SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2015/02/13

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu
Iñigo Saldise Alda

Heráldica 1: Escudo losanjado de oro y azur.

Nacido a comienzos del año 1361, fue hijo del infante de Nabarra, conde de Beaumont-le-Roger Luis de Évreux-Nabarra y de María García de Lizarazu. Pudo ser hijo de suelta, aunque al parecer sus padres se habían casado a escondidas o en secreto, y por tanto sin contar con el consentimiento o autorización Real.

Vivió con su madre hasta la muerte de esta. Con apenas un año de edad necesitó cuidados médicos, los cuales fueron costeados por el tesorero del Reino de Nabarra. Tras la defunción de su madre en el año 1365, fue llevado a la Corte para completar su educación como un miembro más de la Familia Real de Nabarra, junto a su hermana Juana y su hermano Tristan.

Entre las escuelas de gramática existentes, Tutera-Tudela, Zangotza-Sangüesa, Erriberri-Olite, Iruinea-Pamplona y Lizarra-Estella, el rey Carlos II de Nabarra eligió el estudio sangüesino para la educación de Charlot, estando al cargo del capellán Juan Lópiz de Obanos.

Contando con la estima como miembro de la familia Real de Nabarra, en el año 1374 Charlot fue intercambiado a modo de correspondencia como rehén del infante de Aragón Martín de Aragón-Barcelona, durante una confederación de paz llevada a cabo en la villa de Sos entre el rey Carlos II de Nabarra y el rey Pedro IV de Aragón.

En el año 1376 y tras la muerte en tierras balcánicas de su padre Luis de Évreux-Nabarra y Valois, infante de Nabarra, duque de Durazzo y conde de Beaumont-le-Roger, fue el rey Carlos II de Nabarra quien recibió el título y las tierras del señorío condado de Beaumont-le-Roger, mientras que únicamente Charlot tomo fue el nombre de Beaumont como su apellido y recibió por parte del rey de Nabarra el título de caballero del Reino.

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu recibió a modo de resarcimiento por el condado de Beaumont-le-Roger, parte de su tío el rey de Nabarra, una hacienda en el término de Lerin, la cual había sido confiscada con anterioridad a Juan Ibañez, vecino de dicha villa.

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu en el año 1378, participó activamente durante las negociones diplomáticas que se saldaron  con la cesión al año siguiente y por un plazo de tres años, de la plaza fuerte de Cherbourg a sus aliados ingleses, cuyo rey era un niño de once años, Richard de Woodstock-Plantagenet y Kent, II de England.

En el año 1379, su tío el rey Carlos II de Nabarra otorgó a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, el puesto de alférez del Estandarte Real de Nabarra con los provechos, usos y salarios acostumbrados.

“(…) de las buenas birtudes, lealtad, seso et diligencia
de nuestro amado et fiel Sibrino Charlot de Beaumont (…)”

Heráldica 2: Escudo losanjado de oro y azur que es de Beaumont, en francocuartel de gules carbunclo de oro cerrado y pomelado que es de Nabarra.

Charlot prestó el obligado juramento en el cual juraba que lealmente usaría dicho oficio, con todo favor  y con los odios puestos atrás, y que la honra del rey, de sus herederos y del Reino de Nabarra, guardaría contra todos. Y que en provecho del Estado haría en todo y por todo que él podría y sabría, y las cosas que le dictó el rey, en privado o secreto, las atendería bien y fielmente.

Además, a continuación, le confió la tenencia de la castellanía de Donibane Garazi, junto a la guarda de Ultrapuertos, hasta pasado la medianía del año 1380.

Un año después, Carlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, junto al obispo de Iruinea-Pamplona Martín de Zalba, se acercó y adentró en el Reino de Aragón, con la única misión de recibir al infante heredero Carlos de Nabarra-Évreux y Valois, para así escoltarlo hasta Caparroso donde se encontraba su padre el rey Carlos II de Nabarra. Posteriormente los acompañó hasta Erriberri-Olite y Uxue-Ujué.

