SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2013/06/07

5000 nabarros yacen muertos en Noain

5000 nabarros yacen muertos en Noain
Iñigo Saldise Alda

A finales de mayo del año 1521, los españoles situados en Logroño se prepararon para resistir el ataque del ejército nabarro y sus aliados, capitaneados por el señor de Asparrots, gracias todo ello, a los informes aportados por uno de sus espías, Vélez de Guevara, subordinado del maléfico y terrorífico coronel Villalba. Así el 5 de junio del año 1521, las baterías de la artillería nabarra bombardearon las murallas de la capital riojana, la cual se encontraba fuertemente protegida por soldados españoles.

Muy pronto, a las tropas nabarras del general Andrés de Foix comenzaron a faltarles el avituallamiento. En eso que 4000 hombres de duque de Nájera aparecieron por el horizonte, siendo comandados por un desertor a la patria nabarra, Luís de Beaumont y atacaron al contingente nabarro por la retaguardia, lo que provocó la huida de los hombres del señor de Asparrots tras el levantamiento del cerco a la ciudad a orillas del río Ebro, el cual tan solo duró seis días.

A las tropas españolas del desertor Luís de Beaumont se le unieron rápidamente las fuerzas de los gobernadores castellanos, que tras derrotar a los comuneros corrieron a socorrer la plaza de Logroño. El Duque de Nájera organizó en Navarrete nuevos contingentes españoles provenientes de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, formados por 5000 hombres de armas más. Mientras las tropas españolas de Lanuza, Virrey de Aragón, invadieron y ocuparon de nuevo la ciudad nabarra de Zangotza, robando una gran cantidad de víveres a la población.

El ejército español, muy superior en número, marcho de nuevo para invadir y ocupar el Reino de Nabarra. Tutera se rindió rápidamente al invasor, tras el abandono de la fortaleza del merino de ciudad y señor de Ablitas, Antonio Enríquez de Lacarra. Los españoles desde Tutera exigieron la rendición de Corella y Cintruénigo, junto al pago de 1000 ducados a cada villa. El también desertor Luís de Armendáriz fue el encargado de “invitar” a la rendición a los nabarros de Arguedas. Las deserciones eran bien pagadas por los españoles, todo hay que decirlo.

Las tropas nabarras comandadas por el general Asparrots, tras retirase de Logroño llegaron a Tiebas, donde se establecieron con la artillería. Mientras las tropas españolas, tras arrasar militarmente numerosos pueblos y villas, se posicionaron en Baigorri (Oteiza de la Solana) desde donde mantuvieron el domino estratégico de la cuenca de Lizarra. Así las tropas españolas de Vélez de Guevara atacaron Lizarra, asediando la fortaleza de la ciudad del Ega, la cual estuvo defendida por el nabarro León de Garro.

Los soldados españoles tras el ataque comenzaron con el robo y el pillaje, siendo sufrido por todos los vecinos de Lizarra aprovechando la ausencia del regidor nabarro Juan de Baquedano, que no se encontraba en la ciudad, al igual que muchos nabarros que habían participado en la reconquista de la ciudad escasos meses atrás.

Las tropas españolas estuvieron estratégicamente situadas entre Gares y Lizarra, para así, si llega el caso, poderlas atacar o encastillarse en las mismas. Las escaramuzas entre nabarros y españoles estuvieron a la orden del día. Pero los españoles contaron con 30.000 hombres y la ya ocupada ciudad de Gares, desde donde decidieron los gobernadores españoles, Adriano, Velasco y Enríquez, el 29 de junio, la imperiosa necesidad de plantar batalla abierta a las tropas nabarras del señor de Asparrots, apremiados en gran medida por un posible motín entre sus tropas.

Las tropas españolas partieron en busca del ejército nabarro, contando con la inestimable colaboración del desertor Francés de Beaumont, señor de Arazuri, que al mando de 500 lanzas de su primo del infame Luís de Beaumont, se prestó como guía a los españoles, llevándolos por un camino de la sierra del Perdón, desconocido originariamente por el ejército español, dejando así de lado el camino Real entre Gares e Iruñea, el cual pasaba obligatoriamente por Tiebas, donde estaba situada la artillería nabarra y cerrando de paso a una posible retirada a Iruñea de las tropas nabarras.

La infantería española del duque de Nájera, estuvo formada por 4000 hombres, junto a más 500 lanzas de caballería y se situaron en la noche del día 29 de junio en la retaguardia del ejército nabarro. Así pues, a los nabarros solo les quedo dos opciones, rendirse al invasor español o luchar contra los enemigos de la Patria nabarra.

