SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2010/04/29

NABARRA. Reflexiones de un patriota


Bueno, tras la realización de numerosos artículos entorno a nuestra Patria Nabarra y por la insistencia de familiares y amigos, os presento mi primer libro, cuyo título lo dice todo. El precio del mismo son 32€. Su compra se puede realizar de foma exclusiva por internet, a través de esta dirección:
http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/nabarra-reflexiones-de-un-patriota/10795383

Además de las reflexiones con las cuales intento colaborar en la recuperación de la plena soberanía del Estado de Nabarra, en su interior se contemplan también unos mapas histórico-políticos, a todo color, realizados por nuestro compatriota Eneko del Castillo.

2010/04/24

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Orígenes; identidad cultural y jurídica
Soberanía de Navarra

Hoy a comienzos del siglo XXI, los habitantes de esta parte o zona de Europa nos transportamos a través del espacio temporal por dos itinerarios, uno que nos sumerge en nuestro pasado y otro que intenta deslumbrar un futuro libre y propio. Para alcanzar próximamente un futuro libre y propio, se necesitan las enseñanzas histórico-políticas necesarias, junto a las raíces de nuestra existencia, para así poder proyectar las permutaciones y las evoluciones necesarias en vías del desarrollo, en un proceso continuo de forja y conocimiento, en el cual sobresale no sólo el ámbito de lo material, sino incluso también la llamada voz de la espiritualidad. Y desde tales principios, podemos acercarnos a la obra de nuestros fundadores, los pueblos vascos que habitaron nuestra bella Europa. Ese espacio geográfico y cultural integrado por una misma nación lingüística emparentada con el euskara, que según el ruso Kart Boucha y el argentino Gandía se extendía desde el Cáucaso al Atlántico y desde el norte de África al norte de Europa en los periodos del paleolítico y neolítico, hasta la entrada de los pueblos indoeuropeos. Esos primitivos pueblos vascos lograron subsistir en amplias zonas en entorno al Pirineo; concretamente, desde el río Garona al norte, hasta el sistema ibérico por el sur, sin significar con ello, la existencia de una frontera política entre galos y vasco-aquitanos por un lado y vasco-ibéricos con celtibéricos o hispano-celtas por otro.

Así, la primera organización de nuestros antepasados fue durante la Iª Edad de Hierro. Esta estaba basada en la propiedad comunal de la tierra, teniendo como característica principal el reparto equitativo de todos los bienes, donde la mayoría de la población poseía unos niveles ecuánimes de recursos económicos. Los poblados de aquellos pueblos vascos abarcaban poca extensión, debido principalmente a la presión militar celta, pero abundaban en las dos vertientes del Pirineo y en la costa del Atlántico. Estos territorios fueron habitados por pequeños grupos, los cuales formaban en sí mismos, auténticas unidades sociológicas completas, cuyos miembros estaban relacionados entre sí por lazos claramente normativos y culturales. Esta es una clara realidad jurídica, denominada comunidad vecinal, con la cual se encuentran los romanos.

La entrada del imperio romano en las tierras de los pueblos vascos, no significó la desaparición del euskara, signo cultural principal que los unía. A diferencia de los pueblos celtas, los pueblos vascos mantuvieron una estrecha relación con los romanos, basada en la amistad y una franca colaboración a pesar de aislados enfrentamientos, lo que les permitió recuperar territorios perdidos ante las tardías acometidas guerreras de los pueblos celtas. Incluso mercenarios de los pueblos vascos, enrolados en legiones romanas, participaron en la guerra contra los britanos, como lo atestiguan varias tumbas de la época que se encuentran en las proximidades de la actual London. Las características del territorio de estos pueblos vascos, hizo que la romanización no fuera homogénea. Las comunidades vecinales vasconas subsistieron durante la imposición jurídica de la época romana. Esto fue posible por ser poblaciones con una organización vecinal, que asemejaron con relativa facilidad los esbozos jurídicos del municipio romano en materia de comercio, por lo que únicamente fueron las nuevas relaciones socioeconómicas las que se basaron en el derecho romano, sin eliminar el antiquísimo Derecho Pirenaico, basado en las costumbres y tradiciones prehistóricas, propias de los nativos europeos, los vascos.


BIBLIOGRAFÍA

ALTUNA ENZUNZA, Aitzol. Toponimia Vasca en Europa, 2006
ALTUNA ENZUNZA, Aitzol. Los pueblos vascos al entrar en la historia, 2008
ARIZNABARRETA, Joseba. Pueblo y Poder. Cuadernos para la reconstrucción de la razón, 2007
GORROSTERRATZU, Xabier. Noticia de las dos Vasconias: prólogo del traductor, 1929
LACASTA ESTAUN, Gartzen. El Euskera en el Alto Aragón, 1994
MEZQUIRIZ IRUJO, Mª Angeles. El periodo romano en la Vasconia Peninsular, 1997
NUÑEZ ASTRAIN, Luis. El euskera arcaico. Extensión y parentesco, 2002
OIHENART, Arnauld. Noticia de las dos Vasconias, la Ibérica y la Aquitana, 1929
JIMENO JURIO, José María. Historia del euskera, 1997
SALDISE ALDA, Iñigo. Los Fueros. El derecho Pirenaico del Estado de Navarra, 2009
SORAUREN, Mikel. Historia de Navarra, el Estado vasco. 1999
URZAINQUI MINA, Tomás. Orígenes del Derecho Pirenaico, 1993

2010/04/23

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Ioannes Leiçarraga
Soberanía de Navarra


“Todo el mundo sabe qué diferencia y qué diversidad hay en el Pueblo Vasco en la manera de hablar, casi hasta de casa en casa”. Ioannes Leiçarraga

La vida de Ioannes Leiçarraga, hombre sabio y piadoso, transcurrió entre los reinados de Catalina I de Nabarra y Enrique III de Nabarra, IV de Francia. Nació en Besakoitz, situado en la comarca de Laburdi en el año 1506(1) , vivió de cerca la brutal invasión española del Reino de Nabarra entre los años 1512 y 1524. Nombrado sacerdote católico, abraza el evangelio reformista al mismo tiempo que lo hizo la reina Juana III de Nabarra, quien lo ampara tras haber sufrido persecución y encarcelamiento por los ultra-católicos de la comarca labortana. Estando en Laburdi en el año 1563, es invitado al Sínodo Reformado de Pau, siendo ordenado pastor evangelista en la capital del Estado Pirenaico de Nabarra, en abril del año 1567.

Joannes Leiçarraga, aparte de la lingua navarrorum, dominaba el francés, el castellano, el griego y el latín, por lo que fue llamado por la reina de Nabarra, Juana de Albret, para la traducción del Nuevo Testamento, Iesus Christ Gure Iaunaren Testamentu Berria, directamente del griego, acompañándose de una versión latina realizada por el ilustre humanista Desiderius Erasmus Rotterdamus, más conocido como Erasmo de Rotterdam. Ioannes Leiçarraga tenía un alto concepto del Nuevo Testamento como Palabra de Dios, por lo que la traducción del mismo al euskara, es muy fiel al original, rallando incluso en exceso el literalismo, siendo practicante del lema protestante, Sola Scriptura. Esta obra es registrada en el feudo protestante de La Rochelle, el 24 de septiembre del año 1571, siendo imprimada antes de la conclusión del mismo. Posteriormente, Ioannes Leiçarraga también trabajó en la traducción al vascuence de otras obras de Jean Cauvin, más conocido actualmente como Juan Calvino debido a la latinización de su apellido a Calvinus.

Realmente no fue Juana III de Nabarra la que pagó de su bolsillo todos los gastos de la traducción, sino que ciertamente, ateniéndonos a lo que figura en las Actas de los Sínodos, fueron el conjunto de las iglesias protestantes, con el Consejo eclesiástico al frente, las que sustentaron con sus aportaciones los gastos de traducción, revisión y publicación de todas las obras traducidas por Ioannes Leiçarraga. En el Nuevo Testamento, además de los veintisiete libros que lo forman, el pastor nabarro añadió seguidamente la Confesión de fe de las Iglesias Reformadas, escrito por Jean Cauvin. También incluía la Liturgia en la que se explicaban las definiciones y descripciones de lo que debe saber el cristiano, junto a un Calendario Lunar para saber cuando era Pascua, a su vez de tener conocimiento de las fiestas y domingos. Así mismo, contenía el Catecismo de la Doctrina de la Reforma ginebrina, plasmado en el año 1542 con monografías para todos los domingos del año. Murió en la localidad de Bastida en el año 1601.

Hoy día, sigue existiendo algunas ligeras diferencias, que incluso parecen en muchos casos insalvables, entre los lingüistas y estudiosos del euskara, en referencia al dialecto en el cual está escrita la traducción de Ioannes Leiçarraga. Incluso, hay quienes afirman que a pesar de contar con una base claramente basada en el dialecto labortano, no descuida el bajo-nabarro y el vascuence de otros lugares, llegando inclusive a afirmar, que esta es la base del euskara actual conocido como Batua. Sin ánimo de entrar en polémicas, el sacerdote y escritor labortano Piarres Lafitte, afirma ateniéndose al propio prólogo de Ioannes Leiçarraga, que el Nuevo Testamento está escrito íntegramente en su labortano natal(2). Según Louis Lucien Bonaparte, en el momento de nacer Ioanne Leiçarraga, en Besakoitz se hablan tres dialectos, labortano, alto nabarro y suletino, por lo que el pastor nabarro habría utilizado los tres dialectos a la vez(3). Por el contrario, Mathieu René Lanfon afirma que en aquella época muchos bajonabarros y suletinos viajaban al pueblo natal de Ioannes Leiçarraga, que los padres y abuelos del escritor eran de la conocida como Baxenabarroa, e incluso los ayudantes que le asignó la reina de Nabarra eran suletinos. Así se explicaría que las tres formas estén presentes en sus textos. De todas formas, fuere como fuese, como dijo Juna María de Olaizola: "Lizarraga es para el euskera... como Shakespeare para el inglés, como S. Jerónimo para el latín... como Lutero para el alemán."

1. Otras fuentes consultadas indican que nació en el año 1527, por lo que no habría comprobado el paso de tropas invasoras españolas, entre 1512 y 1524, por la comarca de Laburdi
2. Otros investigadores y lingüistas dicen que esto es incorrecto, ya que en el pueblo de Besakoitz se habla bajo-nabarro; en todo caso, según los contrarios a esta hipótesis, habría sido durante sus estudios para sacerdote dentro de la comarca de Laburdi, cuando Ioannes Leiçarraga habría aprendido el dialecto labortano.
3. Los detractores de esta hipótesis se basan en que estos dialectos mencionados, no aparecen escritos hasta un siglo después.

