SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2007/11/26

Iruñea, Noviembre de 2007


Iñigo Saldise Alda
Trebiño
Nabarralde

El estatuto de la comunidad autónoma de Castilla-León impide que Trebiño se desvincule de la provincia de Burgos y pase a integrarse en Araba. Un deseo de la mayoría de los habitantes de Trebiño, plasmado durante y tras la dictadura franquista con mayor fuerza. Este es un ejemplo claro de la llamada democracia española, heredera de la dictadura del generalísimo.

El Diputado en Cortes, Olabarria, denunció tras conversar en esas Cortes del Reino de España con políticos del P.P. que "el enclave de Treviño se ha convertido para algunos partidos en el paradigma de la unidad de España".

Respetando siempre la elección de los habitantes de ese condado, cuya opción es la de integrarse en la provincia de Araba, pasemos a ver cuales son sus antecedentes históricos para reivindicar su inclusión en ese territorio vasco. Comencemos por la organización territorial (moderna) del Reino de España.

En el año 1833 se formula la división del territorio de España en forma de provincias, como hemos llegado a la actualidad, sumándose a ellas la provincia de Navarra, tras la conversión forzada del Reino, tras la derrota de la primera guerra carlista y la Ley mal llamada Paccionada. En esta división el condado de Trebiño fue integrado en la provincia castellana de Burgos.

Previamente, en el año 1646 se intentó (re)incorporar el condado a la Hermandad, otros dicen provincia, de Álava. Para algunos este dato demuestra la unidad de Treviño y Álava, comparándola con la real incorporación de Oñate a Guipúzcoa o las Encartaciones a Vizcaya, siempre bajo la estructura estatal del Reino de España.

En 1417, Vitoria, Salvatierra y Treviño conformaron la Hermandad dentro de la corona castellana. Este régimen de Hermandad es la continuidad del creado en el año 1358. En ella participaban no sólo ciudades o villas de la actual Álava, sino otras villas, pueblos y ciudades que, al igual que las alavesas, formaron parte del Reino de Pamplona o Navarra. Así: Logroño, Nájera, Santo Domingo, Miranda, Briones, Salinas de Añana, Salinillas, Labastida, Portilla, Lapuebla de Arganzón, Peñacerrada, Santa Cruz de Campezo y Haro.

Si acudimos al origen, nos podemos preguntar quién fundó y otorgó fueros a la villa de Trebiño. Pero aún antes, hay que citar otro hecho importante. En dicha localidad existía un castillo defensivo navarro; en diferentes documentos podemos encontrar a sus tenentes o funcionarios, en forma de alcaides, desde el año 1076. En el siglo XII, concretamente en el año 1161, el rey vasco(n), Sancho VI “el Sabio”, concede el título de villa a Trebiño. Este dato lo podemos encontrar en una inscripción de la ermita, antigua iglesia, de San Juan.

Durante la conquista de 1200, esta villa navarra, con su castillo, aguantó las acometidas de las tropas invasoras castellanas. Nunca fue rendida, pero las circunstancias estratégicas de la guerra obligaron a su intercambio por otras plazas navarras situadas más en el interior del territorio navarro, y por ello más peligrosas en cuanto avanzadilla castellana. La imposibilidad de poder enviar ayuda a los sitiados de Gasteiz, tras más de nueve meses de asedio castellano, fue una de las claves de la entrega de la inexpugnable villa de Treviño, lo cual significó una perdida incuestionable para la posterior defensa de la soberanía del Estado de los vasco(ne)s, Navarra.

2007/11/23

Iruñea, Noviembre de 2007

Iñigo Saldise Alda
Banderas: unas impuestas, otra querida y otra deseada
Nabarralde

Antes de leer un interesante artículo de Gaizka Amorrortu Bóveda en Deia, titulado: “¿Por qué nos imponen su bandera?”, ya tenía la respuesta. Una respuesta obvia, sencilla: porque nos vencieron militarmente y ocuparon. Una vez leído en su totalidad, me ha dado motivos para este artículo, con el cual pretendo aportar y colaborar con algunos matices y comentarios.