A finales del año 1381 recibió del rey Carlos II de Nabarra el palacio y el señorío de Asiain, los cuales habían pertenecido al caballero Remiro Sánchez de Asiain, ricohombre de Nabarra, señor de Lacarra y de Asiain, que había sido arrestado en el año 1380 junto al caballero Fillot de Agramont, hijo del rico hombre Arnaud Remon de Agramont, barón y señor de Agramont, tras no poder producirse la bizarría de un pleito iniciado años atrás y con la firme decisión de las Cortes de Nabarra de solución, mediante la fórmula de juicio de batalla entre ellos o duelo. Este combate debía de ser presidido, como juez, por el rey Carlos II de Nabarra, por la interposición del pueblo de Iruinea-Pamplona evitó el envite.

Remiro Sánchez de Asiain preso en Tafalla, intentó apoderase del castillo donde estaba encerrado, por lo que por orden del rey de Nabarra fue decapitado a inicios del año 1381, por los crímenes de rebelión y traición.

El señorío de Asiain gozaba grandes heredamientos y pechas en los Lugares de Euluz, Larrion, Artabia, Abaigar, Estemblo, y otros, lo que fue potenciando el patrimonio y las ganancias del alférez del Estandarte Real de Nabarra. Aunque las continuas guerras obligaron a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, a entregar al Reino la casa de Asiain y sus propiedades, para así poder hacer frente a los numerosos gastos ocasionados por la Corona por diversos conflictos bélicos.

Ya en el año 1384 por mandato del rey de Nabarra, vuelve a tratar el tema de Cherbourg con los ingleses. Para ello viaja como diplomático a la plaza fuerte normanda y después al Reino de England. Tras aproximadamente un año vuelve al Estado de Nabarra sin conseguir avances significativos, en ese tema de vital importancia política para el Reino de Nabarra. Por otro lado gracias a sus buenas formas y virtudes diplomáticas se ganó el favor del rey Richard II de England quien le nombró alcaide de la castellanía de Mauleon y le donó también las rentas del vizcondado de Xiberoa-Sola-Soule.

A pesar de ser una donación a modo personal, esta beneficiada al rey Carlos II y al Reino de Nabarra, ya que suponía una especie de retorno de ese vizcondado de Ultrapuertos a la soberanía vascona, eso sí, nuevamente compartida con la soberanía inglesa.

Debido a esto, en junio del año 1385, el rey Carlos II de Nabarra le hizo el obsequio al alférez del Estandarte Real Charlot Beaumont-Nabarra y Lizarazu, de la pecha de los labradores de Larraga y las demás rentas de dicha villa, junto a la tenencia de su Castillo; que a pesar de contar entonces con una guarnición de soldados castellanos, el rey de Castilla y León tenía la obligación de restituirlo al Estado de Nabarra,  conforme lo capitulado y acordado entre ambos reyes.

Incluso  cuando el rey de Nabarra hizo testamento ese mismo año, nombró albacea y testamentario de su hijo y heredero Carlos de Nabarra-Évreux y Valois, al alférez del Estandarte Real de Nabarra Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, junto al obispo de Baiona Garcia de Eugi.

El alférez del Estandarte Real de Nabarra Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu junto al capitán de Lorda-Lourdes y senescal de Bigorra Jean de Biarno, acompañaron en el año 1386 al rey Carlos II de Nabarra hasta Baiona, lugar donde se produjo el casamiento de la infanta de Nabarra  Juana de Nabarra-Évreux, con el duque de Breizh, conde de Montfort y Richemon, Yann de Montfort y Flandre.

En enero del año 1387 murió el rey Carlos II de Nabarra. Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, junto al obispo de Baiona García de Eugi, gobernaron el Reino de Nabarra hasta el regreso del nuevo rey nabarro, pese a que esa defunción del jefe del Estado vascón significaba el cese automático como alférez del Estandarte Real de Nabarra.

Pero en septiembre del mismo año, el rey Carlos III de Nabarra hizo un nuevo nombramiento a su favor, para el mismo cargo militar dentro de la administración del Estado de Nabarra.