BIBLIOGRAFÍA

ARBELOA, V M, La Corte protestante de Navarra (1527-1563), 1992
AUÑAMENDI EUSKO ENTZIKLOPEDIA.
http://www.euskomedia.org/aunamendi/103432
DE OLAIZOLA, Juan María. Historia del Protestantismo en el País Vasco, el Reino de Navarra en la encrucijada de su historia, 1993
HIRU.
http://www.hiru.com/es/euskal_literatura/euskal_literatura_00450.html
JOUANNA, A. Historia y diccionario de guerras de religión, 1559–1598, Robert Laffont, colección "Bouquins", 1998
LA BIBLIA WEB. http://labibliaweb.com/?tag=biblia-de-leizarraga
ORIA, Jon. Navarra es una colonia española y francesa, 1994
PUNTUBI. http://www.puntubi.com/laburrak/leizarragajoanes.htm
SAN MARTÍN, P J. Juana III de Albret (1528-1572).La fuerza de una mujer y la Biblia, 2003
SERRANO, B. Navarra. Las tramas de la historia, 2006
SORAUREN, M. Historia de Navarra, el Estado Vasco, 1999
URZAINQUI, T. Navarra Estado europeo, 2003
VV.AA. Joanes Leizarraga, vida y obra, 2007
WIKIPEDIA.
http://es.wikipedia.org/wiki/Joanes_Leizarraga

2010/04/22

Estado de Nabarra, la Historia

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, la Historia
Soberanía de Nabarra

“La historia es a los pueblos, como las raíces a los árboles”. Un anónimo estatalista nabarro

“No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños”. Marco Tulio Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano

La Historia es la ciencia que tiene como objeto el estudio del pasado de la humanidad, y como método el propio de las ciencias sociales. Se denomina también Historia al periodo histórico que transcurre desde la aparición de la escritura hasta la actualidad.

A su vez, llamamos Historia al pasado mismo, e incluso, puede hablarse de una historia natural en que la humanidad no estaba presente (término clásico ya en desuso, que se utilizaba para referirse no sólo a la geología y la paleontología sino también a muchas otras ciencias naturales; las fronteras entre el campo al que se refiere este término y el de la prehistoria y la arqueología son imprecisas, a través de la paleontología).

La memoria histórica es un concepto historiográfico de desarrollo relativamente reciente, que puede atribuirse en su formulación más común a Pierre Nora y que viene a designar el esfuerzo consciente de los grupos humanos por entroncar con su pasado, sea éste real o imaginado, valorándolo y tratándolo con especial res. Para entender muchos acontecimientos de hoy, hay que recurrir como siempre a la historia, esto es al pasado. Lo mismo ocurre con los sucesos de la evolución mediante la ciencia de la antropología se esclarecen los hechos del pasado.

Por ello cuando un País como el nuestro es conquistado genocidamente y colonizado por los tres estados más imperialistas de Europa “España-Francia y El Vaticano” lo primero que realizan es ocultar la realidad histórica y cultural de nuestro Pueblo y suplantar con una hábil maniobra de trucaje todo el imaginario original basado en el “Derecho Pirenaico, antes leyes que reyes” por el “Derecho romano”, para mejor controlarnos y con ello instaurar permanentemente la “Pax romana”

Hoy como ayer solamente han cambiado los tiempos pero los métodos son similares y evolucionados, hago míos algunos párrafos extraídos de un magnífico artículo realizado por nuestro compatriota y estatalista nabarro Iñigo Sadise, que dice lo siguiente:

La maquinaria imperialista franco-española nunca ha descansado en su continuada labor colonizadora. Un trabajo ciertamente nacionalista, bien español o bien francés, perpetuamente con la clara intención de dominar a la Nación Nabarra. Para ello falsean y ocultan la realidad histórica del Pueblo más antiguo de Europa y de sus respectivas acciones militares, violentas e ilegales, que acabaron por apartar al Estado de Nabarra de los diferentes mapas políticos europeos y mundiales.

El reino de España y la república de Francia-tengámoslo presente-, controlan el temario educativo global en sus respectivos estados y también en su colonia pirenaica, Nabarra. Especialmente significativo y no solo en su carácter nacionalista, sino más bien por su signo colonizador, es lo concerniente a la materia de Historia. Esto es debido precisamente a esa política esencialmente imperialista, donde es necesaria una constante ocultación y falsificación de la realidad histórica del Reino de Nabarra, en todos los libros de texto de esos estados déspotas, teniendo como único objetivo político, buscar la sumisión absoluta e incondicional del Pueblo Nabarro.

La estrategia opresora de todos los imperios, una vez asentada la ocupación militar, política y jurídica en cualquiera de sus colonias-este es el caso claro de la situación actual de nuestra amada Patria Nabarra-es la de exterminar los símbolos políticos nacionales y patrios de los pueblos colonizados. Para ello, se basan de todas las armas que dispone a su alcance, destacando entre ellas la educación. Toda clase de armas son ejecutadas si es menester y por el bien del imperio, gracias única y exclusivamente al poder que ellos poseen, el cual no está dispuesto a perder nunca.


Recientemente he escuchado a un contertulio político abertzale que decía, la realidad es la que hay, refiriéndose a la situación actual y el contexto político. Evidente es la realidad del conquistado y colonizado, además de la alienación y el negacionismo de nuestro ser; como estatalistas nabarros que somos, es preocupante la posición de ciertos prohombres del abertzalismo, sobre todo de la derecha, con cuya simpleza practican la dejación de todo referente nacional vasco. Su cortedad de miras llega hasta el paroxismo, solo piensan en el bolsillo, no es de extrañar que los herederos del imperialismo cutre franco-español-vaticanista se sientan cómodos. Solo falta que nuestros prohombres políticos desnacionalizados y reducidos a simples infrarobots, los paseen bajo palio tal como se le hacia a aquel personajillo de triste figura y peor recuerdo, bendecido y protegido por la iglesia católica y que no pasará mucho tiempo en ser elevado a los altares.

“Por la recuperación de la SOBERANIA y el Estado Nabarro”
Gora Nabarrako Estatu Osoa!

2010/04/19

Iruinea, Abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Mentes colonizadas
Soberanía de Navarra

“Salvo el poder, todo es ilusión”. Vladimir Iliich Lenin

La maquinaria imperialista franco-española nunca ha descansado en su continuada labor colonizadora. Un trabajo ciertamente nacionalista, bien español o bien francés, perpetuamente con la clara intención de dominar a la Nación Nabarra. Para ello falsean y ocultan la realidad histórica del Pueblo más antiguo de Europa y de sus respectivas acciones militares, violentas e ilegales, que acabaron por apartar al Estado de Nabarra de los diferentes mapas políticos europeos y mundiales.

El reino de España y la república de Francia-tengámoslo presente-, controlan el temario educativo global en sus respectivos estados y también en su colonia pirenaica, Nabarra. Especialmente significativo y no solo en su carácter nacionalista, sino más bien por su signo colonizador, es lo concerniente a la materia de Historia. Esto es debido precisamente a esa política esencialmente imperialista, donde es necesaria una constante ocultación y falsificación de la realidad histórica del Reino de Nabarra, en todos los libros de texto de esos estados déspotas, teniendo como único objetivo político, buscar la sumisión absoluta e incondicional del Pueblo Nabarro.

La estrategia opresora de todos los imperios, una vez asentada la ocupación militar, política y jurídica en cualquiera de sus colonias-este es el caso claro de la situación actual de nuestra amada Patria Nabarra-es la de exterminar los símbolos políticos nacionales y patrios de los pueblos colonizados. Para ello, se basan de todas las armas que dispone a su alcance, destacando entre ellas la educación. Toda clase de armas son ejecutadas si es menester y por el bien del imperio, gracias única y exclusivamente al poder que ellos poseen, el cual no está dispuesto a perder nunca.

Muchas mentes colonizadas de este País, creyeron en su día que con la consecución de la creación de una red de escuelas en la lengua de los nabarros o euskera, se había logrado un importante triunfo para nuestra nación. Numerosos ciudadanos fueron los que pensaron que en esos centros educativos, donde por cierto no puedo de pasar de decir, que existía y existe un gran respeto hacia nuestra cultura milenaria, se podría dar un paso de gigante en la educación, más específicamente en una materia tan importante como lo es la Historia; pero a decir verdad, como bien dice mi amigo y compatriota Joxemari Unzueta, “es un embuste muy lejano de la realidad”.

Estas escuelas, en lugar de regirse de una forma indudablemente independiente, aceptaron avasallarse al temario educativo de los estados imperialistas, siendo con ello palpablemente dóciles y sumisos a las imposiciones colonialistas franco-españoles. Desde estos centros educativos o ikastolak, bien ya sean públicos o privados, estamos obligados a decir y reconocer, bien alto y claro, que no se enseña nuestra propia historia, sino que las generaciones venideras están estudiando la historia de dos imperios, el español y el francés, que indudablemente y en última instancia son los responsables de nuestro actual escenario de esclavitud.

Dejémonos ya y de una vez por todas, de ser meros ilusos y reconozcamos este gravísimo error. “Nuestras “ikastolas”, manifiestamente hoy son meros centros de colonización en masa, nadie con dos dedos de frente puede atreverse a negarlo. Es cierto que desde los diferentes grupos políticos españoles, siempre han acusado a estos centros educativos de ser nidos de nacionalistas vascos-siendo suaves-, debido principalmente a su odio visceral a la lengua primogénita de los nabarros, el cual es supremo, despótico y enfermizo, sumado a su nacionalismo español extremo. Pero a decir verdad, esa acción es un método o arma más, que utiliza el imperio español para facilitar el sometimiento y la colonización de la Nación Nabarra, ya que lo importante para cualquier imperio, es que un pueblo invadido, ocupado y conquistado, se olvide de su verdadero ser político.