Las tropas nabarras estuvieron formadas y compuestas por los hijos del Mariscal Pedro de Nabarra, el cual se encontraba esos días preso en Simancas, más los linajes de Bertiz, Jaso, Belaz, Remírez de Baquedano, Garro y los siempre fieles Olloki. Mientras el ejército del emperador Carlos I de España, donde se encontraban bastantes desertores beaumontes, como Armendáriz, Ursua, Arbizu, Góngora o Beaumont, contaron con auténticos militares profesionales.

El día 30 de Junio del año 1521 amaneció en un día caluroso. El general Andrés de Foix, efectuó un último reconocimiento de las tropas del enemigo español. El joven señor Asparrots, valiente y temeroso a la vez, inició la batalla sobre las dos de tarde sin esperar que se le reunieran los 2.000 nabarros y gascones que guarnecían ese día en Tafalla a las órdenes de Iñigo Echauz y del Señor de Olloki. Tampoco espero a los 6.000 gascones que se hallaban concentrados en Iruñea, a la vez de no considerar en su justa medida al enemigo, el ejército español, el cual era tres veces superior.

Las tropas nabarras, inicialmente, infringeron un serio castigo a las tropas imperiales españolas. Pero la caballería española al mando del almirante de Castilla, realizo un movimiento envolvente sobre los caballeros nabarros. La batalla indudablemente fue larga y sangrienta, cayendo finalmente la victoria del lado español gracias al trabajo de su poderosa artillería. Al anochecer 5.000 nabarros yacían tendidos muertos tras la batalla en los campos de Ezkirotz, Noain y Barbatain.

Carlos de Mauleón, Juan de Sarasa, el capitán San Martín y Carlos de Navascues, son algunos de los nombres de los caballeros nabarros que entregaron su vida defendiendo la libertad del Reino de Nabarra. El señor de Asparrots luchó hasta caer herido y ciego, siendo apresado por el desertor Francés de Beaumont. Si pudieron escapar en cambio, un hijo del mariscal Pedro de Nabarra, de igual nombre y también con el cargo de mariscal de Nabarra, Angel de Agramont, Fadrique de Nabarra, Juan de Azpilkueta y otros, que se refugiaron al norte del Pirineo.

A Francés de Beaumont los españoles le encargaron la tarea de rendir la ciudad de Iruñea, otorgándole el poder militar necesario para conseguir dicho objetivo. Tras la retirada de las tropas nabarras de ciudad situada a orillas del río Arga, Francés de Beaumont entrego gustoso la fortaleza al español Miguel Herrera, el cual se muestro evidentemente muy complacido.

Con la entrada de los gobernadores españoles muchos vecinos de Iruñea intentaron huir, siendo asesinados como conejos por las tropas españolas. Los bienes de los asesinados son repartidos entre los traidores beaumonteses. Pedro de Beaumont sustituyo a Herrera como alcaide de la fortaleza de Iruñea por orden de Enríquez, almirante de las tropas de invasión españolas.

Mientras al norte del Pirineo el ejército nabarro de reconquista, vuelve a organizarse, contando además con una nueva incorporación proveniente de su aliado el Reino de Francia, la del mismísimo almirante de Francia Guillermo Gufior, señor de Bonivet. Las tropas navarras marchan en el mes de septiembre con dirección al castillo de Amaiur, el cual volvía a estar ocupado por tropas invasoras españolas tras el desastre de Noain.

BIBLIOGRAFÍA

ADOT, Álvaro. Juan de Albret y Catalina de Foix o la defensa del Estado navarro, 2005

AGRAMONT, Pedro. Historia de Navarra, 1996

ALTUNA ENZUNZA, Aitzol. Obras Completas

ALTADILL, Julio. Geografía general de Navarra, 1916

ALTADILL, Julio. Los castillos medievales de Nabarra, 1934

ARRESE, Pedro. Efemérides de Navarra, 2002

AUÑAMENDI EUSKO ENTZIKLOPEDIA (Digital)

BOLINAGA, Iñigo. El testamento: como zanjó Castilla la cuestión sobre la legitimidad de la conquista de Navarra, 2011

