SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2014/10/13

Doctor Jaso

Doctor Jaso
Iñigo Saldise Alda

Heráldica Jaso: Escudo en campo de plata árbol de sinople con un jabalí de sable pasante sobre el mismo.

Heráldica Atondo (de Pamplona): Escudo cuartelado, 1º de gules cuarto de carbunclo pomelado de oro que es de Nabarra por privilegio otorgado por el rey  de Nabarra Juan de Trastámara, 2º y 3º de azur dos bandas de oro con dos lunas en menguante de oro entre ellas que son propias del linaje de Atondo, 4º de gules grifo de oro armado y membrado de sables que son de los Caritates (Carite).

Juan de Jaso y Atondo nació en Donibane Garazi. Su padre Arnalt Peritz de Jaso fue oidor de Comptos de la Cámara Real y Maestre de Finanzas en Pamplona, pese a tener sus orígenes en la denominada nobleza baja al ser considerado el linaje de Jaso como de los infanzones campesinos, algo que cambió en el año 1435 cuando Pedro de Jaso, abuelo de Juan de Jaso y Atondo, subió en el escalafón de nobleza nabarra al otorgarle el rey consorte de Nabarra, Juan de Trastámara, un cargo menor en la administración real.  Esto propició el matrimonio de Arnalt de Jaso con Guillerma de Atondo en el año 1441; mujer de un importante linaje de la nobleza alta de la vertiente administrativa.

El padre de Juan de Jaso y Atondo sirvió al príncipe de Biana, Carlos de Evreux y Trastámara, hasta que éste se alzara en armas contra su padre Juan II de Nabarra, conocido como el usurpador. Antes de ello el propio Carlos de Biana le había nombrado en el año 1447 Maestre de la Cámara de Comptos y Contador Mayor de su Casa, reafirmado así a Arnalt Peritz de Jaso en su nuevo papel dentro de la nobleza alta, en su rama administrativa, es decir, nobles de servicios o de toga.

Por ello Juan de Jaso y Atondo, ambos apellidos son de linajes afiliados al partido agramontés, fue dirigido en sus estudios hacia la carrera de Leyes, estudios que cursó en la Universidad de Bolonia, donde se graduó el 16 de noviembre del año 1470 con el título de doctor de Derecho Canónico. En dicho acto estuvieron presentes Pedro de Arbués, famoso inquisidor y obispo de Rieux, junto al obispo de Pamplona Pedro de Foix, hijo éste último de la Lugarteniente del Reino de Nabarra, la princesa Leonor de Trastámara y de Gastón de Foix. Desde entonces fue nombrado como doctor Jaso.

Con el fracaso agramontés del año 1471 en su intentona de abrir las puertas de Pamplona a los agramonteses y con ello  expulsar a los beaumonteses, Arnalt de Jaso, Juan y su hermano Pedro de Jaso y Atondo tuvieron que huir de la ciudad, pasando a residir en Tafalla, ciudad próxima al casillo de Olite.

En el año 1472 accedió al cargo de maestre de las Reales Finanzas, tras ser nombrado en Lescar por la Regente, Lugarteniente y Gobernadora de Nabarra, Leonor de Trastámara y el marido de esta, Gastón de Foix.  Y en el año 1476  fue nombrado, también por la Regente, presidente del Consejo Real de Nabarra y alcalde de la Corte Mayor. Ese mismo año Juan II de Nabarra, el usurpador, dijo de él:

“(…) egregio,  fiel y bien amado servidor, alcalde de la Corte Mayor y maestre de Finanzas”.

En el año 1478 el usurpador Juan II de Nabarra y Aragón hizo merced de los cuarteles e imposiciones reales sobre la villa de Idocin. Los habitantes de dicha villa eran beaumonteses convencidos odiaban al señor agramontés de Idocin y por ello fueron levantisco contra el doctor Jaso. Pero éste y en señal de pleno señorío, hizo levantar en Idocin un palacio con su correspondiente torre fuerte.