A modo de conclusión, decir que aunque parezca mentira, el cambiar estos designios está solamente en nuestras manos. Solo debemos aplicar la desobediencia civil en las clases de historia y enseñar nuestro pasado real y soberano. No es preciso siquiera, dejar de recibir las subvenciones, realmente pequeñas, pobres y escasas, que lleguen a esos centros educativos desde dichos imperios, sino trampear los exámenes en esa materia por el bien distintivo de un aprendizaje histórico correcto y acorde a la realidad de los hechos pasados a lo largo de los siglos; de lo contrario seguiremos colaborando en la colonización de las mentes de nuestros hijos e hijas, los cuales son el futuro de nuestra Nación Nabarra.

Mesa redonda-Gazteiz


2010/04/18

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Frente Patriótico de Nabarra
Soberanía de Navarra

Al igual que mi compatriota Joserra Rezio, estoy convencido de la necesidad obligada de tender puentes entre aquellos nabarros que queremos, verdaderamente, recuperar la libertad mediante la recuperación de la plena soberanía de nuestro Estado, Nabarra. Una soberanía que nos fue arrebatada por la fuerza de las armas y que a día de hoy, por desgracia para nuestro interés libertario, continúa retenida por las políticas imperialistas de las metrópolis colonizadoras española y francesa.

Desde los diferentes agentes políticos existentes de la actualidad en nuestro País, escuchamos últimamente permanentes arreglas independentistas y soberanistas. Pero tristemente debmos recordar, que este discurso libertario no es realizado por todos, e incluso para más INRI, muchas veces dichos manifiesto calificables de poseer un alto carácter patriótico, son totalmente contrariados a continuación por las posteriores acciones desarrolladas por dichos agentes, que indudablemente legitiman de manera prolongada la brutal esclavitud del Pueblo Nabarro.

Palpablemente y en muchos casos-dejando de lado de una forma consciente e intimada, el planteamiento ideológico y político para la estructuración estatal futura de nuestro Estado de Nabarra-la división constate y partidista, es debida a unos planteamientos terciarios, pues muchos, por no decir la absoluta mayoría de esos agentes políticos, anteponen sus diferentes ideologías, que van desde la conservadora hasta la progresista, por encima del ineludible primer paso necesario para alcanzar de nuevo la independencia de este Pueblo, que no es otro más que la necesaria unidad por el bien de nuestra Patria Nabarra.

Todos nosotros, si es que ciertamente queremos recuperar o reinstaurar la plena soberanía del Estado de Nabarra, debemos colocarnos frente al espejo y realizar una profunda autocrítica interior de nuestros actos políticos pasados, para así, una vez reconocidos los errores y aciertos pasados, poder asistir ante nuestros compatriotas con la lección aprendida. Este simple y sencillo ejercicio, también lo deben hacer todos aquellos grupos políticos que gritan independencia y soberanía. Se obligan con ese discurso a analizar con seriedad todas sus acciones pasadas, por supuesto teniendo que reconocer sus errores, comprometiéndose y forzándose a no repetirlos, a la vez de potenciar en la práctica su acertado mensaje.

Esta actuación no debe quedarse solo en ello, sino que nosotros, todos, somos los que nos tenemos que encargar de limar pasadas asperezas, ciertamente estúpidas, con nuestros compatriotas y estimular un Frente Patriótico de Nabarra, bajo una clara unidad Nacional y por supuesto, sin dejarse arrastrar a la política electoral impositiva española y francesa, ya que con ella seguiríamos repitiendo el grave error de legitimar nuestra esclavitud, al mostrarnos obedientes y sumisos a los designios imperialistas español y francés.

Este Frente Patriótico de Nabarra debe tener exclusivamente un carácter político Estatal, que de sentido y orientación a las legítimas manifestaciones del espíritu democrático del Pueblo Nabarro, en el actual momento histórico que estamos viviendo. Pero claro está, teniendo muy presente que jamás deberá convertirse dicho F.P.N. en partido político-aceptando con ese necio paso las impositivas constituciones española y francesa-o en apéndices de algún agente político en particular, bien sea esta de izquierdas, del centro o de derechas. La fuerza moral y cívica del F.P.N., debe de residir en su total independencia, está maravillosa condición, para servir realmente como un punto o lugar de encuentro, de reflexión y de acción conjunta de todos los patriotas, sin importar su ideología personal o partidista.

Con ello, la Nación Nabarra tendrá por fin en sus manos una nueva forma de poder socio-político verdaderamente propio, y que debe exteriorizarse a lo largo y ancho de todos los territorios del Estado de Nabarra. Al mismo tiempo, ese poder que nos otorgaría el F.P.N., no debe mantenerse desperdigado o disperso, sino coordinado. Ha llegado el momento de construir las estructuras necesarias de lucha y dirección, que articulen y apuntalen ese poder que reside a ciencia cierta en el Pueblo de Nabarra. Aquellos que no han entiendo aún lo que ha sucedido a lo largo de nuestro pasado histórico-político, insisten erróneamente en dejarlo todo en manos de la continua espontaneidad, renegando a su vez de cualquier forma de coherencia y dirección, ciertamente necesaria para la acción patriótica conjunta, que incluso en un futuro más o menos próximo, nos puede servir de puente hacia la consolidación de un auténtico Gobierno Independiente y Soberano de Nabarra.

2010/04/17

Estado de Nabarra, la educación

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, la educación
Soberanía de Navarra

De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero”. Benjamin Franklin Político, científico e inventor de EE.UU.

La educación es un proceso de socialización y endoculturación de las personas a través del cual se desarrollan capacidades físicas e intelectuales, habilidades, destrezas, técnicas de estudio y formas de comportamiento ordenadas con un fin social (valores, moderación del diálogo-debate, jerarquía, trabajo en equipo, regulación fisiológica, cuidado de la imagen, etc.).
En muchos países occidentales la educación escolar o reglada, es gratuita para todos los estudiantes. Sin embargo, debido a la escasez de escuelas públicas, también existen muchas escuelas privadas.

La función de la educación es ayudar y orientar al educando para conservar y utilizar los valores de la cultura que se le imparte (en nuestro caso la del Estado de Nabarra legislado bajo el Derecho Pirenaico), fortaleciendo la identidad nacional. La educación abarca muchos ámbitos; como ejemplo la educación formal, informal y no formal.

Pero el término educación se refiere sobre todo a la influencia ordenada ejercida sobre una persona para formarla y desarrollarla a varios niveles complementarios; en la mayoría de las culturas es la acción ejercida por la generación adulta sobre la joven, para transmitir y conservar su existencia colectiva. Es un ingrediente fundamental en la vida del ser humano y la sociedad y se remonta a los orígenes mismos del ser humano. La educación es lo que transmite la cultura, permitiendo su evolución.

El Estado Baskón de Nabarra con la “SOBERANIA” recuperada se podría desarrollar la educación aún nivel superior al que en la actualidad. Un ejemplo y un referente del mismo a nivel internacional es “FINLANDIA”; cuyo sistema educativo es el más prestigioso del mundo. Sistemáticamente Finlandia está situada en los primeros puestos del ranking por excelencia. El informe PISA que elabora la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Hablamos de un país en el que el 71% de sus 5,3 millones de habitantes obtiene un título universitario, siendo sus licenciados especialmente prestigiosos en sectores como la ingeniería y la arquitectura y que cuenta además, con un muy sólido sistema de formación profesional, que permite elegir entre 75 títulos básicos, losa cuales pueden cursarse tanto en institutos como en centros de trabajo. Siempre mediante un contrato de aprendizaje que capacita para entrar en estudios de grado superior. Quizá, como dice Eva Hannikainen, agregada cultural, ya que su país carece de recursos naturales, sus habitantes saben mejor que nadie que la formación es la mejor riqueza del país.

Las ventajas que proporciona el modelo finlandés a sus estudiantes provienen de su gasto público, que representó en 1998 y en 2002 el 6,2% del PNB (el promedio de los países de la OCDE es del 5,3 %). Así, la enseñanza obligatoria es gratuita en todos sus conceptos, desde el material hasta los gastos de comedor e incluso, el colegio a de garantizar el transporte en el caso de que los niños deban desplazarse al centro desde una distancia superior a los 5 kilómetros. También hay que decir, que los estudios universitarios son gratuitos, incluidos aquellos destinados a los adultos, que contando con un trabajo, quieren reciclarse o simplemente mejorar su formación. “Aprender en Finlandia no es un problema de dinero”, afirma Hannikainen, ya que la gratuidad se ve apoyada con un sistema de elevadas ayudas a los estudiantes, adultos incluidos.

El primero de ellos consiste en que la escolarización se produce a los 7 años. Según Hannikainen, hay quienes lo atribuyen, y hay algo de verdad en ello, a que los finlandeses nos gusta dejar que los niños sigan siendo niños mientras puedan y que jueguen el máximo tiempo posible. Pero también es cierto que hasta los 7 años los niños no llegan a esa madurez intelectual que les permite asimilar y comprender la información que van recibiendo. Hasta los 7 años están en guarderías, donde lo que se pretende fundamentalmente es que jueguen mucho y hagan ejercicio.Y si bien no sabemos hasta qué punto esta tendencia es beneficiosa, lo que sí se ha comprobado es que “el retraso que se produce al incorporarse más tarde se recupera enseguida”.

La segunda gran característica del sistema finlandés es la atención personal que dedican a cada niño, y especialmente a los que van atrasados. Como afirma Eva Hannikainen, uno de los mayores aciertos de los colegios finlandeses es que prestan mucha atención a la evolución del alumno desde el comienzo, intentando atajar los problemas de orden académico en los primeros años de escolarización, ya que “es mucho más fácil solucionar las dificultades a los 7 años que a los 14”. Aun cuando sigan las clases junto con los demás, los chicos que van más atrasados tienen un tutor personal y clases de apoyo según los diferentes niveles de necesidad.

Así se consigue que no se alejen del nivel de la clase sin que ésta se retrase esta es una de las bolsas de sabiduría del sistema finlandés, toda vez que una gran parte de los trastornos de aprendizaje (si hablamos de los no relacionados con dificultades neuronales, como la dislexia, la hiperactividad o los problemas serios de lenguaje) tienen que ver con el simple hecho de que los niños aprenden con distintas velocidades. Si ese ritmo se cuida al principio, se reincorporan a la marcha de la clase normalmente, mientras que si no se hace el problema toma mayores dimensiones. Y lo único que debemos tener en cuenta es que cada niño tiene una velocidad de aprendizaje.