BOISSONNADE, Pierre. La conquista de Navarra, 1981

CAMPIÓN, Arturo. Obras completas, 1983

CARO BAROJA, J. Etnografía Histórica de Navarra, I, 1971

CHABOD, Federico. Carlos V y su imperio, 1992

CLAVERÍA, Carlos. Historia del Reino de Navarra, 1971

DEL BURGO, J I. Historia General de Navarra. Desde los orígenes hasta nuestros días, 1978

DE OLAIZOLA, Juan Mª y URZAINQUI, Tomás. La Navarra marítima, 1998

DE ORREAGA, Miguel. ¡Amayur…! Navarra pierde su independencia, 1979

ELIZARI, Juan Francisco. Historia Ilustrada de Navarra. 1993

ESARTE, Pello. Navarra 1512-1530, 2001

ESARTE, Pello. Francisco de Jasso y Xabier, 2005


FAVYN. Historie de Navarre, 1612

FERNÁNDEZ, Luis. En torno a la batalla de Noain, 1979

FORTUN, Luis Javier y JUSUE, Carmen. Historia de Navarra, 1993

FLORISTÁN, Alfredo. Monarquía española y el Gobierno del Reino de Navarra, 1512-1808, 1991

FLORISTÁN, Alfredo. 1512. Conquista e incorporación de Navarra, 2012

GALLASTEGUI, Javier. Agramonteses y Beaumonteses con Calos V y Felipe II, 2003

GORROSTERRATZU, Xabier. Noticia de las dos Vasconias: prólogo del traductor, 1929

HIRU (Digital)

HUICI, María Puy. En torno a la conquista de Navarra, 1993

IDOATE, Florencio. Esfuerzo bélico de Navarra en el siglo XVI, 1981

JIMENO, José Mº. Historia de Navarra. Desde los orígenes hasta nuestros días, 1980

JIMENO, José Mª. Amaiur, símbolo de Navarra. La guerra de 1512-1522 y su repercusión en los territorios de la Corona, 2004

LACARRA, José Mª. Historia política del Reino de Navarra desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla, 1972

LACARRA, José Mª. Historia del Reino de Navarra en la Edad Media, 1976

LESMES, Santiago. Navarra un Reino de historias, 2010

MARTÍNEZ GARATE, Luis María. Síntesis de la Historia de Navarra, 2010

MIRANDA, Fermín. Historia de Navarra, 2004

MONTEANO, Pello J. La Guerra de Navarra (1512-1529), 2010

MORET Y ALESON. Annales del Reyno de Navarra, 1980

NABARRALDE (Digital)

NAVARRO, Francisco Javier. Nueva historia de Navarra, 2010

NARBAITZ, Pierre. Navarra o cuando los vascos tenían reyes, 2007

OIHENART, Arnauld. Noticia de las dos Vasconias, la Ibérica y la Aquitana, 1929

OSOA (Digital)

PÉREZ, María Cruz. Atlas de Navarra. Geografía e historia, 2006

PESCADOR, Aitor. Francisco de Xabier, nacimiento de un mito, muerte de una nación, 2006

PUNTUBI (Digital)

RAMÍREZ, Eloísa. Historia Ilustrada de Navarra, 1993

SANCHEZ-MARCO, Carlos. Historia Medieval del Reyno de Navarra, 2005

SAGREDO, Iñaki. Navarra. Castillo que defendieron el Reino, Tomo I, II, III y IV, 2006, 2007 y 2009

SAGREDO, Iñaki. El castillo de Amaiur, 2009

SALDISE ALDA, Iñigo. Nabarra. Reflexiones de un patriota, 2010

SERRANO, Bixente. Navarra. Las tramas de la historia, 2006

SORAUREN, Mikel. Historia de Navarra, el Estado Vasco, 1999

URTASUN, Erlantz. Hablemos de Navarra (Viaje a través de las realidades ocultas de un territorio vascón), 2002

URZAINQUI, Tomás. Navarra, sin fronteras impuestas, 2002

URZAINQUI, Tomás. Navarra Estado europeo, 2003

USUNARIZ, Jesús María. Historia Breve de Navarra, 2006

VV.AA. Historia Ilustrada de Navarra, 1993

VV.AA. Historia de Navarra, 1994

VV.AA. Revista Haria, colección completa

VV.AA. Lo que todo nabarro debe saber, 2012

WIKIPEDIA (Enciclopedia libre digital)

YANGUAS Y MIRANDA. Crónica de los reyes de Navarra, 1843


YANGUAS Y MIRANDA. Historia compendiada del Reino de Navarra, 1843

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011