SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2008/10/14

Iruinea, octubre de 2008

Iñigo Saldise Alda
Mujeres navarras
HARIA 23

Toda Aznar, Blanca de Evreux, Catalina de Foix, Margarita de Angulema y Juana de Albret, son los nombres de cinco mujeres que fueron muy importantes en la historia del Reino de Navarra. 652 años son los que separan el nacimiento de la reina Toda, del nacimiento de la reina Juana III de Albret. Diferentes épocas, con diferentes influencias y problemas, tanto exteriores como internos, que soportaron durante sus reinados en el Estado de Navarra.

La reina Toda

“Si queréis conocer la ingratitud del hombre, oídlo hablar de la mujer” José María Vigil

Nació el año 876 la mujer que estaba llamada a ser la más importante de la Alta Edad Media, no solo en el Reino vascón, sino en la totalidad peninsular, al participar activamente de la política interna del Reino de Pamplona, como en su relación tanto con los demás reinos cristianos, sin olvidarnos del mayor poder existente en la Península, proveniente de los árabes de Córdoba.

Toda fue una mujer de fuerte carácter, pero esto nunca le influenció en su tarea como reina y madre, ya que nunca se mostró injusta en ambas funciones. Jugó con inteligencia, nobleza y cuando el caso lo necesitó, con autoridad. Realizó magníficamente en los papeles de suplencia diplomática, mejor incluso que cualquier hombre. Mujer de gran espíritu y corazón. En su Corte se integraron diferente médicos, tanto musulmanes como judíos, los cuales estaban muy bien considerados en esa época.

Ésta reina de Navarra, fue la artífice de conseguir los apoyos necesarios para su marido en los recuperados territorios de Aragón, que hasta entonces se encontraban en poder carolingio. Tras la prematura muerte de su esposo, Sancho Garcés I, la reina Toda se encontró con que el heredero solo contaba con 6 años. A pesar de que, por primera vez en la historia del Estado navarro, nadie pone en duda que fuera el heredero legítimo, necesitó el apoyo Ximeno, hermano menor de difunto rey navarro, para hacerse cargo conjuntamente de la tutela.

La muerte de Ximeno a los seis años, tras varios éxitos militares contra los musulmanes de Zaragoza, provocó que un medio hermano de éste, de nombre Iñigo, mostrase claras intenciones de hacerse con el Reino. La reina Toda reacciona y solicita apoyo al hombre más poderoso de aquella época en la Península, su sobrino Abd al-Rahman III. Éste aprovecha una campaña cerca de Osma en el año 934 para acercase a Iruñea. La Reina Toda sale a su encuentro para recibirle, rindiéndole obediencia.

Pese a todo, la lucha por el poder en el interior del Reino vascón era feroz, pero la reina Toda se mostró firme con el apoyo del califa cordobés, pero sin significar que el Reino de Pamplona se convirtiera en un Estado satélite de Al-Andalus. Durante toda la regencia de la reina Toda, los navarros dan claras muestras de su independencia, lo que incluso llega a obligar al califa cordobés a realizar una nueva excursión por el Reino de Pamplona para imponer su autoridad con rudeza.

Esto provoca que Toda busque una nueva alianza con el rey de León, Ramiro II. Como consecuencia de la nueva alianza las tropas navarras de Toda, acuden a la batalla de Simancas, como aliados del reino de León y del Conde de Castilla, Fernán González. Los cristianos derrotaron al ejército musulmán. La valentía de Toda quedó reflejada en los anales de San Galo del año 965.

Valerosa en el ámbito militar, Toda no dejó de lado en ningún momento la política, demostrando su destreza en el ámbito político, no dudando en injerir con extraordinario arrojo en asuntos hereditarios, defendiendo la causa de su nieto Sancho el Craso, el cual fue suplantado por Ordoño IV el Malo, y repuesto en el trono leonés gracias a la potente interposición de la reina Toda, con viaje a Córdoba incluido.

Esta madre de siete hijos, tras su muerte fue enterrada dentro de los dominios del Reino de Pamplona, concretamente podemos encontrar su sarcófago en el monasterio de Suso.

Bibliografía


JIMÉNEZ LOS SANTOS, F. Artículo TODA AZNAR: La reina Toda, 1998

LACARRA, J M. Historia del Reino de Navarra en la Edad Media, 1976

NARBAITZ, P. Navarra o cuando los vascos tenían reyes, 2007

WIKIPEDIA. Toda de Navarra, http://es.wikipedia.org/wiki/Toda_de_Navarra

Blanca de Evreux

“Las mujeres, como los príncipes, encuentran pocos amigos verdaderos: todos los que se acercan a ellas persiguen sus propios fines” Barón de Lyttlelton

Esta mujer nacida en el año 1386, se caso con Martín de Sicilia en el año 1402 y siete años después, al enviuda sin tener descendencia, en el testamento de su difunto esposo siciliano, es designada como vicaria general o gobernadora de éste pequeño reino Mediterráneo, donde aún día, sus habitantes guardan un buen recuerdo de ésta sentimental mujer navarra.

