SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2013/04/29

¿Voluntaria? entrega

¿Voluntaria? entrega
Gasteiz, Fernando Sánchez Aranaz; Gasteiz-Nabarra
 
No se trata de un pacto entre los alaveses y el rey de Castilla sino de la renuncia a sus derechos jurisdiccionales de los señores en 1332
 
EL 'NEGOCIO' DE LOS SEÑORES ALAVESES CON CASTILLA
 
Para muchos vecinos de Vitoria-Gasteiz, la descripción de Voluntaria Entrega no pasa de ser el nombre de una calle de su ciudad, en el barrio de Lakua-Arriaga, que une la actual avenida de Portal de Foronda, con el núcleo de la antigua aldea de Arriaga, entre las calles paralelas de Árbol de Gernika y Juntas Generales. El nombre de esta calle se impuso en el momento de su apertura, cuando se inicia la construcción de estos polígonos de viviendas, allá por el año 1970, siendo alcalde de la ciudad Manuel Lejarreta Allende. Quien luego fuera presidente de la Diputación de Álava, entre 1972 y 1977, fue también procurador en las Cortes franquistas por el tercio municipal, desde 1967 hasta su autodisolución en 1977, y director general de Administración Local con el Gobierno de la Unión de Centro Democrático (UCD) del presidente Adolfo Suárez.
 
En aquel año, la capital alavesa tenía 136.873 habitantes, 85.000 más que en 1950 y 100.000 menos que en la actualidad. Lejarreta prologó en 1974 la obra del historiador Gonzalo Martínez Díez -sacerdote jesuita, catedrático de historia del derecho-, Álava Medieval, editada por la Diputación Foral de Álava. En dicho prólogo, el entonces diputado general comentaba cómo "se trata también en esta obra del origen y naturaleza jurídica de la Cofradía de Arriaga, su carácter señorial y los vínculos que unían a la ahora provincia de Álava con los reyes de Castilla, antes y después de 1332". El citado año es, precisamente, el de la Voluntaria Entrega.
 
Existe en el territorio histórico de Álava la idea, en sectores a menudo dispares, de que el citado hecho histórico es el pacto, real para algunos, ficticio para otros, por el que los alaveses pasarían a formar parte del reino de Castilla durante el año 1200. En otras palabras, se trataría de apuntalar la idea de que la incorporación de la provincia, así como del resto de los territorios occidentales del Reino de Navarra en aquella época, a Castilla, fue por pacto y no por conquista militar. En esto, como en tantas otras cosas, los opositores a esa idea han acogido los argumentos de sus adversarios. Resulta chocante observar como los defensores de la soberanía vasca, desde el carlismo al nacionalismo, han coincidido en hacer suya la versión histórica del enemigo, es decir, la unión pactada entre las provincias vascongadas y Castilla.
 
Sin embargo, es preciso reconocer que hay un nexo de relación entre los acontecimientos de 1200 -la conquista castellana de la parte occidental de Navarra, y los de 1332- y la entrega de sus derechos jurisdiccionales al rey de Castilla por parte de los señores alaveses, coaligados en la Cofradía de Arriaga. Esta contingencia reside en la continuidad de la rapacidad y actitud oligárquica de los señores alaveses, extensiva al resto de sus homónimos vascongados, quienes en 1200 traicionaron a su reino, el de Navarra, a cambio de la obtención de privilegios feudales en sus señoríos. Tal cosa era inviable en el Reino de Navarra, regido por el derecho pirenaico, sobre todo tras su reestructuración, a partir del reinado de Sancho VI, con la fundación de villas y el desarrollo del régimen de tenencias.
 
En suma, los señoríos navarros no eran hereditarios ni implicaban jurisdicción sobre el territorio, es decir, recaudación de impuestos, administración de justicia y servidumbre. En Navarra la jurisdicción pertenecía al Reino. No hay conquista ni anexión sin connivencia de algún sector dirigente de los conquistados con los conquistadores. Navarra no ha sido una excepción a esta regla.
 