Los vascos del sur de los Pirineos, divididos en dos Comunidades, nos vemos obligados a ver como ondea la bandera del Reino de España, estado que nos invadió con sus ejércitos, en Ayuntamientos, Casas de Juntas y Diputaciones Forales, sin olvidarnos de los cuarteles, comisarías, Delegaciones del Gobierno y demás instituciones españolas. Algunos Ayuntamientos han escapado, de diferentes maneras, al obligatorio alzamiento de la enseña de España, hasta hace poco, desafiando unas leyes que no son nuestras.

Por otra parte, los vascos del norte de los Pirineos se ven obligados a saludar la bandera tricolor de la República de Francia. Este otro estado, al igual que el español, utilizó la violencia y la fuerza de las armas para apropiarse de los restos del Estado soberano, que permanecía representando a los vascos libres, ante las grandes potencias imperiales que les rodeaban. Aumentó su presión tanto política como militar tras la revolución francesa.

La bandera del Reino de España, como la de la República de Francia, son banderas impuestas en territorio conquistado. Desde los primeros territorios invadidos, siempre han realizado una destrucción de aquellos símbolos que recordaran a nuestro Estado soberano. La falta de símbolos, o mejor dicho, el desconocimiento de los símbolos propios y de la existencia de nuestro Estado, ocasionó la invención de un nombre para nuestro país y, cómo no, de una bandera que lo representara.

En un principio la nueva bandera representaba a un territorio pequeño. A pesar de los confusos significados de sus colores y forma, fue rápidamente asimilada por la mayoría del pueblo vasco. Su aceptación fue amplia al sur del Pirineo, pero también al norte, donde se la podía ver ondear al viento, sobre todo durante la dictadura franquista. Muchos arriesgaron, y no sólo la libertad, al colocarla en montañas, grúas, paredes, farolas…

En la actualidad esta bandera es oficial en la Comunidad Autónoma Vasca, dentro del Reino de España. Sólo en esa comunidad es legal izarla en Ayuntamientos, Casa de Juntas y Diputaciones. Incluso está en comisarías, Delegaciones del Gobierno y demás instituciones del Estado español, eso sí, junto a la hispana. Mientras, en la Comunidad Foral de Navarra, como al norte del Pirineo, está prohibida su colocación en los edificios públicos.

Esta bandera nunca ha representado a un Estado y en actualidad pertenece a una comunidad interna del Reino de España. El pueblo vasco la reconoce como un símbolo propio, pero no de nuestro Estado. Hay bastantes vascos repartidos por el mundo que, junto a la bandera de nuestro pueblo, alzan la de sus respectivos estados, como México, Argentina o EE.UU. Esta bandera –ikurriña- pretendía ser la del Estado libre de los vascos y se ha quedado en un signo comparable a los de los diferentes pueblos nativos o indígenas que hay en el mundo.

Mientras, en la Comunidad Foral de Navarra, al igual que en la C.A.V., nos vemos obligados a ver ondear la bandera española. No se nos permite colocar la ikurriña, ya que es la bandera oficial de otra Comunidad. En su lugar se eleva una bandera asimilada por los invasores, que sí representó en su día al Estado de los vasco(ne)s. Es una bandera colorada, la bandera del Estado de Navarra. Pero muchos han olvidado que fue –que es- la nuestra.

Artículo del Deia: http://www.deia.com/es/impresa/2007/11/22/bizkaia/iritzia/419598.php?despiece=1

2007/11/20

Iruñea, Noviembre de 2007



Iñigo Saldise Alda
El fraude Foral
Nabarralde

Los defensores de la conquista militar en la Navarra reducida o C.F. braman a los cuatro vientos el beneficio que conlleva la unidad forzada para el último territorio que mantiene la referencia del Estado de los vasco(ne)s. Su última “hazaña” es la referida a materia económica en Noviembre de 2007, basándose en ese inexistente pacto, en el cual la Navarra reducida trata de igual a igual al reino imperialista de España.