En el año 1413 muere la heredera al trono navarro, su hermana Juana, provocando que tres años después se jurada como heredera al trono navarro por las Cortes de Erriberri, imponiéndose con ello un nuevo matrimonio para Blanca, pensándose en primer lugar en Juan de Foix, viudo de su hermana, pero tras las negociaciones de la reina viuda de Aragón, se define el matrimonio con el infante Juan de Aragón.

A pesar que Blanca de Navarra era 12 años mayor que el infante aragonés, el matrimonio se celebra en la Catedral de Iruñea el año 1420. La muerte de Carlos III de Navarra en el año 1425, provoca que junto a ella, suba al trono como rey consorte el infante Juan de Aragón. Mujer muy religiosa, casi mística, Blanca I de Navarra tenía un carácter pasivo ante la política, facilitando así que el Reino de Navarra quede a los intereses de su marido Juan II, el cual impone al Reinote Navarra una nueva política exterior, suponiendo eso una gran carga para las arcas navarras y eclipsando a la vez, a la menuda, sensible y frágil Blanca I de Navarra.

La muerte alcanzó a esta interesante mujer y activa madre de cuatro hijos en el año 1441. Un párrafo de su testamento fue aprovechado por su esposo Juan II, para usurpar el trono al legítimo heredero, el Príncipe de Viana, de nombre Carlos. Las Cortes de Navarra se muestran pasivas ante dicho testamento e incluso Carlos llega a un acuerdo con su padre, legitimando con ello el testamento de su madre. Sus restos se encuentran en Ujué.

“Aunque el príncipe pueda intitularse y nombrarse tras mi muerte, a título de heredero y por derecho reconocido, rey de Navarra y duque de Némours, no obstante le ruego afectuosamente que, por el honor debido al rey su padre, no tome esos títulos sin su consentimiento y bendición”. Testamento de Blanca I de Navarra.

Bibliografía

CASTRO, J R. Blanca de Navarra y Juan de Aragón, 1966

LACARRA, J M. Historia política del Reino de Navarra desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla, 1972

NARBAITZ, P. Navarra o cuando los vascos tenían reyes, 2007

RAMÍREZ, E. La reina Blanca y Navarra, 1999

WIKIPEDIA. Blanca de Navarra, http://es.wikipedia.org/wiki/Blanca_I_de_Navarra

Catalina de Foix

“Las mujeres y la música nunca deben tener fecha” Oliverio Godsmith

El año 1468 vio nacer a ésta mujer, a la cual el destino le guardaba su más amarga cara. La prematura muerte del rey de Navarra, su hermano Francisco Febo, la convierte en el año 1483 en reina de Navarra bajo la tutela se su inteligente madre, Magdalena de Francia. Su tío Juan de Foix, amparándose en la Ley Sálica, inexistente en el Reino Pirenaico, le disputa el trono navarro, lo que incentiva un retorno a la guerra civil en el Reino de Navarra.

Se casó al año de ser nombrada reina, con Juan de Albret, pero durante ese intervalo de tiempo, tanto los reyes católicos como el rey francés, intentaron con todo los medios que tenían a su alcance, un contrato matrimonial acorde con sus respectivos intereses políticos. Catalina Y Juan tuvieron que esperar al año 1495 para ser coronados, entre otras cosas, obligados por la cruenta guerra civil que vivía el Reino de Navarra.

Madre de 11 hijos, esta mujer buena y afable, tuvo que sufrir enormemente ante la muerte ocurrida en Castilla, de su hija Magdalena, cuando esta era rehén de Fernando II de Aragón, lo que incentivó una nueva guerra entre los soberanos navarros y el oscuro y traidor Luís II de Beaumont, aliado y partidario del aragonés, que concluyó con la expulsión definitiva del conde de Lerin, del Reino de Navarra.

Catalina era una mujer dedicada en cuerpo y alma a sus hijos, lo cual no le impidió atender las innumerables preocupaciones del Reino, por lo que nadie puede negar el hecho que gobernara el Reino Pirenaico junto su marido, Juan III de Navarra. En el año 1512 tuvo que poner rumbo al Bearne, vizcondado unido al Reino Pirenaico desde el año 1494, para acompañar a sus jóvenes hijos, salvándolos con ello, del invasor español, invasión ilegal comandada por el duque de Alda.