“(…) en memoria e remembrança, de los buenos e
agradables seruicios el dicto Charlot ha fecho
al rey nuestro muy caro senyor e padre
qui Dios perdone e à nos.”

A continuación, el rey Carlos III de Nabarra, preparó una política diplomática con la cual recuperar todos los bienes Ultra-pirenaicos, que legítimamente eran de la Corona de Nabarra. Por ello, al igual que su padre había hecho antes, comisionó como diplomático a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu para activar la devolución de Cherbourg, que seguía estando en manos inglesas.

Con ese bien marcado cometido, ya en el año 1388, el alférez del Estandarte Real de Nabarra primero se reunió con el conde de Foix Mateu de Castellbló y Montcada. Al año siguiente  viajó a la ciudad de Baiona para entrevistarse esta vez con el duque de Lancaster Jhon de Gaunt-Plantagenet y Kent. El duque inglés quería conseguir a cambio de las legítimas pretensiones nabarras sobre Cherbourg, la adhesión del Reino de Nabarra a sus anhelos sobre el Reino de Castilla y León, ya que se autotitulaba, el inglés, rey de la Corona de Castilla. El alférez del Estandarte Real de Nabarra, cumpliendo la máxima de neutralidad ordenada por el rey Carlos III de Nabarra, dio largas al duque de Lancaster.

Así pues, en ese mismo año, el rey Carlos III de Nabarra envió una nueva embajada ante el rey de England, nuevamente encabezada por Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, que le obligó a permanecer durante gran parte del año 1390 en el Reino de England. Su labor como embajador del Estado de Nabarra, le impidió asistir a la coronación formal de Carlos III de Nabarra en la catedral de Iruinea-Pamplona.

Finalmente, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu consiguió que el rey Richard II de England formase a comienzos del año 1391, una comisión de sabios para examinar, en lo que concernía sobre la devolución de Cherbourg, el testamento del rey Carlos II de Nabarra en la ciudad de Donibane Garazi.

Agradecido por la gran labor diplomática del alférez del Estandarte Real, el rey Carlos III de Nabarra en julio del mismo año elevó a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu a la insigne dignidad de Ricohombre de Nabarra.

“(…) á tales honores, noblezas,
privilegios, usos é costumbres,
como habían usado los otros ricoshombres (…)”.

Heráldica 3: Escudo cuartelado. 1º y 4º de gules carbunclo de oro cerrado y pomelado que es de Nabarra. 2º y 3º losanjado de oro y azur que es de Beaumont.

Por dicho motivo le entregó el señorío de San Martin de Unx, con todos los beneficios de esa villa y también de los de Beire, así en dinero como en frutos, durante su vida, exceptuando la pecha de los judíos. Junto a todo esto también le confirió la tenencia del castillo.

Al mismo tiempo, el rey Carlos III de Nabarra le nombró caballero de la orden del Lebrel Blanco, siendo el alférez del Estandarte Real de Nabarra uno de los primeros en recibir tal honor.

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, volvió al Reino de England portando los 25.000 francos acordados para víveres de la soldadesca inglesa y el transporte del armamento británico que estaba en Cherbourg. Esta vez viajó junto a Pere Arnaldo de Garro y al mariscal del Reino de Nabarra Martin Henríquez de Lacarra, además de un cierto número de gentes de nabarra.

Los embajadores nabarros fueron muy bien recibidos en el año 1393 por Richard II de England consiguiendo de éste todo lo pretendido por el rey Carlos III de Nabarra. Así pues, mientras el rey de Nabarra enviaba tropas nabarras estando comandadas por 56 caballeros de la orden del Lebrel Blanco a Cherbourg, los embajadores nabarros junto a unos comisionarios ingleses, desembarcaron en la Normandia para hacerse con la posesión, de forma legal, de la plaza fuerte de Cherbourg.