Un pacto obligado, que se divide en quinquenios, por el cual la C.F. de Navarra realiza una aportación solidaria, siempre según los españoles, al conjunto del estado que mantiene la ocupación militar en los territorios navarros del sur de los Pirineos. Desde las instituciones de la C.F., donde se encuentran los partidos mal llamados navarros, sucedáneos del Partido Popular español, insisten en la vuelta a la normalidad, retardada por unos años, por las enemistades entre la derecha española y el P.S.O.E.

Para U.P.N. y su falsa escisión en forma de C.D.N., disfraces del P.P. en la Navarra reducida, este acto de aportación económica, no solidaria, sino obligada e impuesta tras la conquista militar, es el acto que mejor refleja la singularidad de la C.F.N. dentro del reino de España. Según ellos, tras tres años de malas relaciones institucionales, esto significa una vuelta a algo que siempre ha caracterizado a ambas administraciones.

U.P.N., al igual que el C.D.N., esconden tras la defensa del falso pacto, impuesto por España, con su Constitución y la llamada Ley Paccionada, la carga económica que significa para la Navarra reducida, en especial para sus ciudadanos y ciudadanas. Pero no son los únicos, ya que desde el P.S.O.E. también se defiende esta imposición, diciendo que el pactismo es el camino. Un camino que conlleva la pérdida de identidad, no sólo económica, sino política también, para la Navarra reducida.

También en el Parlamento Europeo la derecha española defiende la particularidad impuesta para la Navarra reducida. Ante la propuesta realizada desde el grupo de los verdes, por E.A., saltan en defensa de esa particularidad para la C.F.N. Llegando a compararla con la particular hacienda de las islas portuguesas de las Azores.

A su vez, critican el equivocado planteamiento de E.A., que comienza diciendo: “The four Basque provinces…”. Con ello pretenden desmontar el paradigma aranista que realiza E.A., el cual nos dice que para mantener el régimen económico de las provincias de Bizkaia, Alaba, Gipuzkoa y Navarra, es necesario que estos conformen un Estado soberano dentro de la Comunidad Europea.

Los españoles insisten en la particularidad de cada Diputación provincial, y llegan a afirmar que, para que mantuvieran sus particularidades, no deberían formar un estado, sino cuatro. Una vez más buscan la división de los navarros, división ocasionada por las conquistas militares de su estado. No nos recuerdan que dichas haciendas son heredadas del Fuero del reino de Navarra.

En resumen, la C.F. de Navarra tendrá que aportar 700 millones de euros al año, durante al menos, cinco años. Esto supone una sangría considerable para los bolsillos de la ciudadanía navarra. Mientras estos políticos, mal llamados navarros, engordan sus bolsillos a costa de la defensa de la conquista militar del Estado de Navarra.

2007/11/14

Iruñea, Noviembre de 2007

Iñigo Saldise Alda
Gentes con Derecho
Nabarralde

En los últimos tiempos nos estamos acostumbrando a escuchar la expresión estado de derecho. Esta referencia se hace no sólo desde las instituciones del reino de España, sino de cualquier partido español. Con ello, además de pretender justificar las diferentes conquistas militares sobre nuestro Estado, también les sirve para negar el derecho del pueblo vasco a ser soberano.

Un derecho reflejado en el 2º punto de la resolución 1514 de las Naciones Unidas, el 14 de Diciembre de 1960. Dicho punto dice lo siguiente:

“Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación; en virtud de este derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”.

Para muchos vascos ésta es la vía de la consecución de la creación de un Estado vasco. Una vía basada en las ideas de finales del siglo XIX, de Sabino Arana. Se puede decir que todos los partidos nacionalistas vascos, ya sean de derecha, centro o izquierda, que buscan la independencia, siguen fieles a la idea heredada de este paradigma.

A pesar de existir la resolución de las N.U., desde el estado español niegan esta posibilidad. Achacan la falta de existencia de un Estado vasco en la historia, utilizando en nuestra contra las equivocadas ideas del paradigma aranista. Un paradigma en el cual, la creación y conformación de ese Estado independiente, llamado Euzkadi, no tiene una base histórica en que sostenerse, entre otros muchos errores.

