SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2012/07/27

La batalla de Orreaga

La batalla de Orreaga
J.J. Labiano, Arazuri-Nabarra

El 15 de agosto del año 778 una terrorífica batalla sobrecogió al Pirineo vascón. Durante largas horas, miles de personas se machacaron con armas de metal hasta la muerte. En cuanto no quedó perdedor alguno con vida, los vencedores de la jornada se retiraron. Fue el enfrentamiento armado más grave de su época, un hecho que conmocionó a la Europa del siglo VIII.

El marco histórico
El año 476 ha sido considerado por la mayoría de los historiadores como el final del Imperio romano. El Imperio romano, auténtica cárcel de personas esclavizadas y sometidas, era un robo armado a la libertad, que escondía bajo su débil capa de refinado barniz a un infortunado y apolillado aglomerado de Pueblos. No es de extrañar por tanto, que las revueltas sociales y sediciones populares estuvieran al orden del día. De ahí que cuando el Imperio terminó por hundirse en el siglo V, hubiera territorios libertados por doquier, ya fueran estos bajo unas repúblicas comunitarias multirraciales o con atribución de confirmaciones nacionales en unidades organizativas convenientes y propias, lejos de las formas impuestas por el imperialismo esclavista romano-cristiano.

Esto mismo sucedió en Vasconia, esa tierra de lengua euskaldun, vestigio preindoeuropeo, que desde los aún olvidados límites occidentales y meridionales, ocupaba casi todo el Pirineo y descendía por las llanuras aquitanas hasta la ciudad de Bordele-Burdeos. Intentar definir hoy día cuál era el peso de la maquinaria represora romana, la posterior rebelión social y la lucha nacional en el año 476, es pedir mucho más de lo que conocemos. Lo único seguro es que el Imperio romano se movía en retirada ante el auge de las formas alternativas de la población vascona, con un enfrentamiento vigente que se daba a todos los niveles, evidentemente también armado.

Pero el Imperio romano, en contra de lo que nos dice la opinión general, no cayó. Solo se transformó, y la estatua Imperial de jaspe albino dio paso a un monstruo con aspecto romano, ropajes cristianos y zarpas germanas. En síntesis, se llevó a cabo un nuevo reparto del mundo, al cual tampoco estaban convidadas las naciones que habían resistido a más de medio milenio bajo la sanguinaria espada de las legiones romanas.

Naciones que en los siglos siguientes resistieron a la asimilación mientras les fue posible, conservando las libertades recuperadas durante el desmayo de la aglutinación y centralización Imperial. Libertades en el ámbito jurídico que contaban con diferentes variaciones en el Derecho. Ahí está nuestro Derecho Pirenaico del cual un rescoldo son los Fueros. Este Derecho propio de los vascones nos muestra papel social del grupo, de la mujer. Con un carácter religioso que apuesta por el paganismo, el animismo ancestral. Un sentido económico sin obediencia a los centros de poder mundiales. En materia lingüística independiente, mediante la revitalización de las lenguas nacionales en perjuicio de las impuestas desde el exterior. En resumen, poder político y soberanía plena para Vasconia.

Los siglos V, VI y VII vieron con el agotamiento del nuevo sistema establecido desde arriba, en el continente europeo, era incompetente para frenar el expansionismo libertador que defendían algunos Pueblos como los vascones. Unos Pueblos que ahondaban en sus realidades internas, creando mundos cada vez más distantes de la faraónica obra en la que confiaban y confesaban el Papado, junto a los nobles y reyes germánicos. Visigodos y francos eran unos instrumentos ineficaces de tropas contra los vascones, al tiempo que el desafío musulmán les quitaba fuentes de financiación al sur y al este del Mediterráneo.

Diversas razones, entre las que no hay que minimizar un potente crecimiento demográfico en ciertas zonas de Europa, unido a una dura voluntad del ya consolidado nuevo sistema europeo, que tenía como objetivo político-militar y religioso, zanjar la cuestión libertaria de los Pueblos como el vascón, aceleraron el nombramiento de un nuevo emperador en Occidente tras siglos vacío. Esto llevó a la ruina a los proyectos alternativos con base nacional como el vascón.

La batalla
En el siglo VIII, derrotada la resistencia vascona a lo largo de las amplias tierras de estos al norte del Pirineo, tropas vasconas presentaron batalla en las cercanías de París, disponiendo de líneas de abastecimiento y fortificaciones en el hoy centro francés. Carlomagno, que ha pasado a la historia como el genocida de vascones y bretones, decidió concluir su tarea y para ello, quiso someter todo el valle del Ebro, entonces en manos de dominaciones musulmanas. Un plan táctico claro cuyo objetivo fue la ciudad de Zaragoza. Un fin estratégico, el control de los vascones.

Con un imponente ejército de mercenarios bien pagados y procedentes de mil rincones de Europa, los mandos imperiales francos entraron divididos en dos cuerpos, al este y al oeste del Pirineo. Fracasada finalmente la toma de la ciudad de Zaragoza, y presuntamente alarmados por la rebelión del Pueblo sajón, Pueblo germano que vivía subordinado bajo la bota imperial franca, Carlomagno ordenó el regreso.

De vuelta, Carlomagno arrasó cuanto pudo para lograr al menos algunos de sus objetivos originarios. Es en este contexto donde la quema y destrucción de Iruñea queda encuadrada. Pero por aquel entonces, Vasconia ya contaba y gozaba de una organización propia. Puertos, ciudades, industrias y tecnología punta militar que, pese a las inestables labores defensivas que resultaron inútiles durante decenios, les permitió a los vascones a concentrar de nuevo un importante ejército nacional en el Pirineo occidental, con todo tipo de provisiones y mandos para miles de combatientes que, estos sí, eligieron con mimo fecha y lugar, para propinar un terrible golpe al ejército imperial franco.

Fue la mayor victoria vascona frente a la potestad del sistema imperial. Miles de mercenarios extranjeros, soldados de élite, quedaron en el campo de batalla muertos por las armas vasconas, entre ellos Roldán, sobrino del mismísimo Carlomagno y perfecto de la marca de Bretaña. El Estado Mayor imperial franco se dejó la piel en la batalla, pero Carlomagno futuro emperador de Occidente, se salvó.

Desenlace
Tres años más tarde de la gran victoria vascona o nabarra en Orreaga, un ataque masivo combinado desde el Califato de Córdoba y del Imperio franco de Carlomagno, aliados por aquel entonces, llevó a la ruina y a la desesperación del conocido como Ducado de Vasconia, el cual apenas pudo resistirse. Las crónicas de la época hablan de numerosos y compactos grupos a lo largo del Pirineo occidental, que en fechas posteriores pretendieron hacer frente a ejércitos muy superiores. Sólo quienes se sometieron al nuevo orden mundial salvaron sus vidas, otros lucharon hasta el final. Aquellos jefes militares que optaron por la rendición realmente se vendieron al imperialismo invasor.

Pero debido a derrotas como la de Orreaga, el sistema imperial no pudo implantarse del todo y cambió la estrategia del exterminio por una estrategia de absorción, manteniéndose durante toda la Edad Media una independencia menguante para las tierras de Vasconia. Es en este contexto en donde debe situarse la creación del  Reino de Iruñea, luego de Nabarra.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011