SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2014/07/10

Navarra con “B” = Nabarra

Navarra con “B” = Nabarra

- Hermano Templario – Gasteiz (Nabarra)
Martin Ttipia Kultur Elkartea Bloga

La asunción de nuevos planteamientos políticos ha de exigir, por fuerza, el uso de un nuevo lenguaje. Hoy en día, suele decirse que lo que no se comunica no existe. Yo añadiría que lo que no se comunica de modo acertado o certero termina generando una distorsión o, como diría un experto en la materia, ruido en la comunicación. Cuando hablamos de Nabarra (Navarra, Nafarroa) sucede otro tanto.
Mapa del Estado de Nabarra extraído del blog Nabarlur
Hoy por hoy, somos conscientes de que la Navarra Foral gobernada desde 1991 por Unión del Pueblo Navarro no es ni parecida a la Gran Nabarra entendida como estado soberano conquistado, ocupado, expoliado y dividido. Sin embargo, es fácil caer en la tentación de hablar de Nafarroa para alejarse de los planteamientos reduccionistas de la formación de Yolanda Barcina y sus compinches. Digo tentación porque, en gran medida, utilizamos el citado vocablo para hablar de cada uno de los 7 (ó 6) territorios de Euskal Herria.

Probablemente, la utilización de la “B” lleve a parte de la opinión pública de la Comunidad Foral a pensar en clave de distorsión, de desafío institucional, de amenaza al statu quo que los navarros se dieron a sí mismos en virtud de la Ley del Amejoramiento del Fuero.

Si pretendemos actuar con franqueza, transparencia y honestidad llegaremos a la conclusión de que vale la pena huir de denominaciones del País que nos impidan transmitir correctamente el mensaje. Amparados en los últimos descubrimientos arqueológicos y en la pura y dura observancia de la documentación que obra en manos de historiadores no dirigidos políticamente por las particulares apetencias imperialistas de España y Francia, hemos de hablar del Estado instituido como Reino de Pamplona – más tarde de Navarra -.

Evidentemente, quienes nos cuelgan el sambenito de historicistas (y que, a su vez, defienden con ahínco los derechos históricos de los territorios históricos) han de saber que no hay mayor derecho histórico que el que asiste a un Estado (Nabarra) legítimamente constituido sobre instituciones y leyes. No lo digo yo, sino que lo afirma Tomás Urzainqui cuando dice que “la libertad y la soberanía no prescriben”. Quizá son muchos los que se han acostumbrado a aceptar sin pestañear la política de los hechos consumados. Como si los estados legítimamente constituidos perdieran su soberanía por ciencia infusa y no como consecuencia de un concienzudo proceso de asimilación, conquista, falseamiento de la historia propia, aniquilación de la lengua propia, desmembramiento de su territorio y demás.

Por eso mismo es más urgente que nunca que Nabarra recupere su vigencia desde la más radical afirmación de su ser como Estado propio. Más allá del hecho de estar conquistado, ocupado, dividido y expoliado, su territorio puede perfectamente asimilarse al concepto clásico de colonia. Y es de todos sabido que, tarde o temprano, las colonias piden a gritos su emancipación de la Metrópoli.

En conclusión, sea ésa la denominación que deje bien a las claras cuál es la Nabarra que defendemos. No es la Navarra Foral -esquizofrénica, agotada y cerrada en sí misma, empobrecida culturalmente, exterminadora de su milenaria lengua-; tampoco es la Nafarroa de los derechos históricos que ocupa su correspondiente cuadrante en el escudo euskalherriako y que apenas suscita la atención de los informativos de EITB -salvo cuando toca hablar de Sanfermines-; pero sí es la Nabarra cuya vigencia no prescribe habida cuenta de que su conquista, expolio, ocupación, militarización, fragmentación, aniquilación institucional, etc…, son delitos de lesa humanidad que no pueden ser obviados y ante los que el concierto de las naciones no debería permanecer impasible.

Llamar a las cosas por su nombre podrá, efectivamente, crearnos enemigos. Pero, desde luego, impedirá que se produzcan malos entendidos y llevarán a nuestros interlocutores a saber exactamente hasta dónde queremos llegar y por qué. Navarra con “B” es Nabarra.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011