Pero no se quedan ahí, sino que van más allá al afirmar la existencia de un mismo planteamiento en la actualidad, principalmente por parte de los partidos nacionalistas vascos, de aquellos planteamientos que mantenía Arana a finales del siglo XIX. Prestan principal y maliciosa atención a un planteamiento habitual contemporáneo de Arana, respecto a la división y diferencia humana en razas. Un planteamiento que no se da en la actualidad en ningún partido nacionalista vasco. Con ello tachan de racistas a los partidarios de este paradigma, buscando ilegitimar la idea independentista para un nuevo estado, importándoles muy poco, como siempre, lo que digan las N.U.

En la C.F.N. existen unos partidos políticos, malamente llamados navarros, que han creado otro paradigma. Este se basa en ese supuesto estado de derecho del reino de España y en la falsa unión pactada entre el Estado navarro y el español. Dicen defender el Fuero navarro, algo que ellos mismo se han encargado de eliminar. Para ello tergiversan la historia del Estado navarro, buscando siempre su beneficio, el cual es contrario al Derecho de los navarros. Pero hay algo que no pueden esconder, y es la realidad histórica y política de la existencia de un Estado para los navarros.

Repasando la historia, podremos comprobar que se dio una unidad política de los diferentes territorios vasco(ne)s dentro del Reino de Pamplona o Navarra. Una unidad estatal, la cual nos da el Derecho histórico y político de recuperar la soberanía para nuestro Estado. Con este paradigma orientado en recuperar un Estado propio, los españoles y franceses no tendrán argumentos con los cuales negar a los habitantes de esta tierra el derecho a ser independientes.

A su vez, esta vía no la pueden tachar de racista, ya que en ella no sólo los vascos son navarros. A pesar del origen político de este término, que empleaban los francos para designar y diferenciar a los vasco(ne)s independientes de los que tenían sometidos, la evolución posterior a lo largo de la historia nos demuestra la existencia de navarros de otras etnias, pueblos o naciones. El ser navarros les convertía en sujetos de Derecho. Por lo tanto, la recuperación del Estado de Navarra nos convertirá verdaderamente en ciudadanos, y significará que realmente, seamos gentes con Derecho.

2007/11/08

Iruñea, Noviembre de 2007


Iñigo Saldise Alda
Una bandera colorada
Nabarralde

En el año 1910, Arturo Campión junto a Oloriz y Altadill diseñan la actual bandera para la Navarra reducida, siendo aprobada ese mismo año por la Diputación Foral. Esta es reinstituida en el año 1982, al establecerse en la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral que la bandera de Navarra (C.F.) es roja con el escudo en el centro.

El escudo de su interior ha sufrido diferentes modificaciones durante el siglo XX, siempre impuestas por la estructura del estado español, que mantiene el sometimiento sobre los territorios navarros del sur de los Pirineos. Con corona real borbónica, con corona encastillada de la república española o con una cruz laureada durante la dictadura franquista. Pero en todos los casos, siempre se ha mantenido invariable el color de la bandera.

Hay innumerables versiones de donde proviene el color rojo de nuestra bandera. Basándonos en una de ellas, llegaríamos a la deducción de que el color de bandera de nuestro Estado, casi con toda seguridad, proviene del rojo escudo de Sancho VI "El Sabio", ya que es en su época cuando comienza a aparecer la heráldica navarra.

Federico Krutwing, en su libro Vasconia, nos cuenta que durante una sublevación popular contra Luis XIV, cuyo centro principal fue la capital gascona de Burdeos, la población enarbola su propia bandera contra la tiranía proveniente de París. Esta bandera o enseña de identidad y reconocimiento popular es roja.

Se trata de la bandera heredada del Estado de Navarra a través de la casa de Albret. En el siglo XIX, durante la sublevación de los burgueses en tiempos de la Restauración, esta bandera roja pasa a ser el símbolo de la Comuna de París. El símbolo de esta Comuna es tomada por Marx y Engels como estandarte para su movimiento Internacional. La roja bandera del Estado de Navarra es la fuente de inspiración de las banderas revolucionarias populares del mundo.