El tercer elemento significativo con el que cuenta el sistema finlandés es; es el trabajo integrado de todos los estratos del sistema educativo. Pero, sin duda, el aspecto más relevante es la gran valoración que recibe la figura del profesor. Aun cuando su sueldo medio, alrededor de los 3.400 euros no sea elevado, el prestigio que posee en la sociedad finlandesa hace que dicha profesión sea una de las más solicitadas por los estudiantes. Como relata Eva Hannikainen, son admitidos en las facultades menos del 10% de los aspirantes, y eso que hablamos de una carrera de 5 años, que requiere de una formación muy exigente y que no es nada fácil, ya que se les está preparando para que se conviertan, más que en profesores, en expertos en educación. Los alumnos más brillantes suelen dedicarse a la enseñanza infantil, a la que se considera la etapa decisiva para que el resto del proceso educativo sea bueno. Lo que prueba que además de la vocación, influye mucho en la elección de las profesiones el prestigio social.

El elemento final que asegura el éxito del sistema finlandés es que está imbuido de un sentido de la responsabilidad y del esfuerzo. Se trata de algo que está mucho más presente en las culturas de origen protestante, más exigentes que las mediterráneo-católicas.

Una vez recuperada la “SOBERANIA” y descolonizados de todo vestigio dejado por los tres pilares del colonialismo franco-español-vaticanista, deberemos concentrarnos, más pronto que tarde, en recuperar nuestra autoestima como ciudadanos nabarros. Y al mismo tiempo, ir preparando a las futuras generaciones libres de ataduras mentales. Esto a medio plazo producirá un potencial humano de primer nivel. Puedo afirmar que el Estado Baskón de Nabarra con todo el potencial acumulado que tiene, podría producir diferentes premios Novel; mínimo cada año uno y en todas las áreas del saber. Esto conlleva a que la calidad de vida y las perspectivas de los ciudadanos del Estado Nabarro serian exponenciales a mejor.

SOBERANIA= Baskones x Paradigma Nabarro
Gora Nabarrako Estatu Osoa ( Atapuerkatik Foixeraino eta Bordeletik Monkaioraino)

2010/04/16

Estado de Nabarra, la farsa

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, la farsa
Soberanía de Navarra

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.” Abraham Lincoln Abogado, político y décimo sexto presidente de EE.UU.

Farsa: es un tipo de obra teatral cuya estructura y trama están basadas en situaciones en que los personajes se comportan de manera extravagante, aunque por lo general mantienen una cuota de credibilidad. La palabra se deriva del vocablo latino farcire ("rellenar"), por la costumbre de emplear las farsas como breves interludios cómicos en los dramas serios.

La farsa teatral nace en la época medieval, cuando la gente que seguía estrictamente las leyes dadas por la religión, se aburrieron de los dos principales géneros teatrales que en ese momento existían: el de los misterios y el de las moralidades. La farsa nace del género de los misterios que antes hablaba de Dios y de los misterios de la Biblia. La farsa en su momento fue conocida como el género teatral que era para familias pobres y humildes, pero ahora ha sido adaptada para todos los públicos y ampliada al grado de “CIRCO” exclusivo de payasos.

Evidentemente en la farsa que hoy soportamos los nabarros están fuertemente cohesionados los intereses de los estados imperialistas de Francia, España y el Vaticano, son las tres patas de un plano o mesa; si una de ellas fallase el sistema se vendría abajo, por ello estas tres fuerzas actúan al unísono contra nuestro pueblo. Para mantener en pleno siglo XXI este esperpento, recurren a toda clase de artimañas, es igual que muchas de las medidas que se apliquen sean anticonstitucionales y delincan contra sus propias leyes, ya que contra Nabarra vale todo. Como en todos los países colonizados del mundo los imperialistas marcan su ley, por ello he considerado muy oportuno el reproducir totalmente el magnífico artículo de nuestro compatriota y estatalista nabarro Joserra Recio:

Esperar que desde dentro del sistema se pueda avanzar hacia la soberanía, es un error que ya se puede denominar histórico, porque a lo largo de nuestra historia lo venimos repitiendo sin cesar. Empecinarse en seguir manteniendo la participación en las instituciones que nos ofrece el estado ocupante, está dejando de ser un error para convertirse en una sospecha, que con lleva la pregunta:

¿Tenemos partidos independentistas en Euskal Herria?

El PNV como siempre ya ha tomado su camino, reforma del estatuto, seguir en España. En breve, iniciará los contactos con los diferentes agentes sociales, para convencerles de lo apropiado del plan.
Aralar, deseando que lleguen las próximas elecciones, para ganar votos a la izquierda abertzale y erigirse, según ellos, en la verdadera izquierda abertzale, todo ello con el consentimiento y congratulación del estado español.

Eusko Alkartasuna, en una deriva de votos permanente, que afortunadamente para muchos, les está forzando a tomar posiciones más radicales, que incluso les puede llevar a la ilegalización.
La izquierda abertzale, buscando la manera de colocar una marca electoral que les permita, llegar de nuevo a ayuntamientos y escaños parlamentarios.

En definitiva, energía y más energía, trabajo de mucha gente, desperdiciado. Priman las estrategias de partido, esclavos de las necesidades económicas que precisan las infraestructuras. Por eso el pensamiento se contamina y en vez de cumplir la función de un partido independentista nacido para derrocar al régimen, que debería dirigir todo su esfuerzo en entorpecer el funcionamiento de las instituciones invasoras, se convierten en corporaciones que equivocadamente colaboran en el funcionamiento de las mismas.

Los independentistas tienen la obligación ideológica de acabar con las instituciones impuestas y conseguir que el pueblo consiga la libertad. Trabajando, participando y colaborando con el ocupante se roza, tomando el diccionario y manual del independentista, algo parecido a la traición.

Si el llamado polo Soberanista, imaginemos, consigue presentarse a las próximas elecciones y consigue adjudicarse ayuntamientos, que al día siguiente decreten la independencia de Euskal Herria o la insumisión fiscal o la desobediencia civil o cualquier vía de no sumisión a las instituciones españolas, el camino hacia la soberanía habrá comenzado definitivamente.

Si por el contrario, participa en los ayuntamientos o parlamentos y aceptan los sueldos que los cargos políticos proporcionan, habremos tomado el camino del autonomismo, no el del independentismo y la pregunta tendrá respuesta, no tenemos en Navarra ningún partido independentista.

La independencia jamás se pide, se ejecuta. El derecho de Autodeterminación, no se pide, se ejecuta. Un estado no se pide, se ejecuta. (Estatalistas Nabarros.)


Con toda la experiencia acumulada durante tantos años de sufrimientos, ahora más que nunca se debe de plantear urgentemente un cambio de estrategia exigiendo a España, Francia y el Vaticano la devolución de la Soberanía secuestrada junto con la Territorialidad. Esta es desde Atapuerca hasta Foix (Andorra) y desde Burdeos hasta el Moncayo. Yo desde mi humilde posición de observador lo veo cada vez más claro, en cuanto sale a relucir el término Nabarra, los representantes de la farsa imperialista y sus aláteres se ponen muy nerviosos, ellos nos enseñan por donde tenemos que ir. Mientras sigamos en el rifi-rafe de la dinámica de los partidos, los imperialistas se frotan las manos y al mismo tiempo se les va legitimando en su estrategia genocida de liquidación de nuestro Estado Baskón de Nabarra.

2010/04/13

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Republicanos, pero nabarros
Soberanía de Navarra

El 14 de abril, efeméride de la instauración de la II república de España en el año 1931, todos los nacionalistas españoles defensores de los valores republicanos, engalanan con sus banderas tricolores sus diferentes balcones, fachadas, terrazas y ventanas, mostrando así su gran sentimiento republicano, pero ante todo su fuerte carácter nacionalista español. Particularmente esto no me llamaría la atención si lo realizaran dentro de las fronteras políticas y naturales de su estado, pero si lo hacen en la fracción territorial ilegalmente ocupada del sur del Pirineo, perteneciente correctamente al Estado de los nabarros, ya su alto nacionalismo español y de fuerte carácter republicano, se convierte en un agente colonialista más junto a los monárquicos nacionalistas españoles, contrarios a la dignidad y a la libertad del Pueblo Nabarro.

Todos estos agentes unidos, indudablemente colonialistas y nacionalistas españoles, atacan ferozmente las acciones desarrolladas en post de la soberanía o de la independencia de Nabarra dentro del amplio Movimiento Soberanista Nabarro, tanto a monárquicos como a republicanos, y de manera muy semejante a las labores realizadas contra este tema por los gobernantes españoles, tanto en la II república española, como durante la dictadura franquista o también en la actual monarquía parlamentaria. Incluso, repasando un poco el pasado podemos llegar a afirmar, que eso es debido a la naturaleza imperialista de España, ya que el origen del republicanismo moderno, surge tras la revolución vivida dentro el imperial reino francés en el año 1789, donde ya se puede comprobar dicha influencia desde el primer instante. En ellas vemos que son claras las intenciones continuadoras del imperio, por ello altamente colonialistas e impositoras, ante las numerosas, imaginativas y variadas maniobras políticas realizadas por los nabarros ante la draconiana I república de Francia. Claro ejemplo ello nos puede servir el observar tras la supresión por parte de la Asamblea Nacional Francesa del título de Rey de Nabarra (ilegítimamente en poder de la Casa de Bourbon desde el año 1620), llevadas a cabo por los patriotas nabarros, que incluso manejaron la posibilidad que constituirse en República aliada de Francia, eso si, con dos poderes independientes e iguales atribuciones, a pesar de su alto sentimiento monárquico que por aquel entonces poseían, como bien nos indicó el difunto historiador Carlos Clavería:

“(…) Todos sus esfuerzos resultaron infructuosos ante unas instituciones revolucionarias que defendieron los derechos de los hombres, ignorando los derechos de los pueblos”.

Volviendo al sur del Pirineo, concretamente a la legislatura de la I república e España comprendida entre los años 1873 y 1874, esta tampoco fue benficiosa para los intereses patrios nabarros; posteriormente, Serafín Olave defendió sin éxito en las Cortes de España, un postulado que estaba subvencionado incluso por la Diputación de la Nabarra reducida ya a una mera pro-vinci española. Este era que Nabarra constituyera uno de los estados de la República Federal de España. Además, ello estaba basado en una Constitución de Nabarra, donde nos indica muy claramente la importancia y centralidad de Nabarra a ciudadanos de otras comarcas antes nabarras, buscando la unidad necesaria para un futuro propio e independiente de la tutela impositiva, imperial y colonialista española.