La cofradía de Arriaga Tras la conquista y anexión del territorio de Álava por parte de Castilla, los señores alaveses, una vez feudalizados sus señoríos, se agruparon en la llamada Cofradía de Arriaga. Toda Álava quedó como tierra de señorío, restando como territorios de realengo los de las villas -Vitoria, Bernedo, Antoñana, Labraza, Arganzón y Treviño-, que ya lo eran con el rey de Navarra, villas que, por cierto, presentaron grandísima resistencia a su conquista por los castellanos.
 
La crónica de Alfonso XI, el rey castellano al que los señores alaveses hacen la Voluntaria Entrega, escrita durante el reinado de Enrique II de Trastámara (1369-1379), dice que "desque fue conquistada la tierra de Álava et tomada a los navarros, siempre ovo señorío apartado", de donde se deduce que antes no lo tenía. Tras la conquista, los señores alaveses se esfuerzan por demostrar su poderío frente al del rey castellano, agrupándose en la llamada Cofradía de Arriaga.
 
Aunque algunos se empeñen en ver en dicha institución señorial un trasunto de una supuesta independencia original de los alaveses, lo cierto es que no hay noticias de ella hasta 1258. Efectivamente, la Cofradía fue una creación de los señores alaveses tras la conquista castellana de 1200 para defender sus intereses. La prueba de su sumisión a la corona castellana está en que su máximo representante era siempre un personaje de la monarquía castellana como lo manifiesta la antedicha crónica. "Et a las veces tomaban por Señor alguno de los fijos de los Reyes, et a las veces al Señor de Vizcaya; et a las veces al de Lara, et a las veces al Señor de los Cameros".
 
Curiosamente, la Cofradía conserva la costumbre, heredada del derecho pirenaico, que ya tenía el antiguo condado de Álava, de elegir a su cabeza, aunque la elección en este caso se limite a los prohombres castellanos. Una vez conquistado y anexionado el territorio alavés, Alfonso VIII de Castilla mantiene los fueros navarros de las villas, como resulta lógico, pues quería tener capacidad de contrarrestar el poder de los señores, que él mismo les había otorgado para llevar a cabo la conquista. Sus sucesores van más allá, creando nuevas villas y, sobre todo, favoreciendo a Vitoria, que adquiere la centralidad política y económica del territorio histórico. Tanto es así que, en 1332, Vitoria se hace, mediante una sentencia arbitral, con cuarenta y un aldeas, las "aldeas nuevas", que completan el territorio de la Hermandad de Vitoria tal como la conoceremos posteriormente. La riqueza de una villa estribaba en su capacidad para recaudar tributos. Estos eran numerosos y, en su mayor parte, indirectos, como las alcabalas, que gravaban las operaciones de compra-venta que tenían lugar durante aquellos años. En esas circunstancias, los señores alaveses se dan cuenta de que su status nobiliario, que les privaba del ejercicio del comercio y del gobierno de las villas, era contraproducente para sus intereses.
 
Traslado a la capital Los representantes de los señores de la Cofradía de Arriaga se presentarán en Burgos ante el rey Alfonso XI, "Fijos-dalgo et labradores", lo que nos dice claramente cómo contraponían los intereses de la Álava señorial y rural a los de las villas mercantiles. La crónica informa de que "dixieron al Rey que le querían dar el señorío de toda la tierra de Álava". En los días siguientes el rey se trasladará a Vitoria y, en el campo de Arriaga, "do ellos acostumbran facer junta", hicieron entrega al rey de sus derechos jurisdiccionales. Esto y no otra cosa es la llamada Voluntaria Entrega. A cambio de renunciar a la jurisdicción, los señores alaveses conservaron sus privilegios fiscales y la propiedad de sus señoríos, lo que resultó para ellos un negocio redondo.
 
A continuación, muchos señores rurales se trasladarán a vivir a Vitoria. Son los Iruña, Maturana, Eskibel, Álava, Adurza, entre otros. La irrupción de estos nuevos habitantes hidalgos, agrupados en el bando de los Calleja, creó conflictos con los antiguos, burgueses o villanos, protegidos por los Ayala, quienes no eran estrictu sensu alaveses, por lo que no habían pertenecido a la Cofradía de Arriaga, que se materializarán en las llamadas Guerras de Bandos, pero ésa es ya otra historia.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011