SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2017/10/07

Lope de Eulate

Lope de Eulate
Iñigo Saldise Alda

Lope de Eulate nació durante la segunda mitad del siglo XV en la ciudad de Lizarra-Estella, siendo hijo del señor de Arinzano y de los palacios de Berbinzana y Luquin Lope Martiniz de Eulate. Sus estudios estuvieron encaminados a las letras principalmente, pero sin olvidar el oficio de armas.

Como representante de las universidades de los tres Estados del Reino de Nabarra, concretamente por la ciudad de Lizarra-Estella, Lope de Eulate asistió a la coronación de los reyes de Nabarra Catalina de Foix y Juan de Albret en la catedral de Iruinea-Pamplona el día 13 de enero del año 1494.

El día 10 de agosto del 1494, Lope de Eulate reunió a los parroquianos de la iglesia estellica de San Miguel Arcángel. A continuación les expuso su deseo de ampliar y cubrir la capilla de San Sebastián y de la Santa Cruz, las cuales habían erigido sus antepasados, para lo que era necesario cambiar de sitio la escalera de acceso al campanario y habilitar otro local para la cera. La parroquia accedió a su deseo, dándole un plazo máximo de siete años para realizar las obras.

Ejecutadas las obras, Lope de Eulate ayudado por un documento mediante el cual, varios cardenales otorgaron 100 días de indulgencia a cuantos fieles visitasen la citada capilla, obtuvo en el año 1502, concretamente del vicario general del cardenal de Santa Práxedes y administrador de la diócesis de Iruinea-Pamplona Antonio Pallavicini Gentili, el permiso definitivo para ampliar la capilla. Incluso, acarreando por ello el derribo de paredes, cambio de lugar de los altares, de los retablos e incluso de las sepulturas existentes con antelación, y cerrar la capilla con una reja para impedir que entraran gentes ajenas a la familia.

Además, Lope de Eulate, con la excusa de poder erradicar una epidemia que azotaba la ciudad del Ega, recibió la autorización de poder pedir limosna para aumentar la luz de la capilla. Este punto, indudablemente pernicioso para los intereses económicos de la parroquia, provocó un conflicto que se solucionó mediante la mediación del prior de la vecina parroquia de San Pedro de Larrua, el cual estableció las normas en las que se decía el cuándo, el dónde y el cómo se podía pedir, además del destino que se le debía dar al dinero.

El día 22 de diciembre del año 1511, los reyes de Nabarra Catalina de Foix y Juan de Albret, vieron bien la petición hecha por los tres Estados por la cual, los alcaldes de Corte se debían de encargar de la reforma de los Fueros y de las Leyes del Estado de Nabarra. Designaron para este asunto al doctor de derecho canónigo, maestre de las reales finanzas de Nabarra, presidente del consejo real de Nabarra, alcaide de la Corte mayor, embajador y diplomático del Reino de Nabarra, señor de Idocin, Subiza, Ibiricu y Cizur Mayor, además de señor consorte de Xabier y Azpilcueta Juan de Jaso y Atondo, al también doctor de derecho canónigo y civil, tesorero de la catedral de Iruinea-Pamplona, vicario de la diócesis pamplonesa, consejero real y ordinario de la reina Catalina de Nabarra y embajador del Reino de Nabarra Remiro de Goyni y Gurpide, al maestre Lope de Liedena, al bachiller de Iruinea-Pamplona Martin de Liçaraçu, al fiscal de Nabarra Miguel de Espinal y al protonotario real Martin de Jaureguiçar, nombrando para la primera reforma en lugar de los que faltaban del Consejo, al bachiller de Sarria, al consejero ordinario Lope de Eulate, al bachiller de Redín y al consejero ordinario, maestre de hostal del rey consorte de Nabarra y tesorero general del Reino de Nabarra Sancho de Ezpeleta.

Tras la ilegal y violenta invasión militar española del Reino de Nabarra, Lope de Eulate se mantuvo leal a los legítimos soberanos del Estado de Nabarra Catalina de Foix y Juan de Albret. Incluso participó a las órdenes de Juan Belaz de Medrano en la sublevación contra el invasor español en la ciudad y una de las fortalezas de Lizarra-Estella, atendiendo el llamamiento realizado por el rey consorte de Nabarra Juan de Albret y Châtillon.