Yo particularmente, en muchos de mis escritos me he manifestado de ideología republicana; es decir, quiero vivir bajo el sistema estatal de la República. Pero por supuesto, esta debe ser diferenciada a una supuesta III república española y a la actual VII república francesa. Es decir, una República propia de los nabarros. Pero también tengo presente, como patriota nabarro soy sabedor que para alcanzar este objetivo político secundario, primero hay que recuperar la plena soberanía del Estado de Nabarra, que actualmente continúa usurpada por el bloque franco-español. Por ello me he unido a otros patriotas nabarros en la Demanda interpuesta contra ellos en el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, la cual fue interpuesta por la Casa Real de Nabarra. Eso si, a sabiendas de la defensa democrática que nos otorgar nuestro ancestral Derecho Pirenaico, pues como bien sabemos, tanto republicanos como monárquicos nabarros, antes leyes que reyes. Por esto, la Nación Nabarra debe saber claramente que hay un compromiso serio por parte del legítimo heredero o heredera a la Corona de Nabarra, de la realización de un plebiscito una vez recuperada la soberanía de Nabarra, donde esta vez sí, nosotros el Pueblo Nabarro decidiremos si queremos Reino o República para el Estado de Nabarra, con total independencia y libertad.


Foto de extraida del periódico Gara, que fue publicada el día 15/04/2010. Sartaguda,NABARRA, el pueblo de las viudas.

2010/04/12

Texto integro de la Demanda interpuesta por la C.S.N. en la O.N.U.

AL COMITÉ ESPECIAL DE DESCOLONIZACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (O.N.U.)
Nabarrako Burujabetza Komisioa

La Comisión Soberanista de Nabarra, la cual acoge a todos los que aman y defienden Nabarra sin importar cual sea su sexo, religión, ideología, lugar de origen, etc., y bajo el amparo de los Derechos Históricos cuyo garante es la Casa Real de Nabarra, comparece ante el Comité Especial de Descolonización de la ONU, expone y demanda:

Primero.- En base al Derecho Internacional, el Estado de Nabarra tiene derecho a la independencia. Este derecho también está reconocido en el artículo 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, hecho en New York, el 16 de diciembre de 1966, ratificado por el reino de España el 13 de abril de 1977 y revalidado por la república de Francia el 4 de noviembre de 1980, que preceptúa que todos los pueblos, incluido el Pueblo Nabarro, tienen el derecho de libre determinación, y de establecer libremente su condición política y proveer su desarrollo económico, social y cultural.

Segundo.- Las metrópolis: el reino de España y la república de Francia, en tal resolución por fin y después de varios siglos ha reconocido expresamente que su colonia constituida por las tierras ocupadas desde el 1134 por el reino de Castilla-León, antecesor del reino de España que completó la ocupación entre el periodo de 1512-1524, y desde el 1620 las tierras ocupadas por el entonces reino de Francia, pueden optar en base al Derecho Internacional a volver a ser en su día un País Independiente y Soberano, si así lo exigiera el Pueblo Nabarro. Por lo que ese Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas debe tomar cartas en el asunto y ocuparse de la Cuestión Nabarra o Caso Nabarro de una vez por todas.

Al respecto, es conveniente recordar que existe por encima de cualquier norma interna nacional o del citado tratado que pretende establecer una Constitución Europea en una colonia europea, una Constitución Mundial, admitida por todos los países del mundo, inclusive el reino de España y la república de Francia que fue acordada en San Francisco el 26 de Junio de 1945, en la que se establece en su artículo 1, punto dos, que la O.N.U., debe: "Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de igualdad de Derechos y al de la libre determinación de los pueblos…"

Para la Carta de la O.N.U. o la Constitución Mundial las demás organizaciones que se constituyan en el mundo son Organizaciones Regionales u Organismo Regionales. La UE es una organización regional, cuyos países también han acatado la referida norma suprema mundial. El reino de España y la república de Francia, potencias colonialistas administradoras, están cediendo ilegítimamente parte de la soberanía del pueblo nabarro a dicha Organización, constituyéndose todo un camuflaje jurídico ad hoc destinado a perpetuar fuera de todo control Internacional, el dominio colonial del territorio nabarro, que coadministran ilegalmente ahora también con la UE.

Tercero.- El Derecho Internacional de descolonización no se ha aplicado todavía al Pueblo Nabarro. El reino de España y la república de Francia han vulnerado sistemáticamente, en relación con su colonia, el artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas y los intereses de sus habitantes, no cumpliendo las siguientes resoluciones que al respecto ha acordado la Asamblea General de la ONU: La R. 66 de 14 de diciembre de 1946. La R. 334(IV) de 2 de diciembre de 1949. La R. 567(VI) de 18 de enero de 1952. La R. 742(VIII) de 27 de noviembre de 1953. La R. 1.467(XIV) de 12 de diciembre de 1959. La R. 1.514 de 14 de diciembre de 1960, en donde se establece con claridad que la sujeción de los pueblos a una subyugación, dominación o explotación extranjera constituye una denegación de los Derechos Humanos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y compromete la causa de la paz y de la cooperación mundial.

La Resolución 1.541 de 15 de Diciembre de 1960, que reitera y además precisa el concepto de pueblo colonial, considerando tal aquél que no ha alcanzado aún la plenitud del gobierno propio, habita en un territorio que está separado geográficamente del país que lo administra y que ha sido colocado arbitrariamente en una situación de subordinación (¿Hay mayor arbitrariedad que la invasión y la conquista con genocidio del Reino de Nabarra, por parte del reino de España y el entonces reino de Francia?).

Al respecto hay que decir que la identificación de una situación como colonial ha venido dada por su inclusión en una lista confeccionada por el Comité de Descolonización, al que me dirijo, creado en el 1961, en virtud de la R. 1.654(XVI) de la A.G., lista en la que tendría que haber sido incluido el Estado Nabarro. La R. 2.625 adoptada por la Asamblea General de 24 de octubre de 1970, en donde se establece expresamente en su declaración de principios tanto el Derecho de autodeterminación de los pueblos como el deber de todos los Estados de respetar el Derecho en cuestión (aquí incluso la UE debe respetar este Derecho) del que se desprende el deber de prestar asistencia a la ONU, en orden a poner fin al colonialismo, teniendo debidamente en cuenta la voluntad libremente expresada de los pueblos de que se trate, en este caso de la voluntad del Pueblo Nabarro y además el deber de abstenerse a recurrir a cualquier medida de fuerza que prive a los pueblos de este Derecho.

Resulta por tanto, que el Pueblo Nabarro podrá pedir y recibir apoyo de conformidad con los propósitos y principios de la Carta, y obtener ayudas políticas, financieras y logísticas por parte de terceros Estados.

Es importante subrayar que la declaración de principios contenida en la Resolución 2.625, precisa que el territorio de una colonia, como en el caso del Estado Nabarro en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, ostenta una condición jurídica distinta y separada de la del territorio de los Estados que lo administran, o sea del reino de España y de la república de Francia, conservando dicha condición hasta que el pueblo colonial haya ejercido su derecho de libre determinación.

Hay que tener claro que en base al Derecho Internacional, cualquier acuerdo que la potencia colonial tuviera por efecto frustrar el ejercicio del Derecho de autodeterminación del Pueblo Nabarro sería nulo de pleno Derecho. En base a ello, todo el citado camuflaje jurídico-político-administrativo (provincia, comunidad autónoma, comunidad foral, constitución española, estatuto de autonomía, amejoramiento foral, parlamentos forales, constitución francesa, departamentos, ahora la constitución europea, etcétera..) que el reino de España y la república de Francia, han implantado durante el transcurso de los siglos en su colonia, han impedido de forma ilegitima e ilegalmente, la aplicación de este Derecho Internacional de descolonización a un territorio no autónomo como es el Territorio Nabarro. Por ello, además se ha impedido y en base al Derecho Internacional, que pueda controlar su riqueza territorial y su zona económica exclusiva y pueda explotar sus recursos naturales. Lejos de ello, la potencia administradora ya ha concedido a empresas españolas y de otros países concesiones para la explotación de tales recursos que pertenecen por Derecho Internacional, exclusivamente al Pueblo Nabarro.

Cuarto.- A fin de que el Pueblo Nabarro puedan ejercer pacífica y libremente su Derecho a la independencia completa, en base a las citadas resoluciones de la A.G., tiene que cesar por parte del reino de España y de la república de Francia, toda medida represiva contra el Pueblo Nabarro y deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes al mismo, para permitirles gozar de una libertad y una independencia absolutas. Lejos de ello, hasta la fecha, las metrópolis han hecho todo lo contrario, han efectuado una represión brutal contra los Movimientos de Liberación Nabarros e independentistas Nabarros y han impedido por todos los medios que la Cuestión Nabarra o Caso Nabarro, figure en el Comité Especial de Descolonización de la ONU al que me dirijo.

Tenemos que decir que no deberían caer en saco roto las palabras emitidas en su día por el que fuera Secretario de la ONU, el Sr. Kofi Annan: "Hay todavía mucho que hacer para cumplir los requerimientos establecidos en la Carta de las Naciones Unidas y en las Resoluciones 1.514 y 1.541, que contienen la declaración sobre la descolonización y los principios que deben guiar este proceso".

Por todo lo expuesto, la Comisión Soberanista de Nabarra solicita AL COMITÉ ESPECIAL DE DESCOLONIZACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS y en base a la Resolución de la A.G. 1.654(XVI) del 27/11/61, y a las otras resoluciones ut supra citadas y demás concordantes, y en concreto a la Resolución (A/RES/55/146) de 8 de diciembre de 2000, en la que se declara el periodo de los años 2001 al 2010 como segundo decenio Internacional para la eliminación del colonialismo, que acuerde:

1º.- Incluir en la lista de los territorios a descolonizar a los Territorios Nabarros y elaborar un Plan siguiendo el procedimiento oportuno para la descolonización del Territorio Nabarro, para que antes del año 2012 se constituya de nuevo en un Estado Independiente, con las recomendaciones al reino de España, la república de Francia y a la UE que al respecto hubiera lugar y en concreto para que se abstengan de realizar cualquier medida de coacción o represión que impida la libertad, la soberanía e independencia del Estado Nabarro y su Pueblo.