Volviendo a esta bandera navarra y a pesar de algunas afirmaciones, claramente malintencionadas, que datan la bandera de Navarra a principios del siglo XX, la bandera de los navarros existe, al menos, desde el siglo XIV. De hecho la encontramos en el Libro del conoscimento de todos los Reynos, editado en ese siglo.

Las tropas castellanas, desde las murallas de la ocupada Iruñea, contemplaron dicha bandera entre las tropas navarras de reconquista en el año 1512. No tenemos más que leer en las crónicas del español Correa, que describe la bandera a la cual 300 navarros juraron no desamparar: "una bandera colorada con ciertas bandas de oro en ella…".

Estas bandas doradas no son más que la representación medieval del escudo. Actualmente se puede afirmar que hay varias representaciones de la bandera de nuestro Estado. La diferencia siempre depende de la representación del escudo. La "oficial" es aquella diseñada en el año 1910. Una bandera dócil para el estado que nos conquistó militarmente. Yo, en cambio, me quedo con esa bandera colorada que representa a la Navarra libre y soberana.

Una bandera colorida per Iñigo Saldise Alda

l'any 1910, Arturo Campión al costat de Oloriz i Altadill dissenyen l'actual bandera per a la Navarresa reduïda, sent aprovada aquest mateix any per la Diputació foral. Aquesta és reinstituida en l'any 1982, a l'establir-se en la Llei Orgànica de Reintegració i Amejoramiento del Règim Foral que la bandera de Navarra (C.F.) és vermella amb l'escut en el centre. L'escut del seu interior ha sofert diferents modificacions durant el segle XX, sempre imposades per l'estructura de l'Estat espanyol, que manté la submissió sobre els territoris navarresos del sud dels Pirineus.

Amb corona real borbònica, amb corona encastillada de la república espanyola o amb una creu laureada durant la dictadura franquista. Però en tots els casos, sempre s'ha mantingut invariable el color de la bandera. Hi ha innombrables versions d'on prové el color vermell de la nostra bandera. Basant-nos en una d'elles, arribaríem a la deducció que el color de bandera del nostre Estat, gairebé amb tota seguretat, prové del vermell escut de Sancho VI El Savi, ja que és en la seva època quan comença a aparèixer l'heràldica navarresa.

Federico Krutwing, en seu llibre Vasconia, ens conta que durant una revolta popular contra Luis XIV, el centre principal de la qual va ser la capital gascona de Burdeos, la població enarbora la seva pròpia bandera contra la tirania provinent de París. Aquesta bandera o ensenya d'identitat i reconeixement popular és vermella.

Es tracta de la bandera heretada de l'Estat de Navarra a través de la casa de Albret. En el segle XIX, durant la revolta dels burgesos en temps de la Restauració, aquesta bandera vermella passa a ser el símbol de la Comuna de París. El símbol d'aquesta Comuna és presa per Marx i Engels com estendard per al seu moviment internacional. La vermella bandera de l'Estat de Navarra és la font d'inspiració de les banderes revolucionàries populars del món.

Tornant a aquesta bandera navarresa i a pesar d'algunes afirmacions, clarament malintencionades, que daten la bandera de Navarresa a principis del segle XX, la bandera dels navarresos existeix, almenys, des del segle XIV. De fet la trobem en el Llibre del conoscimento de tots els Reynos, editat en aquest segle.

Les tropes castellanes, des de les muralles de l'ocupada Iruñea, van contemplar aquesta bandera entre les tropes navarreses de reconquesta en l'any 1512. No tenim més que llegir en les cròniques de l'espanyol Correa, que descriu la bandera a la qual 300 navarresos van jurar no desemparar: "Una bandera colorida amb certes bandes d'or en ella…".