El mariscal de Nabarra se quedó junto a una guarnición de nabarros en Cherbourg, mientras que Pere Arnaldo de Garro y el alférez del Estandarte Real de Nabarra retornaron a la Corte del Reino de Nabarra. Una vez más, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu sacó beneficio del viaje a las islas británicas, consiguiendo por parte del rey inglés la conformación de la donación en su persona del castillo y señorío de Mauleon, y también de las rentas del vizcondado de Xiberoa-Sola-Soule.

Antes de finalizar el año, y ya estando en tierras vasconas, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu recibió del rey de Nabarra, a modo de reconocimiento por los peligros que había soportado en los viajes y en sus misiones a tierras inglesas, para él y sus sucesores, los palacios, plazas y jardines que tenía la Corona de Nabarra en la ciudad de Nabarreria de Iruinea-Pamplona, que tenía en la calle de Santa Catalina o Anglentina, junto a la calleja o belena que había hacia San Agustín.

En el año 1394 fue sustituido de la tenencia del castillo de San Martin de Unx por Diego de Baquedano, pero manteniendo el señorío y los privilegios sobre la villa y también sobre Beire.

Un año después el alférez del estandarte Real de Nabarra recibió del jefe de Estado de Nabarra, el señorío de Arroniz con las rentas, feudos y el baylio de la mencionada villa. Esto fue debió porque Juan Ramírez de Arellano el mozo había pasado al servicio del rey de Castilla y León, habiéndose desnaturalizado de su condición de nabarro. Dicho señorío gozaba de grandes heredamientos en Dicastillo, Allo, Arellano, Lerin y Carcar, con sus palacios, pechas y otros bienes que le habían sido confiscados por la Corona de Nabarra.  De todos ellos le hizo gracia a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizararu el rey Carlos III de Nabarra, para que los gozase por Juro de Heredad, contando con los mismos bienes que tuvo y poseyó en su día Juan Ramírez de Arellano el viejo, quien también en el año 1362 se había desnaturalizado de mutuo propio de su nacionalidad nabarra tras ser acusado de traición por el rey Carlos II de Nabarra. Unos bienes que había conseguido la casa de Arellano, por diferentes créditos prestados y que les había cedido en pago el ricohombre de Nabarra Martin Martínez de Uriz.

También ejerció desde ese año la jurisdicción civil y criminal en Lodosa.

Además ese año, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu casó en Medina del Reino de Aragón con una noble dama de Aragón, María Ximenez de Urrea y Boil, señora de Mislata y Benilloba, señoríos en el levante valenciano. Además ésta era hija heredera de Juan Ximenez de Urrea, ricohombre de Aragón, barón de Estercuel en Teruel, señor de Atrosillo en Huesca, tenente del señorío de Alcalatén en Castellón y con derechos del señorío de Casteillon-Castejón en el Reino de Nabarra; al parecer esto último por ser descendientes de Guillermo Pérez de Casteillon, el cual había recibido del rey Teobaldo I de Nabarra la villa a perpetuidad. Ya en el año 1396 es cuando nació su hija Juana de Beaumont y Ximenez de Urrea.

A comienzos del año 1397 y dejando a su mujer embarazada, el alférez del estandarte Real de Nabarra acompañó al rey de Nabarra en una nueva misión diplomática, pero esta vez al Reino de France, concretamente a Paris. Esto fue debido a que el rey nabarro fue invitado a una reunión mediante la cual, los asistentes pretendían encontrar una solución al Cisma de Occidente.  Tras la reunión, el rey Carlos III de Nabarra aprovechó dicha invitación para exponer ante Charles VI de France, sus legítimas reclamaciones territoriales sobre los feudos de la Normandie.

La estancia de Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu en la capital del Estado de France, bajo el techo del infante de Nabarra Pierre de Nabarra-Évreux, se alargó por un periodo de un año, debido al comienzo de los primeros brotes psicóticos en el rey Charles VI de France. Junto al alférez del estandarte Real de Nabarra que acompañaron al rey Carlos III de Nabarra, se encontraron en el séquito también, el obispo de Baiona, Leonel de Nabarra, Pierres de Peralta, los señores de Agramont, de  Luxe y de Laxague, Bertrán de Lacarra, Martín de Aibar, Gascón de Urroz, Pere Arnault de Garro, Juan de Domezain, Pierres Sanz de Lizarazu, Rodrigo de Esparza y al menos 20 caballeros nabarros más.