En el año 1483, Juan de Jaso y Atondo llevó dos importantes negociaciones. Por un lado con la regente de Nabarra, Magdalena de Francia y la princesa de Biana, Catalina de Foix. Por otro con los reyes Isabel de Castilla y León y su marido Fernando II de Aragón. La idea era concertar un matrimonio entre la princesa de Biana y el príncipe de Asturias y Gerona. Para ello se desplazó a la Corte española, pero las negociaciones, finalmente, no llegaron a buen término. Esto le valió ganarse la simpatía y confianza por parte de la familia real nabarra, junto al respeto de los reyes y nobles españoles.

Estos años de leal trabajo a la Corona, donde el prestigio y la vida del doctor Jaso fueron mejorando notablemente, tuvieron su colofón con su matrimonio con María de Azpilkueta y Aznarez de Sada. Esta  joven mujer era la más cotizada de la Corte, pues en ella confluían las herencias de dos de más importantes familias de la nobleza militar.

Tras el matrimonio el doctor Jaso, señor de Idocin, a modo de consorte, ostentó también el título de señor de Xabier, al formar parte de la dote de María de Azpilkueta y Aznarez de Rada. Su fama no paró de aumentar en la Corte de Nabarra. En el año 1494 fue incluso el encargado de recibir el juramento de los tres Estados de Nabarra a Catalina de Foix y Juan de Albret, tras el juramente de estos de los Fueros y Leyes de Nabarra en la catedral de Pamplona. Dicho juramento lo realizó bajo el cargo en funciones de Canciller ausente.

Todo esto le valió en sumo para convertirse en el embajador de confianza de los reyes de Nabarra, siempre al frente de mismas, siendo dichas misiones diplomáticas muy complicadas. La primera fue en el mismo año de su contrato matrimonial.

Por aquellos días la política internacional del Reino de Nabarra pretendía una alianza con el incipiente Reino de España tras la conquista de Granada por parte de los reyes católicos. Así pues se concertaron los tratados de Pamplona y de Medina del Campo. La base de ellos era el casamiento de la princesa Ana de Foix y Albret, primogénita de los Reyes de Nabarra, con el príncipe D. Juan, heredero de las Coronas de España, Castilla-León y Aragón. Además y si a aquéllos les nacía un hijo varón, el casamiento de éste debía llevarse a cabo con alguna de las hijas o parientes de los reyes católicos españoles. El Doctor Jaso dejó en la Corte española el grato recuerdo que merecían sus dotes de negociador y su sagaz patriotismo nabarro. 

Al año siguiente también estuvo presente en la confirmación de nuevos tratados firmados entre España y Nabarra, siendo reafirmado en el importante cargo de presidente del Consejo Real de Nabarra.

En el año 1499 y mediante el pago de importantes sumas, adquirió para su linaje los términos de Subiza, Ibiricu, Cicur Mayor y otros lugares. En el año 1502 y tras la muerte de su suegro, accedió al título de señor de Azpilkueta, también a modo de consorte.

En año 1507 el doctor Jaso se puso al frente de una nueva comitiva diplomática. Su misión era tratar de enderezar las relaciones con el Reino de Francia. Había que conseguir que Luis XII de Francia, que estaba empeñado en confiscar el vizcondado de Bearno, junto a los condados de Bigorra y Foix, dejase de patrocinar los inventados derechos al trono nabarro de su sobrino el duque de Nemours, de nombre Gastón de Foix, el cual era primo carnal de la reina de Catalina I de Nabarra.

En el año 1510 negoció un tratado de alianza e integración plena para Bearno, Bigorra y Foix con Nabarra. Esta unión serviría para defenderse mutuamente del rey de Francia, que por aquel entonces pretendía dividir la Corona pirenaica según la línea divisoria de los puertos secos, y otorgar, por sorteo, una de las partes al ambicioso Gastón de Foix.

 Ya en el año 1512 tuvo lugar la embajada más acongojadora. El rey español Fernando II de Aragón, exigía que el Estado de Nabarra violase su neutralidad en beneficio de él, permitiendo el paso a las tropas españolas que habían de atacar al Reino de Francia. Las negociaciones fueron muy tensas y se rompieron con estas amenazadoras palabras del falsario español a los distinguidos diplomáticos nabarros, En los que se encontraban Mariscal del Reino de Nabarra y el doctor Jaso, Presidente del Consejo real de Nabarra:

“(…) tomaré de fuerza lo que me niegan de buen grado”.