2º.- Reunirse los observadores de ese Comité en Territorio Nabarro con la Comisión Soberanista de Nabarra, sirviendo dicha comisión como enlace con todos los Movimientos de Liberación Nabarros y en general, con todos los grupos, sindicatos y formaciones Independentistas Nabarros y resto de ciudadanos y ciudadanas de Nabarra. (La Comisión Soberanista de Nabarra, si lo estima ese Comité, se compromete a convocar a tales reuniones a todo el campo soberanista e independentista Nabarro, en las fechas que se le indiquen y a buscar los lugares para dichos encuentros).

OTROS DICE: Y para que ese Comité comience a tomar conciencia de la realidad histórica, política, económica y social del Pueblo Nabarro, con el presente escrito se acompaña con copias de diferentes documentos.

En Nabarra, a 22 de Enero de 2010.

Iñigo Saldise Alda, secretario general de la COMISIÓN SOBERANISTA DE NABARRA.

2010/04/09

Estado de Nabarra, la autogestión

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, la autogestión
Soberanía de Navarra

“La cuestión nacional es sobre todo una cuestión social. La primera cuestión social es la cuestión nacional”. Kepa Anabitarte, político, sindicalista y estatalista nabarro

El término autogestión se refiere al uso de cualquier método, habilidad y estrategia a través de las cuales los individuos puedan dirigir eficazmente sus propias actividades hacia el logro de sus objetivos. Incluye el establecimiento de metas, planificación, programación y seguimiento de tareas. También se conoce a la autogestión como proceso ejecutivo (en el contexto de un proceso de ejecución). La autogestión pretende el empoderamiento de los partícipes de una actividad u organización.

Algunos tipos de autogestión, en el sentido descrito, pueden ser la autogestión personal en negocios, la autogestión educativa o del aprendizaje en pedagogía, la autogestión financiera o autofinanciamiento, la autogestión de los municipios y del propio estado.

Este término tan en boga en la actualidad, ya era conocido en el Estado Baskón de Nabarra en forma de Comunal, Batzarres o Auzolanes, y su práctica estaba regulada por el “Derecho Pirenaico”. A funcionado y en algunos territorios del Estado Nabarro aún sigue funcionando.
Se denominaba bien comunal o procomún a un determinado ordenamiento institucional en el cual la propiedad estaba atribuida a un conjunto de personas en razón del lugar donde habitaban y que tenían un régimen especial de enajenación y explotación. De esa forma, ninguna persona individual tenía un control exclusivo sobre el uso y la disposición de un recurso particular bajo el régimen de procomún.

Los bienes comunales surgen durante el periodo feudal en Europa como el conjunto de bienes,-la mayoría inmuebles que eran concedidos a un señorío para su explotación-los feudos. Tras la progresiva desaparición del feudalismo, estos bienes pasaron a formar parte de las villas y ciudades que habían ido naciendo a lo largo del tiempo alrededor de los castillos y demás asentamientos feudales. Ya no eran propiedad de un señor, sino de la comunidad en su conjunto. Pronto fueron regulados por los distintos fueros, en el caso de nuestro País por el “Derecho Pirenaico”.

En Nabarra los bienes comunales estaban constituidos en su mayor parte por montes. Montes de utilidad pública o por grandes extensiones de terreno forestal que se destinaban a la ganadería, recolección-frutos silvestres, miel, etc.- y pastos. Con el tiempo, ofrecieron a sus comunidades otras rentabilidades, explotaciones mineras principalmente. Sus características en algunas comarcas de Nabarra siguen siendo las mismas en cuanto a su condición de bienes no enajenables, siendo los ingresos que producen para el conjunto de la comunidad.

Como anteriormente he indicado la regulación del Comunal se regia por el “Derecho Pirenaico” para mayor aclaración del mismo y para saber lo que significaba este derecho, he insertado íntegramente un artículo realizado hace tiempo por nuestro compatriota y Estatalista Nabarro, Iñigo Saldise y que dice así:

"En Navarra, antes hubo leyes que reyes".

"Los Fueros «navarros son la suma de leyes y costumbres, tanto civiles, como políticas, económicas y administrativas, las cuales estaban basadas en un Derecho propio y diferenciado de los pueblos y Estados extranjeros, con el cual se dotó el pueblo navarro y el Estado soberano de Navarra. Los Fueros eran las ordenanzas jurídicas que servían y aplicaban para regular la vida local primariamente, mediante el establecimiento de un conjunto de normas, derechos y privilegios, que fueron otorgados por el consejo vecinal y posteriormente por el señor de la tierra y/o el rey de los navarros.

En el aspecto más amplio del término, podemos afirmar que el Fuero es el corpus legislativo y las fuentes del Derecho propio con las que se dotaron los vascones libres e independientes o navarros, a lo largo de su larga historia, desde los albores de la humanidad. Cuando estos navarros crearon el Reino de Pamplona, aparecieron otro tipo de Fueros, con unos estatutos y reglamentos específicos, que sirvieron para regular y controlar la relación del Reino y el rey, con ideario constitucional, donde el pueblo navarro sobrepone el derecho al poder.

También se suele esgrimir el término Fuero para licenciar las cartas de fundación de ciudades y villas. Dichas cartas tenían como objetivo primario el agrupar familias en lugares predeterminados y en dichas cartas se solían recoger diferentes privilegios y exenciones, dependiendo de las necesidades específicas de sus moradores y del lugar, que en algunos casos tenían una marcada y clara estrategia política de Estado, ante las amenazas militares provenientes de los reinos vecinos.

La sociedad navarra se consolidó a partir de las reglas que se dio a sí misma, desde su propio ámbito étnico, social y cultural, el vascón. La familia vascona siguió perdurando desde la creación del Estado navarro, manteniendo sus principios y forma propia de entender el Derecho, por encima de los reyes ocasionales que se sucedieron a lo largo de su historia independiente y soberana.

El Derecho pirenaico o navarro fue creado de una forma horizontal, a diferencia de los derechos romano y germánico, cuya estructura es totalmente vertical. Este Derecho propio se formó partiendo del Derecho privado de la comunidad vascona, que fue utilizado posteriormente para reflejar el Derecho público navarro; mientras, en el resto de estados europeos, que se basan en el derecho romano y/o germánico, fueron sus reyes o gobernantes los que imponían sus constituciones y leyes a una comunidad sudjuzgada, sometiéndola y poseyéndola, al ser su rey o gobernante de turno el máximo representante de su jerarquía legislativa.

La entrada en el Reino de Navarra de unas dinastías ajenas al país provocó una lucha constante entre el rey y los navarros. El desconocimiento del Derecho pirenaico por parte del rey y el descontento de los navarros obligaron a la recopilación de los diferentes Fueros específicos en el Fuero General, durante el reinado de Teobaldo I. Este Fuero General recoge el conjunto de normas basadas en la costumbre del país, las cuales habían sido transmitidas de forma oral, hasta la llegada de la dinastía de los Champaña. Con el paso de los años, este Fuero General fue mejorado, adaptándose a las necesidades propias de cada época. A esto se le llamó Amejoramiento del Fuero.

Sólo tras las numerosas y continuadas invasiones militares y su consiguiente ocupación e injerencia institucional española y francesa, se produjeron graves y continuados agravios o contrafueros contra las leyes propias del Estado de Navarra, sus territorios y sus habitantes, las cuales eran totalmente opuestas a las existentes en el reino de España y en el entonces reino de Francia. Estas acciones continuadas contra las leyes y costumbres propias de los navarros contaron con el beneplácito necesario de unas elites, erróneamente denominadas navarras, que colaboraron intensivamente con los invasores españoles o franceses, buscando únicamente su beneficio personal o de su entorno, en detrimento total de la soberanía e independencia del Reino vascón y de una forma sangrante y constante contra la libertad de los naturales del país, los navarros."

Esta cultura es la que al día de hoy, todavía perdura en nuestro País, destacando la facilidad del asociacionismo autogestionario en forma de cualquier actividad, ya sea esta empresarial, cultural, de ocio, etc. Imaginémonos por un momento toda esta capacidad de sinergias que se regulasen mediante el “Derecho Pirenaico” dentro de nuestro Estado Baskón de Nabarra con la soberanía ya recuperada. .El nivel de vida tanto económico, cultural y social nos elevaría a los primeros puestos europeos. Tomando como referente el freno que supone a todas las iniciativas antes mencionadas por la desgracia de estar bajo la bota imperialista de Francia y España y aun así, todos los datos macroeconómicos dan como signo positivo la recuperación económica de CFN y CAV bastante antes que la del estado español. Es una desgracia y unauy mal gusto que l de vida anormalidad insoportable que esto ocurra en Europa con el Pueblo más viejo del continente.


“Por la recuperación de la SOBERANIA y el Estado Nabarro”
Gora Nabarrako Estatu Osoa!

2010/04/08

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Un esclavo se aferra a sus cadenas
Soberanía de Navarra

Hay que romper las cadenas que mantienen nuestra soberanía secuestrada. Hay que romper las cadenas por la dignidad, la identidad y la libertad que merecen las personas, siguiendo el pensamiento humanista; Hay que romper las cadenas por el aprovechamiento de los recursos y las riquezas que son propios de los pueblos que quieren vivir sin sometimientos a amos extranjeros, monárquicos o republicanos. Hay que romper las cadenas para que Nabarra vuelva a ser un Estado independiente.

Esas cadenas que nos impusieron en nuestro escudo durante la Contrarreforma Católica y su arte Barroco, deben de ser rotas de inmediato. Hoy mejor que mañana, pero a lo sumo, mejor mañana que pasado. Hay que destruir las cadenas para no vivir con el permanente temor-emanado de un inquebrantable peligro y aprensión a las represalias provenientes de las metrópolis-que ocasiona padecer el Síndrome del Colonizado. Hay que romper las cadenas, lo repetimos, ya que la soberanía plena del Estado de Nabarra es el único camino posible para resolver verdaderamente nuestros problemas.

Qué bonito es soñar y hablar de la libertad, mientras seguimos aferrados a las cadenas que nos han sido impuestas, las cuales podemos llegar a afirma que incluso las abrazamos con las más extrañas de las pasiones, como si el vivir sin ellas no sería posible. Las metrópolis disfrutan observo a sus sumisos esclavos, frotándose las manos ante unos dóciles individuos que sueñan con la liberación, pero que a ciencia cierta no hacen nada para poder volar con las alas extendidas hacia un horizonte propio en plena libertad.

Ciertamente todos o casi todos los esclavos, sueñan todas los días con su emancipación, pero a su vez miran con extrañeza e incluso con desprecio, los movimientos libertadores de aquel o aquella que está encadenado a su lado, no vaya a ser que el amo impositor, bien republicano o monárquico, tome de nuevo furioso su látigo represor y le fustigue a todos los esclavos sin piedad, aplicando una vez más su ley basada en la coacción jurídica, política y militar.

