SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2015/04/19

Amaneo de Albret y Châtillon

Amaneo de Albret y Châtillon
Iñigo Saldise Alda

Dedicado al patriota nabarro Diego Gorritxo Pejenaute, promotor e incentivador del presente trabajo.

Heráldica: escudo cuartelado. 1º y 4º de azur tres flores de lis de oro puestas dos y una que trae de France. 2º y 3º de gules pleno que son de Albret. El todo de la rama principal de la Casa de Albret.

Nacido en Lo Mont de Marsan (Mont-de-Marsan) en el año 1478. Fue el segundo hijo del conde de Graves y Castres, vizconde de Tartas y señor de Albret Alano de Albret y Rohan con la condesa de Perigòrd-Périgord, vizcondesa de Limòtges-Limoges, señora de Avesnes y Chalus Françoise de Châtillon (Blois-Bretagne). Siguiendo la tradición gascona (casi idéntica a la vascona de donde nace) su vida fue dirigida hacia el mundo eclesiástico.

Alcanzó rápidamente el cargo de protonotario apostólico. Después fue nombrado abad de Saint-Pierre de Lézat, Grâce-Dieu à la Castelle y de Saint-Vincent de Lucq.

En el año 1499 fue elegido administrador apostólico de Comenge- Comminges y Condòm-Condom, pero no llegó a tomar posesión de las mencionadas sedes. Al año siguiente fue nombrado director de Oloron.

Alejandro VI le nombro cardenal, in pectore, de San Nicola en Carcere, el 20 de marzo del año 1500. Dicho nombramiento no fue publicado hasta el 18 de septiembre del mismo año, siendo a su vez nombrado abad de Notre-Dame de Guîtres y de Saint-Aubert de Cambrai.

El cardenal Amaneo de Albret y Châtillon participó en los dos conclaves que tuvieron lugar en el año 1503, donde se eligieron a los papas Pio III y Julio II.  Un año después fue nombrado director de Vannes y administrador de Bazats-Bazas.

Ya en el año 1507 los reyes de Nabarra le otorgaron la dirección y administración de Lescar, siendo también postulado para el obispado de Iruinea-Pamplona, tras la muerte del cardenal, obispo y administrador apostólico de la sede pamplonesa Antonio Pallavicino Gentile.

Esta proposición realizada por los reys de Nabarra, fue bien vista por el cabildo iruñes, siendo considerada de Derecho. Además en lo personal, consideraban a Amaneo de Albret y Châtillon un varón de letras y virtud probada.

El papa Julio II hizo caso omiso a la petición Real de Nabarra y al cabildo de Iruinea-Pamplona, nombrando en su lugar al cardenal de Santa Sabina, obispo de Cesena Fazio Giovanni Santori, como administrador de la sede de Pamplona, siendo efectivo en el cargo desde el año 1509.

Por fin y previa muerte de cardenal  y obispo Fazio Giovanni Santori ocurrida el día 24 de marzo del año 1510, los reyes de Nabarra consiguieron que el Estado Pontificio de Roma comenzara a estudiar  la postulación del cardenal Amaneo de Albret y Châtillon el 22 de abril de ese año. Llegado el 8 de septiembre, al cardenal Amaneo de Albret y Châtillon fue designado como obispo de Iruinea-Pamplona. Un día después tomo posesión del cargo mediante procurador, con el aplauso del cabildo pamplonés y del pueblo nabarro.

El cardenal y obispo de Iruinea-Pamplona nombro al prior de la iglesia parroquial de San Pedro de Aybar Pedro de Aguilar, su vicario general; y por oficial al canónico y bachiller de Decretos, chantre de la catedral de Iruinea-Pamplona Ioan de Santa María.

Lo primero que hizo Amaneo de Albret y Châtillon fue intentar restaurar el arciprestazgo de Valdonsella, usurpado violentamente años atrás por el obispo de Huesca y Iaca, el cual se opuso frontalmente, estando amparado el fraude por el católico rey español Fernando de Trastámara y Enríquez, ciertamente propulsor de la usurpación del arciprestazgo, el cual era legalmente del cabildo pamplonés.