La muerte del rey Juan III provoca que Catalina I tome totalmente las riendas del gobierno navarro en una situación extremadamente difícil, ya que los soldados españoles seguían ocupando gran parte del Estado Pirenaico. La reina de Navarra realiza varias tentativas diplomáticas para restablecer la totalidad del Reino, enviando comisiones diplomáticas a Carlos I de España, recibiendo como contestación mentiras agradables, promesas verbales y bellas palabras huecas por parte del rey de español.

Murió en el año 1517, tras recibir de sus embajadores otra contestación negativa por parte de Carlos I de España. Mandó se enterrada en la iglesia catedral de Pescar, a la espera de poder ser trasladada a la catedral de Iruñea.

Bibliografía

ADOT, A. Juan de Albret y Catalina de Foix o la defensa del Estado navarro, 2005

LACARRA, J M. Historia política del Reino de Navarra desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla, 1972

NARBAITZ, P. Navarra o cuando los vascos tenían reyes, 2007

WIKIPEDIA. Catalina de Foix, http://es.wikipedia.org/wiki/Catalina_de_Foix

Margarita de Angulema

“El eterno femenino nos impulsa hacia arriba” Goethe

El año 1492 no solo fue el año del viaje a las Indias que realizó Cristóbal Colón, sino fue también el año del nacimiento de esta increíble y fascinante mujer. De cuna francesa, recibió a muy temprana edad clases de latín y griego. Su madre la propuso en matrimonio con Enrique, el príncipe de Gales, a la edad de diez años, pero ésta propuesta fue rechazada por el monarca inglés, Enrique VII.

El ascenso al trono francés de su hermano Francisco, fue en gran media el artífice del incremento de su influencia. Mujer activa y avanzada a su tiempo, de carácter abierto y ante todo extremadamente culta, mostró su mayor interés en su amor por la poesía.

Estuvo prometida a Gastón de Foix, pero la muerte de éste en la batalla de Rávena provoca que finalmente se case con el duque de Aleçon, quedando viuda de éste, en el año que su hermano, el rey Francisco I de Francia y el aliado de éste, Enrique II de Navarra, eran apresados por las tropas del emperador español durante la batalla de Pavía.

En el año 1527 se casa con Enrique II de Navarra.Tras su enlace matrimonial trasladan la Corte de Navarra a Pau. Mujer influenciada por el Renacimiento y el Humanismo, hace llamar a varios arquitectos, pintores y escultores, con la intención de reformar el castillo de Pau en un auténtico palacio renacentista, jugar desde donde comienza a cultivar la escritura, destacando sobre todos sus escritos el Heptamerón, donde podemos encontrar diferentes narraciones eróticas desde el punto de vista de una mujer, el cual estaba basado en el Decamerón de Boccaccio. En dicha obra podemos encontrar dos capítulos en los que la trama se desarrolla en Iruñea.

Margarita de Navarra acogió con agrado la Reforma, llegando a difundir incluso el platonismo y el evangelismo. Tuvo una hija, Juana y un hijo el cual murió siendo todavía un bebé. Fue enterrada en la iglesia catedral de Lesar. Años más tarde, concretamente en el año 1898, se encontraron varias piezas teatrales, poemas e incluso canciones inéditas escritas por Margarita de Navarra, que fueron agrupados para su publicación bajo el título de: Les dernières poésies de Marguerite de Navarre.

Bibliografía

ARBELOA, V M, La Corte protestante de Navarra (1527-1563), 1992

SORAUREN, M. Historia de Navarra, el Estado Vasco, 1999

URZAINQUI, T. Navarra Estado europeo, 2003

VV.AA. Enrique II de Albret “el sangüesino” (1503-1555), 2003

WIKIPEDIA. Margarita de Angulema, http://es.wikipedia.org/wiki/Margarita_de_Angulema

Juana de Albret

“No pidas a una mujer el imposible. Es capaz de darlo” Valeriu Butulescu

La vida de esta mujer estuvo marcada por la política, especialmente religiosa. Nacida en el año 1528, se crió en la corte de Paris junto a su tío Francisco I de Francia. Cuando apenas contaba trece años, su tío la casó con Guillermo de Cleves, pero a los cinco años el matrimonio fue anulado.

Con el nuevo rey Enrique II de Francia, se promueve un nuevo enlace matrimonial para la Princesa de Viana. Éste matrimonio tiene lugar en el año 1548 con Antonio de Borbón, duque de Vedôme. Mujer de gran talento, extraordinaria cultura, firme carácter, inquebrantables energías, elevadas ideas y bondadosos sentimientos, accede al trono del Reino de Navarra en el año 1555, tras la muerte de su padre, Enrique II de Navarra.