Ya de regreso en Erriberi-Olite, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu se encontró con que su mujer había muerto a consecuencia del parto, habiendo sido enterrada en el convento de San Francisco de la mencionada ciudad. En el testamento que realizó un testamento mostró su deseo de que a su hijo, al cual deja como su heredero universal, se le debiera dar el nombre de Carlot, y así se lo comunicó al alférez del estandarte Real de Nabarra, el caballero Juan de Urroz, a quien había dejado su difunta esposa como tutor del niño.

El padrino del hijo de Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu fue el rey Carlos III de Nabarra. Como regalo de bautismo le entregó a Carlot de Beaumont y Ximenez de Urrea, la villa y el castillo de Casteillon-Castejón, teniendo que compensar por ello a su anterior poseedor un mes más tarde, su otro ahijado Martin de Aibar, con 150 libras que se pagaron con 400 carneros de Erronkari-Roncal.

También el alférez del Estandarte Real de Nabarra recibió como compensación por su viaje a Paris en el año 1397, los feudos, pechas y rentas de Arroniz, con la jurisdicción civil de esta ciudad.

En el año 1402, a la edad de seis años, falleció su hija Juana de Beaumont y Ximenez de Urrea. Por otro en el castillo de Lizarra-Estella, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, con la cabeza descubierta y sin cinturón, de rodillas y con las manos unidas en las del rey de Nabarra, rindió fe y homenaje al rey Carlos III de Nabarra, por el castillo y la ciudad de Casteillon-Castejón, como tutor y testamentario de su hijo Carlot de Beaumont y Ximenez de Urrea.

En el año 1404, el rey Henry IV de England legalizó la adquisición de la circunscripción del vizcondado de Laburdi-Labord-Labourd a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu. Éste fue acompañado por su hijo Carlot hasta Baiona, para solucionar el conflicto ocasionado por el señor de Sault y de Saint-Pée Juan de Amezketa. Además durante esta mediación, el rey inglés donó al alférez del Estandarte Real de Nabarra, el señorío de Noailhan, próximo a Bordele-Bordeu-Bordeaux.

Desde su vuelta del Reino de France en el año 1398, el alférez del Estandarte Real de Nabarra residió mayormente en el castillo-palacio Real de Nabarra sito en Erriberri-Olite. Estuvo bastante pendiente de la educación de su heredero Carlot de Beaumont y Ximenez de Urrea. En ese periodo tuvo cinco hijos naturales con una o varias cortesanas. Estos hijos se llamaron: Tristan, Isabel, Carlos, Juana y Miguel, cogiendo el apellido Beaumont todos ellos.

A finales del año 1406, en el castillo de Mauleon, Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, estando como notario Menaud de Basagoïty, dio poderes al señor de Aguerre de Bustince Adam de Ursua y al señor de Haitze de Ustaritz Augerot de Lehet, para matrimonio en su nombre con la noble dama Anne de Curton y Albret, señora de Curton y Guiche. Este matrimonio por poderes se llevó a cabo a comienzos del año 1407 en el castillo de Curton.

El rey Henry IV de England entregó en el año 1408 al señor de Mauleon Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, como regalo por el matrimonio, algunos peajes de mercancías existentes en el río Adour y el nacimiento del río Guiche.

En el año 1414 Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu señor de Mauleon, Raymond-Arnaud de Domezain señor de Domezain, y Guillermo de Lizarazu señor de Santa María de Burunce, los tres caballeros nabarros, reconocieron que tenían en su poder una suma de 1.000 florines que pertenecía al obispo de Baiona Garcia de Eugi.