Aquestes bandes daurades no són més que la representació medieval de l'escut. Actualment es pot afirmar que hi ha diverses representacions de la bandera del nostre Estat. La diferència sempre depèn de la representació de l'escut. La "oficial" és aquella dissenyada en l'any 1910. Una bandera dòcil per a l'Estat que ens va conquistar militarment. Jo, en canvi, em quedo amb aquesta bandera colorida que representa a la Navarresa lliure i sobirana.

http://www.racocatala.cat/forum/llegir.php?idf=9&fil=5629


A red flag by Iñigo Saldise Alda


In the year 1910, along with Arturo Campión Olóriz Altadill design and the current flag for Navarre reduced, the same year was approved by the Diputación Foral. This is reinstituida in 1982, to settle in the Organic Law of Rehabilitation and Enhancement of the Foral Regime that the flag of Navarre (CF) is red coat in the middle.

The shield of its interior has undergone various modifications in the twentieth century, ever imposed by the structure of the Spanish state, which maintains subjugation on the territories of Navarre south of the Pyrenees. With Bourbon royal crown, with encastillada crown of the Spanish republic or with a red Laureate during the Franco dictatorship. But in all cases, it has always remained the same colour of the flag.

There are countless versions of which come from our red flag. Based on one of them, come to the deduction that the colour flag of our State, almost certainly comes from the red shield of Sancho VI the Wise "because it is in his time when it begins to appear heraldry Navarre .

Krutwing Federico, in his book Vasconia, tells us that during a popular uprising against Louis XIV, whose principal place was the capital gascona Bordeaux, people flying its own flag against tyranny from Paris. This flag or teaches identity and recognition popular is red.

This is the flag inherited from the State of Navarre through the house Albret. In the nineteenth century, during the uprising of the bourgeoisie during the Restoration, this red flag becomes a symbol of the Paris Commune. The symbol of this Commune is taken by Marx and Engels as a banner for International movement. The red flag of the State of Navarre is the source of inspiration for the popular revolutionary flags of the world.

Returning to this flag Navarre and despite some claims, clearly malicious, that the flag of Navarre dating to the early twentieth century, the flag of Navarre there at least since the fourteenth century. In fact can be found in the Book of conoscimento all Reynos, published in this century.

The Spanish troops from the walls of the occupied Iruñea, contemplated such a flag between troops Navarre reconquest in the year 1512. We only have to read in the chronicles of the Spanish Correa, describing the flag to which 300 Navarre vowed not forsake "a red flag with certain bands of gold in it…."

These gold bands are just the representation medieval shield. Today we can say that there are several representations of the flag of our State. The difference always depends on the representation of the shield. The "official" is one designed in 1910. A flag for the docile state that we won militarily. I, however, I remain with that red flag that represents the Navarre free and sovereign.

Айниго Saldise Alda
А красный флаг


В 1910 году, наряду с Артуро Campión Olóriz Алтадиль дизайн и нынешний флаг для Наварра сокращены, в том же году был одобрен Diputación Foral. Это reinstituida в 1982 году, чтобы поселиться в органический закон о реабилитации и повышению надежности Foral Режима, что флаг Наварра (CF) на красном пальто в середине.

Щит его интерьер претерпел различные изменения в двадцатом веке, когда введенные в структуре испанского государства, которое поддерживает игу на территории провинции Наварра к югу от Пиренеев. Что Бурбон королевской короной, с encastillada венец на испанском языке республики или с красным лауреат во время диктатуры Франко. Но во всех случаях, он всегда оставался тем же цвета флага.

Есть бесчисленные варианты, которые поступают из наших красный флаг. Основываясь на одном из них, прийти на вычет, что цвета флага нашего государства, почти наверняка происходит от красного щит Санчо VI Мудрый ", поскольку он в свое время, когда он начинает появляться геральдики Наварра.

Krutwing Федерико, в своей книге Vasconia, рассказывает нам о том, что во время народного восстания против Людовика XIV, чье основное место был столицей gascona Бордо, люди, летевший своим флагом против тирании из Парижа. Этот флаг или учит личности и признание популярен красный цвет.

Это флаг, унаследованных от государства Наваррский через дом Альбрет. В девятнадцатом веке, во время восстания буржуазия в ходе реставрации, это красный флаг стал символом Парижской Коммуны. Символом этого Коммуна принимается Маркса и Энгельса как знамя для международного движения. Красный флаг государства Наварра является источником вдохновения для популярной революционные флаги мира.