Los invasores españoles comenzaron rápidamente con la colonización de los estamentos estatales nabarros, incluido el Consejo Real o del Reino de Nabarra. Para ello prometieron devolver los cargos de dichos organismos a sus anteriores poseedores. Lope de Eunate era miembro del Tribunal del Consejo Real antes de la ilegal y violenta agresión militar de los invasores españoles y solo para mantener su cargo, debía jurar obediencia a Fernando V de España, algo que no ocurrió y por consiguiente fue retirado ilegítimamente de su cargo de funcionario del Estado de Nabarra en el año 1514 por los colonizadores españoles.

Ya en el año 1516 antes incluso del nuevo intento de recuperación de la soberanía de las tierras nabarras ocupadas por los invasores españoles de forma militar, Lope de Eunate fue señalado, denunciado y acusado por los colonizadores españoles, por simpatizar por la cusa legitimista del Reino de Nabarra, es decir, por seguir los mandatos de los reyes de Nabarra Catalina y Juan. Tras el fracaso de esta nueva intentona militar nacional nabarra, a Lope de Eunate se le procedió a la confiscación de su patrimonio y bienes por parte de los tribunales coloniales españoles de Nabarra.

En el año 1520, Lope de Eulate consiguió recuperar sus bienes, incluido el señorío de Arinzano, pero no así su cargo en el Tribunal del Consejo Real de Nabarra, tras rendir vasallaje a rey de los invasores Carlos I de España y emperador de los germánicos como Carlos V.

A año siguiente, durante la sublevación de los nabarros sojuzgados por los invasores españoles y la entrada de un nuevo contingente de tropas de liberación nabarro-francés, Lope de Eunate atendió a la llamada del apellido realizada por Jaime Belaz de Medrano, participando en diversas batallas contra los españoles tras reunirse en la casa de Lope de San Juan justicia de Lizarra-Estella. Tras la liberación total de las tierras pertenecientes al Reino de Nabarra en el año 1512 antes de la ilegal y violenta agresión española, Lope de Eunate se trasladó a Iruinea-Pamplona para recuperar su cargo en el Tribunal del Consejo Real de Nabarra.

Lope de Eunate estuvo presente en la batalla de Noain junto a Remiro de Goyni. Tras la derrota nabarra huyó junto a otros patriotas nabarros hasta Ezpeleta, junto a Jaime Belaz de Medrano y otros estellicas.

Lope de Eunate fue incluido en la lista de condenados a muerte y se le procedió a confiscar nuevamente sus bienes, por parte de los extranjeros españoles y sus ilegales leyes, con la acusación de crimen de lesa majestad contra el emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Lope de Eunate estuvo encerrado en el castillo de Hondarribia-Fuenterrabia junto al marischal Pedro de Nabarra y de la Cueva. Juanto a éste, Lope de Eunate fue excluido de la “anmistía general” del emperador español del año 1523.

Tras la rendición de la plaza costera de Nabarra a las tropas imperiales españolas, Lope de Eunate regresó junto al resto de anmistiados por Carlos I de España y V de Alemania, a la ciudad de Lizarra-Estella. Allí tuvo que litigar para recuperar sus patrimonios.

En el año 1530, se comenzó a labrar la sepultura de fray Juan López de Eunate, hermano de Lope de Eunate, en la parroquia de San Miguel Arcángel de la ciudad de Lizarra-Estella. Miembros del linaje de los Baquedano procedieron a romper y a cegar el sepulcro en construcción, llegando incluso a derribar el arco y la bóveda, quedando por ello maltrechos altares y retablos.  Los hermanos Euante presentaron pleito ante el Tribunal del Consejo Real Colonizado de Nabarra, por un precio 20 veces superior al coste real de los desperfecto, el cual era de 100 ducados. Debido a la cuantiosa suma, pronto llegaron a un acuerdo los Baquedano y los Eunate.


En el año 1436, el vecino de Lizarra-Estella y señor de Arinzano Lope de Eulate fue demandado ante la cCorte de Justicia colonial española de Iruinea-Pamplona, por el señor de Learza y del palacio de Iguzquiza Juan Belaz de Medrano. La demanda trataba sobre la oposición primero a la ejecución del palacio y segundo a los términos de Arinzano por 1.440 robos de trigo y 100 florines, en cumplimiento de una sentencia arbitraria realizada con anterioridad. Tras ello no tardaría mucho en morir.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011