El cardenal y obispo de Iruñea-Pamplona ganó una sentencia en forma de moritorio por parte del papa Julio II para su devolución, bajo penas de censuras, pero los españoles de Aragón hicieron caso omiso al mandato papal, llegando a mantener una actitud facinerosa en defensa de su robo ante los representantes vaticanos. El asunto fue para largo, gracias exclusivamente a la aceptación de los falsarios argumentos de los españoles, por parte de los vaticanos.

Por otro lado, el papa Julio II se encontraba en una guerra continua contra el rey de los romanos, emperador electo del Heiliges Römisches Reich-Sacro Imperio Romano Germánico y archiduque de Österreich-Austria Maximiliano I de Habsburgo, y contra el rey de France y Napoli Louis XII., contra quienes manejaba la espada de San Pablo y las llaves de San Pedro.

Estas iracundas acciones del jefe de la República Católica y Romana, provocó el enfado en un gran número de cardenales, los cuales se reunieron en concilio en la localidad de Pisa, para conspirar contra Julio II.

A ese concilio asistieron el cardenal y obispo de Iruinea-Pamplona, junto al rey consorte Juan III de Nabarra, mostrándose ambos partidarios de un golpe de efecto en el Estado de la Iglesia.

El papa Julio II, fue apoyado por el rey católico y español Fernando uñas largas, convirtiéndolos en aliados. El jefe de la Iglesia Cristiana de Occidente, se mostró indignado contra los cismáticos de Pisa y los declaró excomulgados, privando a los cardenales promotores de la toga púrpura. Amaneo de Albret y Châtillon no fue uno de ellos, si en cambio, desde entonces actuó contra el rey consorte Juan III de Nabarra de forma premeditada y sin Derecho Canónico que lo amparase, llegándole a excomulgar públicamente el día 18 de febrero del año 1512, privándole de su dignidad Real y concediendo sus Estados al primero que los ocupase. Pero al ser rey consorte del Estado de Nabarra, no afectaba dicha excomunión en modo alguno a la independencia y soberanía del Reino Pirenaico.

En el mes de abril, el cardenal y obispo de Iruinea-Pamplona marchó como diplomático a la Corte francesa que estaba en Blois. Allí el 18 de julio  se firmó un tratado con los franceses. Para entonces, el rey católico y español Fernando uñas largas, había hecho pública una versión manipulada y falsificada con la que justificó la invasión y ocupación del Reino neutral de Nabarra, engañando incluso a sus aliados ingleses, venecianos y vaticanos, acusando a los nabarros de ser aliados de los franceses.

En el verdadero tratado, entre otras cuestiones, se garantizaba que el Estado de Nabarra no dejaría atravesar por sus dominios a ningún ejército cuya intención fuera atacar al Reino de France, pero también los nabarros obligaron a asumir al rey de los franceses, el compromiso firme de no utilizar suelo nabarro para atacar a sus enemigos españoles. El tratado logrado por Amaneo de Albret y Châtillon era una confirmación de la neutralidad del Reino de Nabarra, en lo concerniente a la guerra que mantenía el Reino de France contra la Santa Liga.

Con la ilegal invasión y ocupación de las tierras del Reino de Nabarra por parte de las tropas españolas, se intensificaron las diplomacias por parte del delegado nabarro Amaneo de Albret y Châtillon, quien tomó rumbo a la Península Itálica.

Allí se enteró de que el rey católico y español pidió al papa su destitución como obispo de Iruinea-Pamplona, a lo que accedió Julio II. Las razones eran exclusivamente colonialistas, ya que mantener al cuñado de la legítima reina Catalina I de Nabarra, podía tener mucho influjo legitimista entre todos los nabarros y fomentar la sublevación contra el ocupante español.

