SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2013/10/24

Eneko Aritza, un rey diferente

Eneko Aritza, un rey diferente
Mikel Etxebarria Dobaran

Hace unos 1.200 años, en el siglo VIII y por estos lares, tuvimos un monarca con personalidad propia. Vamos a intentar reflejar su existencia verídica, objetiva y documentada, no es ninguna leyenda. Nos referimos a Eneko Aritza (Iñigo Arista), apodado El Vascón. La exactitud en los datos, aunque tomados fundamentalmente de Auñamendi y de Estornés Lasa y teniendo como fuente al historiador musulmán-cordobés Ibn Haiyan y al Códice de Meyá o de Roda, hay que tomarlos con cautela, ya que el conocimiento sobre la vida del considerado Primero de los Vascones está ubicado en cierta penumbra.

Nació en 780 y murió en 852. Siendo hijo de otro Eneko y originario de Bigorre. Antes de su nacimiento, en el año 778, y con la participación de su padre, tuvo lugar la primera batalla de Orreaga (Roncesvalles), una de las más importantes de la Edad Media, según señala Aitzol Altuna y fuente para la creación de mitos chauvinistas (no por nuestra parte), según indica Stephen Hayward, y donde se derrotó al invencible, hasta entonces, ejército de Carlomagno. Los francos, tanto con el relato de Einhard (ó Eginardo) acusando a los vascos de sanguinarios, como con la  Chanson de Roland adjudicando la maldad a los sarracenos, harían, contradiciendo el dicho de que la historia la escriben los vencedores, versiones distorsionadas de la realidad.

Eneko Aritza, contrario a la expansión carolingia, se enfrentaría en el año 824 a los francos, ejerciendo de buruzagi (jefe) en la considerada segunda batalla de Orreaga, donde se les volvió a derrotar. Su victoria acrecentó su prestigio y le llevó a ser rey. Y no fue designado por uno de los procedimientos habituales, es decir, por providencia divina (¡¡¡), por decisión digital de dictador, por guerra , conquista o usurpación, por herencia o por abdicación. Es nombrado rey de Pamplona, y por tanto fundador del Reino (que luego se llamaría de Navarra), por sus colaboradores. Dicen que, coronado en el valle del Roncal, ennobleció y fortificó diversas localidades navarras y expandió el Reino. Hay que añadir, como señalan los sacerdotes historiadores Estomba y Arrinda, que jamás aceptó que le trataran como rey. No era una figura decorativa, sino un líder. Fue un dirigente habilidoso, que unió a vascos de distintas comarcas, que se relacionó con los vascones ultrapirenaicos y que logró pergeñar y mantener alianzas variopintas. Al parecer, supo aunar la osadía en la batalla con la diplomacia en la política. Fue también el precursor de un proceso integrador para el pueblo vasco, tomando como punto neurálgico a Iruñea (Pamplona) y los valles y comarcas circundantes, iniciando además una emancipación del poder franco (fundamentalmente, con enfrentamientos) y del poder musulmán (sobre todo, con pactos). Anciano y paralítico, se retiró para morir, en el año 852, al monasterio de Leyre.

Eneko Aritza puede traducirse literalmente al castellano por el roble de mi casa. El roble (dadas las características de nuestro árbol emblemático) se puede interpretar como el fuerte, el duro o el noble. La latinización y transformación onomatopéyica de Eneko Aritza lleva a pronunciarse y escribirse, en castellano como Iñigo Arista y en árabe como Yannaquo (o Wannaquo) Ibn Wannaquo, aunque en este último caso podría equivaler a Eneko hijo de Eneko. También hay quien defiende que Eneko podría derivar de Oneko (bueno, buen hombre, de buena estrella). Por tanto, Iñigo es la latinización de Eneko, con lo que ambos nombres tienen relación, pero no Iñigo e Ignacio (Iñaki en euskera). Amatiño e Iñaki Anasagasti ya han explicado que el error de relacionar estos dos últimos nombres deriva de que Iñigo (López) de Loyola decidió cambiarse, como lo hacen otros religiosos, en vísperas de fundar la Compañía de Jesús, el nombre por Ignacio (en vez de por Agustín o Juan), ya que este nombre, además de su aproximación fonética, era más conocido en Italia por la devoción a San Ignacio de Antioquía.

No puedo soslayar, perdón por el anacronismo, que nuestro histórico Eneko Aritza, por su envergadura, pundonor y fortaleza, podría haber sido un magnífico delantero centro de nuestro Athletic. Como lo fue, otro Eneko, sucesor de Zarra, Eneko Arieta-Araunabeña, padre político de ¡otro Eneko!, el lehendakari Iñigo Urkullu. Y como lo es, otro Aritza, nuestro delantero actual Aritz Aduriz. Guiños de nuestra intrahistoria, diría Unamuno.

En cuanto a monumentos en su honor, el asunto es manifiestamente mejorable, ya que en Pamplona, en una ronda de circunvalación, tiene dedicada desde hace diez años una escultura en acero inoxidable de trece metros de altura con aspecto de guerrero batusi (!!!). En Madrid, tiene otra desde hace 260 años en piedra blanca, de tamaño normal, ubicada ni más ni menos que en la plaza de Oriente (¡qué habrá visto y oído allí!), y en la Comunidad Autónoma Vasca no nos consta ninguna.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011