SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2008/07/17

Iruinea, Julio de 2008

La guerra de Navarra
CAPÍTULO VI
3ª parte
Hondarribia, nueva muestra de la resistencia navarra

Iñigo Saldise Alda

“El siervo no sabe lo que hace su amo porqué éste sólo le explica la acción y no el fin”. Proverbio chino

El 18 de octubre de 1521 la plaza de Hondarribia volvía al reino vascón, tras ser tomada por el Mariscal Pedro II de Navarra. Su padre continuaba encarcelado por los españoles en Simancas, negándose continuadamente a prestar vasallaje y con ello someterse, al emperador Carlos I de España.

Los navarros y sus aliados nombran gobernador de la plaza a Santiago de Daillon. A primeros de noviembre se presenta en Hondarribia el almirante francés, Guillermo Gufier, el cual tras una breve estancia de tiempo, retorna a Laburdi, dejando el estandarte rojo de Navarra en lo alto del castillo de Hondarribia.

Los capitanes Miguel de Xabier y Juan de Azpilkueta, hijos de Juan de Jaso y hermanos del futuro santo Frantzes de Jaso, consiguen fugarse de la prisión de Iruñea, junto a su primo el capitán Valentín de Jaso, primo de éstos, así como Petri de Santz y Martín Goñi. La fuga fue lograda al más puro estilo vascón, engañando a los carceleros españoles al disfrazarse de mujeres y se presentan en Hondarribia, para ayudar a la defensa de la plaza navarra costera.

Los señores Urtubia y Semper, procedentes de Hondarribia, conducen sus tropas desde Behobia hacia el monte Aldabe, donde se encuentran acampadas tropas españolas. Cuando estaban a un cuarto de milla de la cresta de la montaña y próxima la medianoche, vieron que por el monte caminaba mucha gente con antorchas encendidas desde la cercana villa de Oiartzun y con rumbo al monte Aldabe. Los señores de Urtubia y Semper creyeron que eran tropas españolas muy superiores en número que venían en apoyo de las que se encontraban acampadas allí.

Todo fue un ardid para confundir a los navarros, ya que los españoles repartieron las antorchas entre inocentes jóvenes de Oiartzun. Siendo aún noche cerrada, las tropas españolas al mando de Beltrán de La Cueva comenzaron a bajar desde la montaña, cayendo sobre las fuerzas navarras que se vieron estériles para repeler el ataque, siendo empujadas hasta las orillas del Bidasoa. El engaño fue muy útil a los españoles y les sirvió para hacer numerosos prisioneros entre las tropas navarras, incluyendo al Señor Semper. Era un 30 de junio de 1522, día de San Marcial apóstol de Guinea y tras esta victoria española, la plaza navarra de Hondarribia se veía rodeada por los españoles.

El día 24 de noviembre de 1522, el Mariscal Pedro de Navarra fue encontrado muerto en una oscura celda del castillo de Simancas. Su asesinato fue ordenado por el emperador Carlos I de España, ante el patriotismo demostrado por el navarro, el cual se negó en repetidas ocasiones a rendir vasallaje al español.


En el año 1523 emperador Carlos I de España, tenía preparado y estacionado su ejército, formado por más de 24000 hombres en Gipuzkoa. Al mando de las tropas españolas se encontraban el Condestable de Casilla y el príncipe de Orage. El objetivo español no era Hondarribia, al menos de momento, sino todas las tierras de Ultrapuertos pertenecientes al Reino de Navarra, es decir, el Bearne, Bigorre, Baja Navarra, Albret, Foix,…

Las tropas españolas invaden y destruyen Sorbes, Hastingue y especialmente Bidache, donde el señor de Agramont, leal patriota navarro, resiste durante tres días en su castillo, donde hondeaba el estandarte rojo del Reino de Navarra. El junto a 300 defensores del castillo más, perecieron en las llamas del terrible incendio que provocaron los invasores españoles.

Ante la noticia de lo ocurrido en el castillo de Agramont, la fortaleza de Mauleón se rinde sin presentar batalla, al igual que Navarrens, mientras que Salvatierra del Bearne se rinde tras presentar una ligera resistencia. Oloron intentó una inesperada salida, pero los sobrevivientes se vieron obligados a rendirse, ante la presencia del poderoso contingente bélico español. Un cuarto del ejército invasor español, volve a Gizpukoa a primeros de 1524, tras asolar la Navarra del norte del Pirineo y se encaminan a poner cerco a Hondarribia.

A principios de febrero de 1524, Iñigo Fernández de Velasco condestable de Castilla, llega a las puertas de Hondarribia junto con numerosas fuerzas españolas, dando comienzo el cerco de la villa. Después de un mes y medio de asedio y de haber resistido en la lucha desigual, el día 25 de marzo de 1524, casi dos años y medio después recuperar Hondarribia para Navarra, carentes de víveres para la población y las tropas navarras y privados de toda esperanza de socorro, el Mariscal Pedro II de Navarra, se ve forzado a capitular mediante Armisticio.

Las tropas de reconquista de Navarra abandonaron la fortaleza y la villa de Hondarribia en formación y con las banderas rojas de Navarra desplegadas. La mayoría de los navarros volvieron a sus casas, o lo que quedaba de ellas, pero los hermanos Olloki, junto a un puñado de valientes navarros, toman rumbo al norte, concretamente a Flandes, donde combatirán al imperio español hasta el final de sus día.



BIBLIOGRAFÍA

AOIZ, Floren. La vieja herida. De la conquista española al amejoramiento Foral, 2002

BOISSONNADE, Pierre. La conquista de Navarra, 1981

CAMPIÓN, Arturo. Obras completas, 1983

CHABOD, Federico. Carlos V y su imperio. 1992

CLAVERÍA, Carlos. Historia del Reino de Navarra, 1971

ESARTE, Pello. Navarra 1512-1530, 2001

ESARTE, Pello. Represión y reparto del Estado navarro (siglos XVI y XVII), 2007

FLORISTÁN, Alfredo. Monarquía española y el Gobierno del Reino de Navarra, 1512-1808, 1991

GALLASTEGUI, Javier. Agramonteses y Beaumonteses con Calos V y Felipe II, 2003

HUICI, María Puy. En torno a la conquista de Navarra, 1993

IDOATE, Florencio. Esfuerzo bélico de Navarra en el siglo XVI, 1981

JIMENO, José Mº. Historia de Navarra. Desde los orígenes hasta nuestros días, 1980

LACARRA, José Mª. Historia política del Reino de Navarra desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla, 1972

LACARRA, José Mª. Historia del Reino de Navarra en la Edad Media, 1976

MORET Y ALESON. Annales del Reyno de Navarra, 1980

NARBAITZ, Pierre. Navarra o cuando los vascos tenían reyes, 2007

PESCADOR, Aitor. Francisco de Xabier, nacimiento de un mito, muerte de una nación, 2006

SAGREDO, Iñaki. Navarra. Castillo que defendieron el Reino, Tomo I, II y III, 2006 y 2007

SERRANO, Bixente. Navarra. Las tramas de la historia, 2006

SORAUREN, Mikel. Historia de Navarra, el Estado Vasco, 1999

URZAINQUI, Tomás. La Navarra marítima, 1998

URZAINQUI, Tomás. Navarra, sin fronteras impuestas, 2002

URZAINQUI, Tomás. Navarra Estado europeo, 2003

VV.AA. Historia Ilustrada de Navarra, 1993

VV.AA. Enrique II de Albret “el sangüesino” (1503-1555), 2003

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011