Nuevamente en el año 1415 el rey Henry IV de England donado a Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, varias tenencias en unas parroquias próximas a la frontera con el Reino de France. Estas estaban en los términos de Meirinhac-Mérignac, Beglas-Bègles y Veirinas-Veyrines.

Ya en el año 1416, el rey inglés confirmó la cesión de por vida de la tenencia de Laburdi al alférez del Estandarte Real de Nabarra, y también para su hijo Carlot de Beaumont y Ximenez de Urrea.

En el año 1422 murió su heredero Carlot de Beaumont y Ximenez de Urrea. El alférez del estandarte Real de Nabarra nombra a continuación a su otro hijo, Luis de Beaumont y Curton como usufructuario. El tesorero de Reino García López de Roncesvalles, por orden del rey Carlos III de Nabarra, pagó al judío de Falces Samuel Rogat 6 libras y 14 carlines fuertes, como precio de una túnica chaperona y pantalones para que llorase Luis, de vez en cuando, la muerte de su hermano de padre.

Unos meses después murió su esposa Anne de Curton y Albret, con la cual el alférez del Estandarte Real de Nabarra, a parte del mencionado Luis, tuvo un hijo de nombre Juan, y tres hijas de nombres Clara, Juana Margarita y Caterina.

Dos años después, el alférez del estandarte Real de Nabarra recibió la jurisdicción civil de los lugares de Dicastillo, Lerin y Allo, junto al patronato de la iglesia de Arroniz.

Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu fue nombrado para el puesto alcaide del castillo de Garaino en el año 1427. Tres años después recibió el título de señor de Mendabia, tras su confiscación a los Zúñiga, Juan y Diego. También recibió la villa de Mendabia tras ser embargada por el rey Carlos III de Nabarra a sus vecinos, los cuales habían seguido a los Zúñiga tomando partido por el rey de Castilla y León.

en el año 1432 en Erriberri-Olite murió Charlot de Beaumont-Nabarra y Lizarazu, ricohombre de Nabarra, alférez del Estandarte Real de Nabarra, caballero de la Orden del Lebrel Blanco, señor de Asiain, San Martin de Unx, Beire, Mauleon, Arroniz, Mislata, Benilloba, Noailhan, Curton, Guiche y Mendabia, además de tenente de Laburdi,; fecha en la cual ya se intitulaba su hijo Luis de Beaumont y Curton como condestable de Nabarra.

BIBLIOGRAFÍA

ASCARAT HAZPARBE, G. Hasparren Histoire; Ondarea.
AZTINAKO. Beaumont.
DE JAURGAIN, J. Les Beaumont-Navarre.
DE THOYRAS, M. The History of England.
GARCÍA PAREDES, A. Castejón, 1350-1400.
GARCÍA PAREDES, A. Los señores de Castejón y el escudo de la villa.
GOODMAN, A. John of Gaunt. The exercise of Princely Power in Fourteenth-Century Europe.
GRAN ENCICLOPEDIA NAVARRA. Varias páginas en su formato digital.
MENENDEZ VIDAL, F. y MARTINENA, J. J. Libro de Armería del Reino de Navarra.
NARBAITZ, P. Navarra o cuando los vascos tenían reyes.
PATTOU, E. Comtes de Meulan, seigneurs de Beaumont (-Le-Roger) & Earls of Leicester.
REAL ACADEMIA MATRITENSE DE HERÁLDICA Y GENEALOGÍA. Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía.
SALDISE ALDA, I. Heráldica de Nabarra (sin publicar).
SÁNCHEZ-MARCO, C. Historia Medieval del Reyno de Navarra, fundación lebrel blanco.
SUMPTION, J. Divided house. The Hundred Years War III.
UNSUNÁRIZ GARAYOA, J. M. De los señoríos del siglo XV al ocaso del régimen señorial en Navarra.
VV.AA. Guiche, 1000 ans l´historie!
VV.AA. The modern part of an Universal History, from the Earliest Accounts to the Preset Time.
YANGUAS Y MIRANDA, J. Diccionario de Antigüedades del Reino de Navarra.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011