SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2014/10/04

Dionis de Eza y Mauleon

Dionis de Eza y Mauleon
Iñigo Saldise Alda

Armas del nabarro Dionis de Eza y Mauleon
Heráldica: Escudo cuartelado. 1º de oro tres bandas de sable (otros dicen cuatro bandas de azur) que son de Eza. 2º de oro león de gules que trae de Mauleon. 3º de oro león de azur (otros dicen león de gules) que trae de Agramont. 4º de oro rastrillo de azur que trae de Sarasa (otros enmiendan tachando Sarasa y poniendo Berayz Mayor añadiendo al rastrillo tres lises nacientes del mismo). En todo, bordura de gules cargada con seis bezantes de plata (otros dicen hasta doce bezantes de plata, incluso otros dicen bordura de sinople con ocho bezantes de plata).

Señor de Eza. Fue biznieto por vía paterna del célebre obispo de Pamplona Sancho Sánchez de Oteiza. Mientras que por vía materna fue biznieto de Ojer de Mauleon, miembro destacado de las Compañías Nabarras formadas por Carlos de Evreux, II de Nabarra. Todo ello situó a Dionis de Eza y Mauleon, junto a sus familiares directos, dentro de la nobleza media de Nabarra. Además estuvieron afiliados al bando agramontés.

En el año 1508 en un Estado de Nabarra en paz tras la expulsión un año antes del líder beaumontés Luís III de Beaumont junto a familiares y partidarios, una vez desnaturalizados de la condición nacional de Nabarra, Dionis de Eza y Mauleon poseyó el cargo de alcalde del castillo de Tutera, también llamado castellano, por concesión directa junto al cargo de Justicia de la ciudad, por el propio rey consorte de Nabarra, Juan de Albret.

Al ser deudo o familiar de la Casa agramontesa de Peralta tras su matrimonio con Leonor Pérez de Verayz y Peralta, fue el encargado de defender heroicamente la ciudad y el castillo de Tutera frente al ataque de las tropas invasoras españolas, las cuales estuvieron  capitaneadas por el hijo bastardo de Fernando II de Aragón,  el arzobispo de Zaragoza Alonso de Aragón.

Repelió todos los ataques de los españoles desde el 26 de julio del año 1512 hasta 9 de septiembre del mismo año. Fueron 45 días de sitio en los cuales Dionis de Eza y Mauleon, junto al resto de tudelanos, carecieron de toda ayuda.

En el año 1514 el invasor rey español Fernando II de Aragón confirmó al señor de Eza las gracias concedidas por Catalina I de Nabarra y su esposo Juan de Albret, buscando así el posicionamiento a su favor de Dionis de Eza y Mauleon, el cual, pese a todo, continúo fiel a los legítimos reyes de Nabarra en la clandestinidad.

El emperador Carlos I de España y V de Alemania, le colocó como miembro de su guardia personal con el mismo interés que su abuelo, el cual no era otro que el posicionamiento político del héroe de Tutera y gentilhombre de Nabarra, hacia el lado español.

El señor de Eza retó por motivos de pastos al señor consorte de Fontellas, Antonio de Gante, al cual se le puede considerar uno de los primeros colonos españoles de la Merindad de Tutera. El consorte señor de Fontellas era un caballero castellano que participó en la invasión española del año 1512 a las órdenes del duque de Nájera, el cual se convirtió en el ilegítimo virrey español de la Nabarra ocupada, además de ser el gran valedor del de Gante.

Las rencillas originarias entre el señor de Eza y el señor de Fontellas se remontaban hasta el año 1508. Estas fueron reavivadas al estar un español al frente del señorío de Fontellas; es decir, mantenían un trasfondo político de índole nacional. Así tras la ocupación ilegal del Reino de Nabarra, el español se negó a permitir el pasto al ganado del nabarro, pese a que en el contrato original realizado por Juan II de Nabarra y Martín de Peralta, constaba claramente con los derechos que poseían sobre los mismos los de Tutera, concretamente en poder llevar a pastar su ganado al monte de Fontellas.

De las palabras se pasaron a los hechos y los hombres del español mataron a uno de los hombres del nabarro.

Se generó por tanto causa de Justicia contra el español por parte de un procurador del señor de Eza. Esta se llevó a cabo en el año 1519 y fue en la ciudad de Tafalla.

