SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2009/02/10

Iruinea, febrero 2009

Iñigo Saldise Alda
Los nacionalistas españoles continúan la labor de Fernando el Falsario.
Soberanía de Navarra

Una vez más, desde los medios nacionalistas españoles siguen en su labor de justificar lo injustificable para cualquier navarro, la invasión y ocupación que sufrió el Estado de Baskonia, Nabarra.

Esta vez su planteamiento no tiene desperdicio alguno, su objetivo es la plataforma 1512-2012 Nafarra Bizirik! y más concretamente el acto realizado en Amaiur, nombre incorporado a la comisión oficial de todos los navarros y navarras, que denunciamos las continúas invasiones y ocupaciones a lo largo de los siglos, que ha sufrido nuestro Estado, a manos de castellanos(-leoneses), aragoneses (españoles ellos) y también de franceses.

Desde su prepotencia imperialista, instan a colocar la ikurriña, bandera inventada por los hermanos Arana a finales del siglo XIX, cuando ya tenían los españoles controlados todos los territorios vascones del sur del Pirineo y al pueblo vasco(n) sometido, en el lado de las tropas alavesas, vizcaínas y guipuzcoanas, junto a los traidores beaumonteses, pues fueron la punta de lanza del ejército invasor que entró en un Reino ya mermado por otras invasiones y ocupaciones anteriores, 1054, 1076, 1134, 1176, 1199-1200 y 1463, a manos del germen del reino de España, Castilla(-León) y de Barcelona-Aragón.

Esas tropas, castellanas ellas, entraron en Navarra bajo estandarte castellano-leonés y aragonés, por lo que es imposible colocarles la bandera que se inventaron los hermanos Arana, bandera, todo hay que decirlo, que es el símbolo del pueblo vasco en la actualidad, pero no de nuestro Estado, ya que hasta el cronista del duque de Alba, Correa, da fe de la bandera del Estado de Navarra en el primer intento de reconquista realizado por los navarros, capitaneados por el mismísimo Juan III de Albret, rey consorte de Navarra.

A continuación, el delirante artículo, propaganda absoluta del nacionalismo español, nos asegura con rotundidad que Guipúzcoa nunca quiso pertenecer al Reino de Navarra. Obvian que esa comarca perteneció primero al Reino de Pamplona, incluso después del cambio de su nombre por el de Navarra, realizado por Sancho VI el Sabio y que posteriormente al acudir obligadamente Sancho VII el Fuerte a la cruzada contra los musulmanes en Las Navas de Tolosa, los ganboinos se pusieron a sus ordenes, ya que eran defensores de la soberanía navarra y contrarios a la imposición castellana.

Incluso, ya entrado el siglo XIV, concretamente en el año 1350, cuando Carlos II, el mal apodado, entra en Gipuzkoa, cuenta con la ayuda del levantamiento de los leales a la soberanía navarra, siendo el señor de Oñate, Beltrán Belaz de Guevara, el más representativo de los mismos, liberando esa comarca de las garras castellanas, aunque fue por poco tiempo.

A continuación nos cuenta la toma de Lizarra, realizada según el autor del escrito por 1.200 alaveses, tropas que habían sido exigidas por el Falsario a la Diputación General de Alava, siempre según este artículo nacionalista español, que olvida recordar cómo eran las guerras de la época, donde la infantería estaba formada por aquellas tropas de las cuales se podría prescindir, pues no se tenía confianza en su lealtad.

Tras Lizarra, le toca el turno a Iruñea, ciudad beaumontesa y, según el texto, como la mayoría del Reino de Navarra. Es cierto que no hubo resistencia ya que los dirigentes de la ciudad comprendieron que el vecindario de la ciudad era mucho menor que el ejército invasor que se veía desde la murallas y cualquier resistencia habría significado el total extermino de la población de Iruñea.

Los mandatarios de la ciudad quisieron llegar a un acuerdo en la rendición, a lo que se negó el duque de Alba: los derrotados no ponen las condiciones. Tras ello entraron las tropas castellano-leonesas al son de tambores y trompetas, ante el temor de los ciudadanos de Iruñea, que posteriormente sufrieron la represión española, siendo asesinados numerosos navarros.

Es impresionante la divagación histórica sobre el suceso de Belate. Aquí la propaganda nacionalista española alcanza su mayor esplendor en ese escrito. Para ello, cómo no, son los franceses los que intentaron tomar la ciudad de Iruñea, ocupada por los invasores castellanos, cuando fue el rey Juan III de Albret quien estuvo al frente del mismo, estando junto él, compartiendo el mando, un general francés, La Palice, ya que Francia era, tras la invasión española (castellano-leonesa y aragonesa), aliada de Navarra.

Ocultan que el ejército de reconquista estaba formado 7000 navarros, 4000 gascones y algunos mercenarios alemanes y albaneses, más 1000 hombres de armas franceses, siendo estos últimos una minoría entre las tropas de liberación.

Pero se olvida su planteamiento anterior y así, el supuesto ejército francés, pasa a ser navarro y afirmar sin ningún problema que las tropas castellanas, formada por guipuzcoanos, comandados por el señor de Góngora y otro de Lizarza, concretamente atacan al ejército navarro y se apoderan de 12 cañones en Belate.

Estos montañeses, de nacionalidad castellana, eran buenos conocedores de los caminos y realmente atraparon a los mercenarios alemanes y albaneses en el interior de los taludes de Belate y Elizondo. Era un trece de diciembre de 1512 y esas tropas invasoras pusieron en fuga a los mercenarios alemanes y albaneses, capturando 12 piezas variadas de artillería y trasladándolas a Iruñea, algo que posteriormente les reconoció el Falsario, permitiéndoles que sus escudos llevaran desde entonces, un cielo con 12 piezas de cañón.

Por otro lado, el escrito aporta una realidad histórica. Esta es el alarde de San Marcial, que celebra la victoria de las tropas españolas ante el ejército navarro y su aliado francés, tras un nuevo intento de reconquista del año 1522. Aquí no tengo nada que decir, la realidad histórica habla por sí misma.

Para concluir, la presencia de la ikurriña en los actos orientados a la recuperación de la soberanía de Navarra no me molesta aunque no la encuentro necesaria. Considero más importante que utilicemos, cada día más, progresivamente hasta 2012, la bandera colorada de nuestro Estado, Navarra. Aquella que vio el cronista castellano Correa y demás tropas invasoras españolas desde las murallas ocupadas de Iruñea en 1512, a la cual 300 navarros juraron no desamparar.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011