La reina Juana III junto a su marido Antonio de Borbón, continúa reclamando la restitución de las tierras al sur de Pirineo, las cuales permanecían ocupadas por tropas españolas. Incluso llega a presentarse, junto a su marido y varios caballeros navarros, en la frontera impuesta por los españoles, los cuales niegan el paso al séquito real navarro.

Antes de introducir la Reforma protestante en el Reino Pirenaico, la reina de Navarra junto a su marido, envía una carta de adhesión al nuevo papa Pío IV, con la cual buscaba la devolución de todas las tierras ocupadas por los españoles. Ante la negativa vaticana, por orden de Juana III de Navarra, el calvinismo fue divulgado en el Reino Pirenaico un año después. El propio Príncipe de Viana junto a su hermana, fue educado conforme a las creencias religiosas de Juana III de Navarra, teniendo incluso como institutor a Antonio del Corro, reputado reformador y exiliado español.

Al igual que durante el reinado de su madre la reina Margarita de Navarra, la Corte de Navarra fue un lugar de hospitalario para humanistas, renacentistas y reformadores, estos últimos especialmente. Esta mujer, devota protestante, se embarca en las denominadas guerras de religión, sin que la primera llegue a afectar al Reino Pirenaico. Juana III de Navarra se opuso firmemente a que jesuitas e inquisidores, provenientes del Reino de España, se establecieran en el Estado navarro, conocedora de las atrocidades sobrellevadas por los navarros que sufrían la ocupación española al sur del Pirineo.

Juana III de Navarra ordenó la traducción del nuevo testamento al euskara en el año 1571, siendo Joannes de Lizarraga el delegado para esta misión, intentando con ello que la palabra de Dios fuera accesible al pueblo de Reino de Navarra. Llegó a combatir al señor de Luxe quien apoya militarmente a los clérigos católicos, alzándose contra la reina de Navarra en las guerras de religión, bajo el pretexto defender la religión católica. Una vez más, una reina de Navarra contó con del mejor aliado del Reino, el señor de Agramont, que había aceptado la Reforma, como la soberana navarra.

Tras innumerables combates la reina Juana III de Navarra otorga el perdón a los rebeldes, proclamando la libertad de conciencia mediante el Manifiesto de los Gentileshombres y del pueblo de Navarra. Pese a todo, las guerras de religión continuaron afectando al Reino Pirenaico, lo cual no impidió que religión católica permaneciera en el mismo, gracias sobretodo al ejercicio de libertad y tolerancia que promovía la reina Juana III, la cual seguía el consejo en la Corte celebrada en La Rochelle, firmando una demanda de libre culto religioso, realizada en el año 1571 por los Estados de Navarra.

La reina Juana III de Navarra buscó una paz duradera con el reino cristiano de Francia, promoviendo un matrimonio entre el príncipe de Viana y Margarita de Valois, hermana del rey francés Carlos IX, a lo que en un principio se opuso el joven Enrique, Príncipe de Navarra. En 1572 la reina de Navarra fue envenenada en París, por mandato de su archienemiga la católica Catalina de Médicis, madre de la futura mujer de Enrique III de Navarra.

Bibliografía

JOUANNA, A. Historia y diccionario de guerras de religión, 1559–1598, Robert Laffont, colección "Bouquins", 1998

SAN MARTÍN, P J. Juana III de Albret (1528-1572).La fuerza de una mujer y la Biblia, 2003

SERRANO, B. Navarra. Las tramas de la historia, 2006

SORAUREN, M. Historia de Navarra, el Estado Vasco, 1999

URZAINQUI, T. Navarra Estado europeo, 2003

WIKIPEDIA. Juana III de Navarra, http://es.wikipedia.org/wiki/Juana_III_de_Navarra

Estas cinco damas son una pequeña representación del conjunto de las mujeres navarras, pasadas y presentes. Antes de terminar me gustaría recordar con mi mayor de mis afectos, a una mujer especial de nombre María Azpilkueta. Esta mujer de noble cuna agramontesa, sufrió la perdida de los vienes familiares tras la invasión española, además de la angustia ocasionada por conocer el destino de dos de sus hijos, los cuales luchaban al invasor español, esto sumado a la separación obligada de sus hijas y sobretodo de su ojito derecho, del cual conocemos su historia mejor que de la propia María. La suma de estos hechos que vivió, le llevó a esta mujer navarra a firmar como la triste María. Pero gracias a todas ellas y a todas vosotras, algún día cercano se hará realidad la siguiente afirmación:

“Navarra será la admiración del Mundo” William Shakespeare.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011