Los amos se congratulan al observar como numerosos esclavos se aferran a las cadenas que les ha colocado. Disfrutan al comprobar la continua sumisión lograda tras muchos años, mejor dicho siglos, de sometimiento brutal, contrario evidentemente a cualquier Derecho Universal. Los amos contemplan felices como los esclavos legitiman continuamente el estado que les ha impuesto, al parecer creen tener todo atado y bien atado mediante unas sólidas cadenas bañadas en oro, pero que ciertamente son de pesado hierro.

A decir verdad, la libertad soñada por los esclavos solo puede llegarles cumpliéndose unas necesarias y obligadas premisas, tanto individuales como colectivas. Un esclavo en primer lugar debe reconocerse como tal y saber que nunca podrá volar en libertad si legitima a los amos metropolitanos y así poder descolonizar su mente para dar paso a su espíritu libre. Tras ello debe reconocerse así mismo de la manera política correcta, pues ello le facilitará la realización del siguiente paso obligado, el de la unión con el resto de personas que están en su misma situación, aparcando sus necesidades primarias, personales o partidistas por el común, ya que solo de ese modo podrá alcanzará la tan ansiada y soñada liberación, que realmente le permitirá aportar sus buenas ideas, pensamientos e ideologías en total democracia y libertad.

Para ello debemos buscar el camino recto, sin falsos atajos ya que no hay uno más recto, que nos permita a la Nación Nabarra, hoy por hoy esclava de las naciones española y francesa, el volar al fin en libertad una vez rotas las cadenas impuestas por esas naciones, una monárquica y otra republicana, de una vez y por todas de forma independiente y soberana.

PARADIGMA NABARRO-Conferencia


2010/04/07

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Descolonizando el imaginario foralista
Soberanía de Navarra

Tras escribir el artículo titulado, Descolonizando el imaginario aranista, he creído necesario la realización del presente escrito, ya que la ideología foralista encuadrada en el Paradigma Foral, también convive con el Paradigma Aranista y el Paradigma Nabarro en la actualidad, dándose incluso algunas pequeñas semejanzas, principalmente palpables en el planteamiento inicial de dicha tendencia. El pensamiento foralista tiene su origen en el mantenimiento de los Fueros y privilegios tradicionales frente a la política centralizadora del régimen liberal proveniente del reino de España, teniendo su máxima expresión en las denominadas guerras Carlistas. Según dicha ideología original, las regiones debían mantener sus instituciones de gobierno autónomas, con el título estatal de Reino en el caso de la Nabarra residual, su sistema propio de justicia y la exención fiscal y de quintas para el servicio militar.

Para los defensores de este Paradigma, esto está basado en las primitivas relaciones existentes entre el reino de Castilla (y León) y las provincias Vascongadas. Estas relaciones habían sido supuestamente pactadas, siendo varios los historiadores defensores de esta hipotética visión política, destacando entre ellos Esteban de Garibay, cronista de la monarquía autoritaria española durante el reinado de la casa de Austria. Incluso en el siglo XVIII, Manuel Larramendi, en sus reflexiones ideológicas, mezcla la defensa del foralismo con pequeños apuntes a los cuales se les puede considerar como un proto-nacionalismo vasco.

Antes de desmostar la falsa hipótesis del pacto entre las provincias Vascongadas y el reino de Castilla, debemos observar el planteamiento foralista o mejor dicho fuerista, que surge en la Nabarra reducida, aún ésta con el título de estatal de Reino, durante el siglo XVII. El inicio de este planteamiento ideológico comienza una vez perdido el referente Estatal soberano existente hasta el año 1620 al norte del Pirineo, despúes de un oscuro siglo de post-incorporación en el cual los patriotas nabarros eran proscritos en los diferentes cargos públicos y con la intencionada introducción en un documento de Ley español de la siguiente frase en el año 1645: “(…) no fue por modo de supresión, sino por el de unión principal”.

Con esta mal llamada normalización de la situación, hay una especia de repunte identitario al cual como ya expuse en algún escrito anterior, no le podemos considerar ni nacionalista, ni patriótico y ni siquiera nabarrista, pero si se puede considerar como germen del fuerismo e incluso también del posterior regionalismo foralista, al tratarse exclusivamente de un intento de recuperación de las señas de identidad propias, que con la incorporación a la corona de Castilla se habían difuminado, ya que los cargos públicos, sobre todo entre el clero, obispos, etc., estaban ocupados por castellanos, señales estas principales y plausibles del contrafuero existente en la Nabarra residual tras la ocupación militar española.

En el fuerismo el falso sintagma de unión principal es aprovechado para defenderse del atropello castellano, a semejanza del pactismo entre vascongados y castellanos. Posteriormente, aparece en el siglo XIX el término latino de union aeque principaliter, siendo acuñado por los fueristas de ese siglo marcado por las guerras carlistas. Esto naturalmente, pasa de inmediato a todas las ingentes compilaciones de jurisprudencia existentes en la Nabarra reducida ya a una mera provincia del reino español tras la imposición de la Ley Paccionada. En esta ley se aceptan todas las reformas políticas, institucionales, legislativas y judiciales realizadas por la Monarquía Liberal española, significando desde entonces una aceleración de la perdida identitaria política del pueblo nabarro.

El Paradigma Foral, tanto en las Vascongadas como en la Nabarra residual, parte de la simulación ostensible de la existencia de un pacto o pactos con el reino de Castilla, posteriormente de España. La verdad histórica nos demuestra la falsedad manifiesta de esta premisa, ya que el reino de Castilla atacó militarmente al Reino de Nabarra en numerosas ocasiones, con continuadas invasiones sin previas declaraciones de guerras, la consiguiente ocupación militar, conquista con genocidio y colonización de los nabarros. El reconocimiento de esta realidad histórico-política, no solo desmonta las tesis nacionalistas españolas, que actualmente se esconden tras la defensa de una ideología supuestamente regionalista y foralista, sino que ciertamente demuestra la unidad política de Baskonia existente en nuestra historia entorno al Reino de Nabarra.

2010/04/05

Estado Baskón de Nabarra

J.M.Unzueta
Estado Baskón de Nabarra
Soberanía de Navarra

“La política es la lucha del poder y el poder reside en el pueblo”. “Un gobierno que no gobierna no es gobierno.” Kepa Anabitarte, político, sindicalista y estatalista nabarro

No entiendo el empecinamiento y la huida hacia adelante del abertzalismo en las definiciones territoriales en cuanto al Zazpiak Bat-Euskal Herria, a estas alturas y a sabiendas de que estas definiciones son falsas, sabiendo como sabemos que la definición de nuestra nación es Nabarra y al mismo tiempo teniendo presente que nuestro Estado continua con la soberanía secuestrada “manu militari” por España y Francia. Todos los humanos cometemos errores lo que hay que tener es humildad para reconocer los mismos y así fortalecernos en nuestras convicciones.

Al imperialismo franco-español le viene de perlas el que el mundo llamado abertzale utilice los términos arriba indicados, más mareo de la perdiz y más enmascaramiento del problema y así seguir en el machito. Hoy los herederos del imperialismo campan a sus anchas “suelto unas migajas por aquí, ilegalizo unas candidaturas por allí, les doy un golpe controlado a los txatarreros, me alío con algún disidente hambriento de pasta y notoriedad etc., y así voy desgastando y triturando el problema nacional vasco”.

Si algo nos une hoy, es justo esta estrategia caduca y contra natura. Desde mi humilde posición he realizado algunas pruebas que me han resultado convincentes e irrefutables. He viajado por la Rioja con la bandera Nabarra y he verificado la tesis del escritor Lizardi, aquello de que si hay brasa hay fuego. Es verdad todavía en los territorios de la Rioja, Bearne y Foix(Andorra) etc., hay brasa; además, en este último territorio se rigem por el común “Derecho Pirenaico”, que es lo que verdaderamente nos une, que junto al Paradigma Nabarro es verdaderamente lo que les preocupa en imperialismo español y francés. Este contencioso es el autentico problema vasco. Es el problema que se quiere enmascarar. El Paradigma Nabarro cuestiona hasta las entrañas el mismo ser de los dos estados. Con el Paradigma Nabarro podemos ir a Europa como Estado de pleno derecho y libres de toda atadura mal llamada solidaria.

Hoy después de leer un panfleto de una supuesta organización que reivindica la tercera república española, por cierto me ha hecho gracia por el mensaje expuesto, éste es el mismo que hace bastantes años nos transmitía la izquierda progre española, aquella del internacionalismo proletario que a la postre eran y son social imperialistas. Hoy nos vienen con la cantinela de Euskal Herria no Nabarra, esto último también les duele igual que a los imperialistas a ese grupo. Se les puede aplicar el mismo principio de que lo más parecido a un español de derechas es un español de izquierdas.

Parece mentira pero, consciente o inconscientemente el abertzalismo tanto de izquierda como de derechas practica el negacionismo territorial e histórico peligrosamente, además de legitimar a los estados de Francia y España utilizando para sus fines partidistas la legitimidad final de los mismos. El nivel de corrupción mental es de tal magnitud que hoy todavía escuchando en la radio un debate entre un representante político imperialista y un llamado abertzale, el imperialista le ha tumbado por goleada utilizando argumentos de auténtico circo. A mi todo esto me parece surrealista, no quiero pensar mal, pero no tengo más que admitir que aquí hay gato encerrado; hay muchos pactos inconfesables, por lo visto se vive bien en contra de. Durante el franquismo se daba la paradoja de que había personajillos que destacaban de muy progres, pero les iba bien el sistema. Esto en el argot internacional se llama estar cómodos con el “stablisment” en España y en Francia y en donde sea. El que sufra o están en chirona, que se fastidie.

Las consecuencias de estar colonizados y corruptos mentalmente es lo que tiene. En mi generación, porque estábamos en pleno franquismo y en ese contexto todo lo que se hizo por mantener el espíritu patrio fue sublime; pero ciertamente a partir del año 1977, cuando por ejemplo se pudo en todas la ikastolas introducir la enseñanza de la historia de Nabarra en vez de seguir enseñando la de los reyes católicos, godos y visigodos, se acepto entrar en la enseñanza española. Una gran oportunidad perdida para conseguir enderezar el rumbo de nuestra patria, ya que hoy habría otros problemas pero no los que tenemos, gracias a esa política miope ó interesada, no lo se. Hay que recalcar que “la historia es a los pueblos como las raíces a los árboles”, todavía nuestros políticos y sindicalistas esto no lo han aprendido y verdaderamente deberían dedicarse a otra cosa, como dijo Winston Churchill.

