruto de la violencia imperialista-. Un ejemplo de las provincias (antiguas tenencias) de los que hablo, podría ser en el caso de Bizkaia: las Enkartaciones en su sentido amplio –todo el territorio al Occidente del río Nervión hasta Castro Urdiales y el Valle de Mena-, Bizkaia nuclear, Duranguesado hasta Eibar y la tenencia de Aitzorrotz (Alto Deba) junto con Aramaiona; todo ello buscando un mejor funcionamiento y un acercamiento de la administración al ciudadano.

Las funciones de las Juntas Provinciales serán las históricas de las Diputaciones Provinciales Forales, menos la recaudación de impuestos, donde habría un único organismo pero con representación provincial y con una escala progresiva de impuestos: se buscaría una gran clase media-alta de ciudadanos siguiendo el modelo escandinavo. Los miembros de Hacienda sí serían funcionarios, pero serían controlados por las Diputaciones Provinciales.

El Gobierno del Estado, saldrá de una votación donde participarán todos los que cumplan las condiciones de ser nacionales según la Constitución que nos demos el día después de ser de nuevo libres. A estas elecciones es inadmisible que se presenten partidos políticos, lobbies o similares, que sólo se representan a sí mismos y son incapaces de sobrevivir sin la financiación del Estado, por tanto, incapaces de representar al pueblo. Los candidatos saldrán, en una primera votación, al menos uno por cada provincia, por tanto, con una experiencia previa en un puesto similar y anterior en el escalafón jerárquico-político, pudiendo presentar su candidatura sólo durante dos elecciones. El Consejo de ministros lo conformarán 5 de los miembros de los Juntas Provinciales a elección del Presidente del Gobierno.

Las campañas electorales son sólo para la alcaldía y el gobierno de la nación y serían financiadas con dinero público, donde participarán todos los candidatos por igual y con el mismo tiempo en los medios de comunicación durante un máximo de 10 días.

El sueldo de los políticos a partir del Alcalde, debe de ir acorde con los siguientes parámetros: un fijo bajo y un variable muy alto según proyectos cumplidos (incluidos los prometidos en campaña). Una consultoría externa emitiría un informe del patrimonio de cada cargo antes y después de cada legislatura a partir del alcalde, y otro informe sobre las desviaciones entre los presupuestos-proyectos y satisfacción general sobre ellos de la ciudadanía. Esta consultoría sería siempre extranjera y mundialmente reconocida y por sólo por 5 años para evitar clientelismos-corrupción. Cada una de las administraciones intermedias: Auzolan, Ayuntamiento, Cuadrilla-Merindad y Junta Provincial, tendrán un presupuesto para sus necesidades en función de su población corregido con su extensión.

En paralelo, una Junta de ancianos o Batzarre, haría las funciones de un “gobierno de la República”, con sus mismas atribuciones, con la vigilancia de la marcha del país en base a la “costumbre” que en nuestro caso es sinónimo de igualdad ante la ley y democracia, así como la ayuda en la buena gobernación del país desde su experiencia. Este órgano se iría constituyendo con los diferentes Jefes de Estado hasta que cumplan los 75 años, pudiendo internamente nombrar a alguien, por el interés del país, miembro del mismo (pero que luego debería de ser aprobado por el pueblo en referéndum). Su lema será el de los Infanzones nabarros: “Pro libertate Patria, gens libera state”.

Se harán referéndums vinculantes al menos 3-5 veces al año mediante los mecanismos informáticos más actualizados posibles y sobre temas que decida el Batzarre y no el Gobierno de turno, pudiendo la ciudadanía realizar referéndums reuniendo las firmas de un 5% de la población en edad de votar o propuestas para nuevos miembros del Batzarre (cabría también poner una cifra, como 100.000 firmas).

El poder judicial sería totalmente independiente del legislativo y del ejecutivo, no cabría ningún tipo de nombramiento por parte de éstos.

Todo poder político se basa en el poder militar. Un Estado como el español, donde la soberanía descansa en el ejército (art. 8 de su Constitución), el cual responde a su vez ante el jefe de Estado, por definición, es imposible considerarlo una democracia o soberanía del pueblo. Quien controla el ejército es el soberano de un Estado o el que tiene “la última palabra”, por tanto el pueblo debe de controlar su ejército en una democracia.

Pensar que cuando consigamos la libertad los imperialistas no van a intentar invadirnos de nuevo, no es realista y va contra su propia naturaleza depredadora. Un ejército profesional en nuestro caso tiene dos problemas importantes: es demasiado caro si lo mantenemos en un número suficiente de efectivos para hacer frente al imperialismo (España tiene 130.00 soldados profesionales, Francia aún más) y si el pueblo no controla su ejército, éste puede volverse un arma del gobierno contra la voluntad del pueblo (una dictadura). Por tanto, un modelo con un pequeño ejército profesional económicamente sostenible por nuestro país, debe de estar acompañado de un pueblo armado como estuvimos siempre cuando se aplicaba el derecho pirenaico, un modelo como el que tiene actualmente Suiza, por ejemplo. La única insumisión que un nabarro puede y debe practicar es: al imperialismo.

Este modelo es extensible a todos los Estados baskones invadidos o libres en una “República de Estados pirenaicos libres”, todos ellos de base baskona y nabarra, a saber: Nabarra hasta Atapuerca, Bearn, Gascuña, Aragón y Andorra, los cuales pueden formar una República federal de países pirenaicos libremente adheridos, por tanto, rompible en cualquier momento y unilateralmente.

Todo lo aquí relatado, no es más que un intento de actualizar el modelo que ha existido en nuestro país durante los siglos que fuimos libres y después mientras pudimos defenderlo frente al modelo partitocrático-totalitario que nos impusieron los imperialistas franceses tras su revolución (s. XVII) y los españoles tras las sucesivas derrotas forales en el siglo XIX (salvo durante las diferentes dictaduras) y en el que nos van “hirviendo como a ranas”, es por tanto un modelo mejorable entre todos, pero es, ante todo, un modelo democrático para que el pueblo sea libre, incluso después de conseguir liberar nuestro Estado del yugo imperialista.

Extraído del blog NABARRA, colonia de España y Francia

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011