El nuevo papa Leon X, tras un cónclave que se inició el día 3 de marzo del año 1513 y finalizó el día 11 del mismo mes,-en el cual, el excomulgado Amaneo de Albret y Châtillon optó por no participar. Además, debido a su "estado espiritual" le estaba prohibida la entrada en el cónclave según el Derecho Canónico-fue conocedor desde el inicio de su pontificado de la ilegalidad española con respeto a la invasión y ocupación del Reino de Nabarra, y también con respecto al obispado pamplonés, pero fue incapaz de manifestarse a favor de los nabarros por temor al rey de los españoles. Si en cambio, anuló la excomunión realizada por Julio II que pesaba sobre el alma de Amaneo de Albret y Châtillon, absolviéndolo el día 24 de abril del año 1514.

El cardenal Amaneo de Albret y Châtillon siguió manteniendo sus administraciones, pese a la distancia, salvo el obispado pamplonés, viéndose incluso incrementados sus beneficios eclesiásticos ese año, con las nuevas administraciones de Pàmais-Pamiers y de Coserans-Couserans, además de la comendatoria de  Saint-Paul de Nerac-Nérac.

Tras la muerte del falsario y uñas largas monarca católico-español, Leon X en el año 1517, solo se atrevió a restituir al cardenal Amaneo de Albret y Châtillon el obispado de Iruinea-Pamplona, con sus posesiones, rentas y frutos, desde el día que fue ilegalmente privado de ellos. De inmediato, el consejo del Reino de España se opuso a ello, amenazando al cardenal y obispo nabarro con su encarcelación si pisaba el suelo de la sede iruñesa.

Amaneo de Albret y Châtillon pasó a residir en Roma, consiguiendo activar y concluir el pleito pendiente del  arciprestazgo de Valdonsella, de forma satisfactoria, en todos los aspectos requeridos, para el obispado de Iruinea-Pamplona, ante las desairadas y rabiosas protestas españolas. El 11 de julio del año 1519 se expidieron los ejecutoriales correspondientes. Sin que sirva de precedente, la justicia vaticana estuvo de parte de Nabarra.

El archivo consta de  quinientas cuarentaiuna hojas de pergamino dorado, autorizado y con sus sellos correspondientes.

Tras tan "pingüe" victoria, el cardenal y obispo de Iruinea-Pamplona Amaneo de Albret y Châtillon se retiró a Castèlgelós-Casteljaloux. Fue nombrado cardenal protodiácono el 3 de septiembre del año 1520.  Murió el 20 de septiembre del año 1520, siendo enterrado en Castèlgelós-Casteljaloux..

Su vida no fue célibe. Tuvo un hijo natural con Catherine de Guisa llamado Jean Guisa de Albret, el cual fue legitimado por el rey Enrique II de France en septiembre del año 1555. También por otro lado, tuvo dos hijas, quizás gemelas, de una relación con una alegre campesina de un pueblo del condado de Armanhac-Armagnac, englobado en a la parroquia Condòm-Condom.

BIBLIOGRAFÍA
ABELLA SAMITIER, J. La comarca de Valdonsella en las relaciones entre Aragón y Navarra a finales de la Edad Media.
ADOT LERGA, A. Embajadores navarros en Europa.
DE SANDOVAL, P. Catálogo de los obispos, que ha tenido la Santa Iglesia de Pamplona, desde el año de ochenta, que fue el primero della el Santo Martyr Fermin, su natural ciudadano.
FERNÁNDEZ PÉREZ, G. Historia de la iglesia y obispos de Pamplona, real y eclesiástica del Reino de Navarra.
LACROIX, P. Croniques d’Angoumois occidental.
LE PERE, A. Histoire gènèalogique et cronologique de la maison Royale de France, des pairs et grands officiers de la Couronne.
SALDISE ALDA, I. Heráldica de Nabarra (sin publicar).
WIKIPEDIA. Varias páginas.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011