Возвращаясь к этим флагом Наварра, и, несмотря на некоторые претензии, явно опасный, что флаг Наварра знакомств в начале ХХ века, флаг Наварра существуют по крайней мере, с четырнадцатого века. В действительности, можно найти в книге conoscimento все Reynos, опубликованные в этом столетии.

Испанские войска из стены на оккупированных Iruñea, предусмотрено такое флаг между войсками Наварра возвращения в 1512 году. Мы только читать в летописи в испанском Корреа, описывающих флага, в которой 300 Наварра поклялся не оставит "красный флаг с некоторыми бандами золота в ней…".

Эти золотые полосы только представительство средневекового щита. Сегодня мы можем сказать, что существует несколько представлений флаг нашего государства. Разница всегда зависит от представительства щитом. В "официальных" является одним разработан в 1910 году. А флаг на docile заявить, что мы выиграли в военном отношении. Я, однако, я по-прежнему в том, что красный флаг, который представляет собой Наварра свободным и суверенным.

Iñigo Saldise Alda
Un drapeau rouge


En l'an 1910, avec Arturo Campión Olóriz Altadill conception et de l'actuel drapeau de la Navarre réduit, la même année, a été approuvé par la Diputación Foral. Ceci est reinstituida en 1982, pour s'installer dans la loi organique de rénovation et d'amélioration du régime foral que le drapeau de la Navarre (FC) est manteau rouge au milieu.

Le bouclier de son intérieur a subi diverses modifications au cours du XXe siècle, jamais imposées par la structure de l'État espagnol, qui maintient la subjugation sur les territoires de la Navarre au sud des Pyrénées. Avec Bourbon couronne royale, avec encastillada couronne de la république ou espagnol avec un lauréat du rouge au cours de la dictature de Franco. Mais dans tous les cas, il est toujours restée la même couleur du drapeau.

Il existe d'innombrables versions qui viennent de notre drapeau rouge. Sur la base de l'un d'eux, arrivé à la déduction que la couleur du drapeau de notre Etat, presque certainement provient du bouclier rouge de Sanche VI le Sage ", car il est dans son temps quand il commence à apparaître l'héraldique Navarre.

Krutwing Federico, dans son livre Basque, nous raconte que lors d'un soulèvement populaire contre Louis XIV, dont le centre était la capitale gascona Bordeaux, les gens battant son propre pavillon contre la tyrannie de Paris. Ce drapeau ou enseigne l'identité et la reconnaissance populaire est rouge.

C'est le drapeau hérité de l'Etat de Navarre grâce à la maison d'Albret. Au XIXe siècle, pendant le soulèvement de la bourgeoisie durant la Restauration, ce drapeau rouge devient le symbole de la Commune de Paris. Le symbole de cette commune est prise par Marx et Engels comme une bannière pour le mouvement international. Le drapeau rouge de l'État de la Navarre est la source d'inspiration de la populaire révolutionnaire drapeaux du monde.

Le retour à ce drapeau Navarre et en dépit de certaines revendications, clairement malicieux, que le drapeau de la Navarre datant du début du XXe siècle, le drapeau de la Navarre là au moins depuis le XIVe siècle. En fait, peut être trouvé dans le livre de conoscimento tous Reynos, publié au cours de ce siècle.

Les troupes espagnoles aux murailles de Pampelune occupés, contemplé un tel drapeau entre troupes Navarre reconquête de l'année 1512. Il suffit de lire dans les chroniques de l'espagnol Correa, décrivant le drapeau de la Navarre dont 300 juré de ne pas abandonner «un drapeau rouge avec certaines bandes de l'or en elle…».

Ces bandes de l'or ne sont que la représentation médiévale bouclier. Aujourd'hui, nous pouvons dire qu'il existe plusieurs représentations du drapeau de notre Etat. La différence dépend toujours de la représentation de l'écu. Les «officiels» est l'un conçu en 1910. Un drapeau pour la docile que nous avons gagné militairement. J'ai, cependant, je reste avec ce drapeau rouge qui représente la Navarre libre et souverain.