Por la recuperación de la SOBERANIA y el Estado Nabarro
Gora Nabarrako Estatu Osoa!

2010/04/02

Estado de Nabarra, la descolonización

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, la descolonización
Soberanía de Navarra

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo”. Friedrich Wilhelm Nietzsche. Filosofo alemán.

La descolonización es un proceso de independencia de los pueblos y las naciones que en su día fueron conquistadas genocidamente “manu militari” y colonizadas. Ahora el Estado Baskón de Nabarra sigue en la senda colonizada. Supone para la gran mayoría de los historiadores un proceso espectacular y rápido de transformación del mundo, y que acaba con el dominio por parte de las potencias europeas del mercado, política y cultura de los conquistados en beneficio de sus propios intereses y sancionado jurídicamente en la ONU. Hasta ahora el último proceso de descolonización ha sido el dado a partir de la caída del bloque soviético, así vemos que antiguos países que estuvieron bajo la órbita rusa recuperaron su soberanía y algunos de ellos se han integrado en la Unión Europea como Estados de pleno derecho, a pesar de que en muchos de estos países su producto interior bruto, así como su renta percápita sea muy inferior a existente en nuestro Estado ocupado. Debido a la rémora dejada por sus antiguos colonizadores muchos de estos estados descolonizados están sufriendo las consecuencias de los malos hábitos dejados por sus antiguos amos, pero nadie desea volver a la situación anterior. Lo decía muy bien el insigne Gandhi, padre de la nación india “ (…)aunque los funcionarios británicos lo hagan mejor, preferimos que sean los hindus”.

Ahora que se celebra otro “Aberri Eguna o día de la Patria vasca”. Otro más en el espacio y tiempo sin ningún tipo de referencia histórica por el cual debamos congratularnos de qué y para qué. Los llamados abertzales de derecha lo celebrarán con mucha pompa alrededor de una buena mesa, mucho mitin sin contenido y hasta el año que viene, y los de izquierda tratarán de movilizar el máximo de personas y más de lo mismo, en el fondo ambos son las dos caras de la misma moneda.

Ha tenido que venir la Casa Real de Nabarra, única institución legítima que nos queda, para informarnos a todos los vascos que hay un Estado llamado Nabarra, el cual se regia por el Derecho Pirenaico “antes leyes que reyes”, y además nos informan que la C.R.N. ha introducido una demanda de descolonización al Comité Especial de los 24 de la ONU y que la misma incumbe a la territorialidad comprendida desde Atapuerca hasta Foix y desde Burdeos hasta el Moncayo.

En el mundo abertzale ahora se empieza a hablar suavemente sobre que somos un País conquistado y “colonizado”, pero en ningún manifiesto, cartel o panfleto he visto la palabra “descolonización”. Éste término debe de dar muchos quebraderos de cabeza al sector pensante e ideológico. Lo que a cualquier ciudadano le sorprende es el maremagnum de conceptos, tales como: Euskadi, Euskal Herria, Zazpiak Bat etc., para definir a un País, siendo además todos ellos desvirtuados y basados en principios míticos sin base histórica. El imperialismo lo tiene muy claro y juega sus cartas cómodamente.

Precisamente por estas fechas fue cuando aquel gran patriota nabarro Manuel Irujo, en el Consejo Nacional Vasco de Londres que el presidía en el año 1940, fue la ultima vez que se enuncio la tesis sobre del Estado Baskón de Nabarra y su territorialidad de forma correcta, la cual es hoy día la misma que la Casa real de Nabarra ha demandado al Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas.

La única realidad histórica y que al imperialismo franco-español le deja descolocado solo con enunciar esto es: “El Estado Baskón de Nabarra en la que se incluyen los bearneses, riojanos, aragoneses, árabes y judíos sean euskaldunes, erdaldunes o lo que quieran ser,…”.

Una vez recuperada la soberanía secuestrada “manu militari” por los estados de Francia y España, el Estado Baskón de Nabarra invita a todos aquellos que quieran vivir y trabajar en nuestra País, lo hagan libremente, y disfruten de todos los valores que ofrece nuestra amada Patria, y si no se podrá gozar de otro de los derechos que tenemos en este País llamado Nabarra que es nuestro y será vuestro si así lo queréis.

¡Por el Estatalismo nabarro!
Gora Nabarrako Estatu Osoa!

2010/04/01

Iruinea, abril de 2010

Iñigo Saldise Alda
Descolonizando el imaginario aranista
Soberanía de Navarra

Comiendo el último día del mes de marzo un magnífico plato de ajuarriero, regando el garganchón con un excelente crianza de Erriberri, en el interior de uno de los numerosos comedores existentes en la vieja Iruñea, procedí a leer el artículo publicado en origen por el periódico catalán La Vanguardia, pero que acabó en mis manos tras su lectura en la web de la empresa Nabarralde, S.L. Dicho escrito no lo podemos enmarcar nunca dentro del Paradigma Nabarro, ni tampoco del Paradigma Aranista o Bizkaitarra, pero a decir verdad, me ha servido de musa para la realización del presente alegato unitario, el cual creo estrictamente necesario para el avance firme y sólido del Movimiento Soberanista Nabarro.

A decir verdad, este artículo poco que tiene que ver con el realizado por Andy Robinson, salvo la inspiración que me ha venido al leer el título del mismo, Descolonizando la imaginación en Barcelona, pues éste encabezamiento ha sido lo que realmente me ha llamado la atención y ha provocado la realización del presente manifiesto soberanista nabarro. Bueno, si,… también me ha parecido muy importante el aspecto conciliador que nos muestra Andy Robinson en su argumentación y por ello voy a intentar con este escrito adecuar dicho aspecto pacificador, a la triste realidad de confrontación o quizás sería mejor hablar de continuados roces ideológicos entre los nacionalistas vascos y los nabarristas auténticos, ya que considero extremadamente importante para el objetivo libertario que nos mueve a las bases de ambos, una necesaria y sincera concordia entre los defensores del Paradigma Aranista y los defensores del Paradigma Nabarro.

Hombre, algún lector del presente artículo puede haber llegado a pesar, que el título del mismo es cuando menos un poco impetuoso o exaltado hacia el aranismo, pero como ya deberíamos saber todos a estas alturas del siglo XXI, ambos paradigmas se basan en una manera muy diferente en interpretación de la historia de nuestra amada Baskonia. Por eso, concluyentemente considero necesaria la descolonización del imaginario como un paso obligado para el acercamiento entre ambas posturas, las cuales ciertamente se encuentra más próximas de lo que muchos de vosotros y vosotras os podéis llegar a creer, pues palpablemente cohabitan en el imaginario colectivo existente entre los habitantes de nuestro País.

La ideología presentada por los hermanos Arana Goiri, surge tras las derrotas vasco-nabarras en las guerras carlistas y de su conocimiento de los movimientos nacionales que sacudían por aquella época el continente europeo. Así no rechazan frontalmente el modelo Foral, sino que ciertamente lo superan con una visión nacional. Esto lo hacen desde un prisma exclusivamente bizkaitarra, sin realizar una reflexión profunda sobre el Estado que habían tenido en el pasado los vasco(ne)s libre e independientes. Esto le lleva a Sabino a afirmar que los vascos no somos españoles ni franceses y que de per se constituimos una Nación, por lo que tenemos derecho a nuestro propio Estado independiente. En cambio la realidad política en aquellos tiempos y por supuesto en estos que nos toca vivir, nos dice claramente que un vasco puede ser español, francés, argentino, mexicano, etcétera, ya que vasco es un término étnico y cultural, mientras que los otros son gentilicios políticos. Así estos importantes hermanos para el devenir de nuestra historia, se inventan una hermosa bandera ignorando los símbolos que ya existían en el Estado político de Baskonia, además viéndose obligado a asignar una denominación política para ese Estado de los vascos que él defendía se inventó una palabra para el mismo, con una errónea territorialidad inexistente a lo largo de la vida soberana del correcto Estado de los vascos, al aceptar las fronteras impuestas desde el reino de España y la república de Francia, como hoy todavía hacen muchos.

Por el contrario, la ideología formulada desde el Paradigma Nabarro, está basada en la centralidad política que otorga nuestro histórico Estado, que es concretamente el Reino de Nabarra, a la totalidad territorial de Baskonia. Con unos planteamientos iniciales anteriores al aranismo expuesto ya por Agosti Xaho, pasando por la fundamental aportación ideológica de los trabajos y estudios históricos realizados por personas contemporáneas de los Arana, como eran Arturo Kanpion, Serafín Olave, Juan Iturralde y Suit, Hermilio de Oloriz, entre otros de los miembros que conformaron la Asociación Euskara de Nabarra, pasando posteriormente incluso por los mensajes políticos realizados por claros nacionalistas vascos como Anacleto Ortueta, Manuel Irujo, sin olvidarnos de Federico Krutwig y Pierre Narbaitz, hasta llegar a nuestros días donde destacan en esta labor ideológica personajes de la actualidad tan ilustres como, Tomás Urzainqui, Pello Esarte, Mikel Sorauren, Luís María Martínez, Iñaki Sagrado, Joseba Asiron, Aitor Pescador, etcétera.

Es cierto que el erróneo imaginario del Paradigma Aranista rápidamente se extendió entre la mayoría del Pueblo vasco, aunque por el contrario no entró tan bien en otros pueblos que cohabitan dentro de Baskonia. Palpablemente las estrategias propuestas y realizadas desde esta ideología, no han logrado ningún resultado para la emancipación del Pueblo vasco. Por consiguiente, los defensores del aranismo, si lo que verdaderamente quieren conseguir es la recuperación de la libertad y la independencia, como la mayoría del Pueblo vasco reclama en esta parte de Europa, deben aceptar la realidad histórico-política que nos da nuestro Estado de Nabarra y dejar en las bibliotecas la ideología de los hermanos Arana Goiri, la cual tuvo una importante función en su época, pero que evidentemente no ha conseguido que los vascos dejemos de ser esclavos de las metrópolis española y francesa, siendo únicamente esto posible mediante la recuperación del gentilicio de nabarros.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011