Al poco tiempo de las truncadas negociaciones, el rey español ordenó invadir y ocupar el Estado neutral de Nabarra. Juan de Jaso y Atondo formó parte del séquito que acompañó a los legítimos reyes de Nabarra hasta el vizcondado del Bearno.

Tras el fallido intento militar llevado a cabo por los nabarros buscando la recuperación de la Nabarra invadida por los españoles, ese mismo año 1512, el rey consorte de Nabarra Juan de Albret, ordenó a Juan de Jaso y Atondo, junto al resto de legítimos consejeros y alcaldes del Reino, el retorno a las tierras ocupadas, concretamente a Olite. Pero las pretensiones libertarias en Derecho fueron rápidamente combatidas por el invasor español. Fernando de Aragón, tras recibir el juramento de los beaumontes en su ilegítima titulación como rey de Navarra, nombró a continuación a Luis IV de Beaumont presidente de su Consejo Real para la colonia española de Navarra.

El doctor Jaso ferviente católico junto a su mujer, jamás rindió pleitesía y juramento de lealtad a Fernando el falsario, pese a sufrir la amenaza de pena y condena de excomunión como esgrimían las falsarias bulas papales que realizó y manejó el uñas largas rey español. Juan de Jaso y Atondo sufrió la confiscación de sus bienes, además de sufrir las burlas de los beaumonteses. Su viaje a Medina del Campo del año 1513 fue para pleitear por haciendas robadas. Su negativa a rendir obediencia al rey español le valió el destierro a las tierras de Aragón.

Escapó del destierro en el año 1514, reuniéndose en Pau con Catalina y Juan, reyes legítimos de Nabarra, los cuales le mantuvieron en la legítima presidencia del Consejo Real de Nabarra. Allí les informó de los desmanes realizados por los invasores españoles y también por los traidores beaumonteses.

En el año 1515 es cuando murió el ilustre Juan de Jaso y Atondo en Pau. Noble y patriótico nabarro, fue doctor en Derecho Canónico, señor de Idocin, de Xabier y de Azpilkueta, presidente del Consejo Real de Nabarra, alcalde de la Corte Mayor y maestre de las Finanzas del Reino. Hombre de gran inteligencia y de firmes convicciones. Fue inmune a la traición beaumontesa, estudioso de la historia, guardián potente de sus derechos y de gran dignidad personal. De él es la realización de los escudos que se ven en la puerta del castillo de Xabier y la obra Relación de los descendientes de los Reyes de Navarra y de las demás cosas principales de dicho Reyno.


Heráldica del castillo de Xabier

Juan de Jaso y Atondo, señor de Xabier: Escudo cuartelado. 1º y 4º de gules una faja jaquelada doble de oro y negro, en la parte superior del campo un menguante de plata sobrepuesto a otro mayor jaquelado doble de oro y negro, con las puntas hacia abajo; campaña de plata con un ceñidor o divisa superior de una fila de jaqueles de negro y oro opuestos a los de la faja, que son de Aznarez de Sada en Xabier. 2º y 3º de plata árbol de sinople con un jabalí de sable pasante sobre el mismo que trae de Idocin y son de Jaso.

Señorío de Xabier: Escudo de gules una faja jaquelada doble de oro y negro, en la parte superior del campo un menguante de plata sobrepuesto a otro mayor jaquelado doble de oro y negro, con las puntas hacia abajo; campaña de plata con un ceñidor o divisa superior de una fila de jaqueles de negro y oro opuestos a los de la faja que son de Aznarez de Sada.

María de Azpilkueta y Aznarez de Sada, señora de Xabier: Escudo cuartelado. 1º y 4º de gules una faja jaquelada doble de oro y negro, en la parte superior del campo un menguante de plata sobrepuesto a otro mayor jaquelado doble de oro y negro, con las puntas hacia abajo; campaña de plata con un ceñidor o divisa superior de una fila de jaqueles de negro y oro opuestos a los de la faja, que son de Aznarez de Sada en Xabier. 2º y 3º jaquelado de sable y plata que son de Azpilkueta, las cuales trae de Baztan.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011