Por su parte el español y en ausencia del nabarro, denunció al señor de Eza ante los alcaldes del Real Consejo de Navarra sito en la ocupada Pamplona. En él, el español dijo que había que ahorcar al nabarro antes de un año.

La defensa legal del nabarro se hace imposible al ser considerado en rebeldía hacia España. Todo por mostrar abiertamente su defensa de la legalidad de la dinastía legítima de Albret sobre la Corona de Nabarra. Incluso se vio obligado a desempolvar una Ley nabarra de tiempos de Sancho el Fuerte, sucintamente del año 1230, referente a la ilegalidad de sentenciar a muerte a un noble de Nabarra por parte de otro, en teoría también nabarro, sin la presencia del condenado en un juicio para poder defenderse. Y eso que la primera muerte fue provocada por los hombres de armas del caballero español.

Comenzó entonces un envío de cartas entre ambos, el cual llevó a la exposición pública, mediante un cartel en la iglesia de San Cernin de Pamplona, de un desafío a duelo por parte del nabarro. Las misivas no paraban de ir entre uno y otro. Entre todas ellas el español aceptaba el desafío del nabarro, al cual le instó a buscar lugar y notificar cuales debían ser las armas, iguales para ambos.

Según lo acordado, el desafío debía llevarse a cabo en Pau. Al final solo acudió el valeroso nabarro, mientras que el colono español no se presentó al no contar con el permiso del emperador Carlos I de España y V de Alemania. El juez de campo dictó sentencia a favor del nabarro y condenando al español por cobardía. A su vuelta a Tudela el nabarro arrastró las armas del español al son de tambor batiente. Por otro lado, el español, Antonio de Gante, se vengó ahorcando una efigie del señor nabarro de Eza en Fontellas.

Armas del español Antonio de Gante
Heráldica: Antonio de Gante: Escudo cuartelado en cruz, 1º y 4º de azur cinco estrellas de ocho puntas de plata en sotuer. 2º y 3º de plata tronco en barra con seis bezantes de oro. Bordura de dieciséis piezas, ocho de oro con filete en orla y cruz de sable y ocho de plata con haz de tres flechas de sable que es propio de Gante.

Todavía en el año 1519 y desde la ciudad condal de Barcelona, Carlos I de España y V de Alemania hizo que no valiese el desafío y dictó sentencia al respecto. En dicha sentencia el emperador español considera traidor a Dionis de Eza y Mauleon al haber ido a Pau, capital del Reino de Nabarra por la ilegal y violenta ocupación de Pamplona, buscando amparo del legítimo rey Enrique II de Nabarra.

Esta sentencia demuestra el carácter político de la misma, por cuanto se limitó el ejercicio de Derecho del señor de Iza, como así los Fueros del Reino le concedían. En dicho dictamen se favorecieron los intereses de un  colono extranjero, español para más información, en detrimento de los Derechos estipulados en el Fuero del autóctono nabarro.

Así pues, el señor de Eza fue obligado, junto a otros gentileshombres y señores nabarros reconocidos como leales a los Albret, a formar parte del ejército que combatió contra los libertarios Comuneros de Castilla, contrarios al emperador de España y Alemania. Así  mismo, al enviar a partidarios de la soberanía de Nabarra fuera de las fronteras naturales del Reino o Estado, se pretendió por parte imperial atenuar a las fuerzas de la resistencia nabarra contra los soldados invasores españoles.

Estos nabarros no solo fueron obligados bajo pena de muerte a luchar contra los comuneros castellanos, sino que fueron utilizados para englobar las tropas imperiales españolas contra los intereses libertarios de Nabarra. Primero fueron colocados en retaguardia, al no ser fiables sus acciones en combate contra los lealistas nabarros o su más que probable unión a los mismos. Posteriormente los pusieron junto al resto de tropas españolas que cercaron la fortaleza de Hondarribia, la cual desde el año 1521 hasta el año 1524 estuvo bajo el estandarte colorado del Estado de Nabarra.

Finalmente el emperador Carlos I de España y V de Alemania, por supuesto ilegalmente autotitulado IV de Navarra, le alzó el destierro forzado, en el cual estuvo obligado obligado a combatir por los intereses imperiales del Reino de España, concediéndole incluso acostamiento de 100 ducados anuales para él y su esposa, muriendo en la hermosa y oprimida tierra tudelana.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011