2007/11/06

Iruñea, Noviembre de 2007

Iñigo Saldise Alda
NAFARROA 2012
Nabarralde

En el año 1512, las tropas españolas al mando del Duque de Alba invaden el reino de Navarra, en busca de su total desaparición de los mapas políticos del mundo. Esta invasión militar no es la primera agresión al Estado vasco(n), sino una continuación a innumerables invasiones e ingerencias en su política interna.

Ruptura de tratados fronterizos, magnicidios, compra y soborno de funcionarios… son las armas que siempre ha utilizado el insaciable apetito imperial castellano. Incontables alianzas con otros reinos, buscando la repartición de los territorios navarros, falsedad en documentos para conseguir la complicidad del Estado papal, juramento de unos fueros para negarlos y eliminarlos a continuación, creación de leyes especiales encaminadas a negar el derecho de los navarros…

El cercano año 2012 se cumplirán quinientos años de la ocupación militar de la capital de Navarra. Una ocupación que ocasionó que las Cortes legítimas navarras se asentaran en Pau durante más de un siglo. Las instituciones de la Navarra reducida o C.F.N. se preparan para celebrar, junto a los invasores, las conquista y aniquilación del reino de Navarra.

El gobierno de dicha Comunidad están constituido por partidos que se dicen defensores de los derechos de Navarra. En su lugar lo que se cumple son unos deberes con el Reino que nos ha conquistado militarmente. Unos deberes ilegítimos, muy exigentes en materia económica, pero sobre todo intolerables en materia política.

La ideología de estos partidos, malamente llamados navarros, es la heredada del colaboracionismo realizado por la mayoría de los beaumonteses en la invasión de 1512. Se resume en la prioridad de conservar sus puestos, no preocupándoles pactar con el partido socialista obrero español o cualquier otro que les mantenga en el poder, vendiendo así el derecho de los navarros a ser independientes.

Estos partidos nos contarán, una vez más, que las tropas españolas junto a los beaumonteses intervinieron en el reino soberano de Navarra para expulsar a los franceses. Esta constante de los españoles de guiar y “defender” los derechos de los navarros es la manera que tienen de ocultar sus ansias de expansión y dominación, mediante sus leyes, cultura, idioma y nacionalidad.

Queda poco para alcanzar esa fecha. Una fecha triste para nuestro pueblo, pero que debe ser informativa y reivindicativa. No caeremos en el error de pensar que en 1512 comenzó la conquista de nuestro Estado. Viene de atrás. 1054, 1076, 1200, entre otras, son fechas que no deben ser olvidadas. Los españoles y franceses ocultarán siempre estos hechos. Si nos les queda otra, mentirán sobre ellos, propiciando la división ocasionada por sus conquistas, para debilitar la unión vasca e impedir la recuperación de la independencia.

Esta ocultación, desinformación y desvirtuación de nuestra realidad política favoreció la aparición de un nacionalismo vasco que emprendió su búsqueda y formulación por vías equivocadas, olvidando el estado que ya existió y nos representó ante los demás pueblos soberanos europeos. Este derrotero equivocado viene de perillas a los españoles, pues paradójicamente les permite adueñarse de la simbología del Estado que nos representó durante ocho siglos, y, a los traidores, presentarse como herederos de aquello que traicionaron.

El rapto de la bandera roja de nuestro Estado se hizo más patente que nunca en una manifestación, no hace mucho, por las calles de la vieja Iruñea. Una vez más, los españoles venían a defender nuestros fueros, esos fueros que ellos mismos habían aniquilado. Enarbolando la bandera de su Estado y la roja de la C.F.N., estos supuestos defensores de la libertad venían a recordarnos que somos los que ellos nos digan, lo que nos permitan, no lo que nosotros libremente queramos ser.

Queda poco para una fecha tan señalada. Una fecha que desde el reino de España intentarán controlar, una vez más. Cada día que pase debemos recordarnos a nosotros mismos que somos navarros. Yo, particularmente, en mi mente tengo una imagen que nos dejó escrita para la posteridad un cronista castellano. En ella veo a 300 navarros que juraron no desamparar una bandera colorada, la bandera de la Navarra libre y soberana.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011