SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2010/07/28

Declaración Unilateral de Independencia

Declaración Unilateral de Independencia
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

La noticia más importante de este milenio para los nabarros se produjo el 22 de julio del 2010 y se resume en: “No hay norma en el Derecho Internacional que prohíba la declaración de independencia", Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, máxima instancia judicial de Naciones Unidas.

Como informan todos los medios de comunicación, en una lectura que duró tres horas, el presidente de la Corte de la Haya compuesta por 15 jueces elegidos cada nueve años por la Asamblea de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad, el Sr. Owada, sentenció que: "la Corte ha concluido (...) que la adopción de la declaración de independencia del 17 de febrero del 2008 (por Kosovo) no violó ni el Derecho Internacional, ni la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad, ni el cuadro constitucional". El dictamen se refiere a la resolución que aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU en 1999, que puso fin a la llamada "guerra de Kosovo" y legitimó la intervención internacional en el enclave. Serbia se aferraba, como a un clavo ardiendo, a la literalidad de esa resolución que pedía una solución al contencioso "dentro de los límites serbios" para rechazar la declaración de independencia e insistir en la tesis histórico-mítica de que Kosovo "es la cuna de Serbia". Es notable destacar que los argumentos del imperialismo serbio fueran de carácter histórico y sobre la indisoluble unidad nacional manifestada en su entramado jurídico.

Con esta resolución, el mundo, cuyo único órgano común es la ONU y a través de su Corte Internacional de Justicia de la Haya, les dice a todos los países imperialistas (España, Francia, Inglaterra, Rusia etc.) que los pueblos sin Estado y los Estados invadidos podemos decidir romper las cadenas sin pedir permiso a nuestros opresores.

Los Imperialistas han perdido una de sus bazas secundarias (la principal es su ejército): la maraña institucional, legal y judicial con la que se dotan todos los imperios para entorpecer hasta hacer inútil cualquier intento de autodeterminación de los pueblos sojuzgados y Estados invadidos. Otra de las bazas del imperialismo, el bombardeo constante desde los medios de comunicación y la educación desde la más tierna infancia para intentar convencer a los kosovares de que son serbios –o la cuna de la Gran Serbia-, no ha surtido el efecto deseado, para ello han luchado en la sombra los historiadores y educadores kosovares.

La contundencia de la sentencia tiene una base lógica: los antecedentes del hecho. El juez presidente Owada recordó que "a lo largo de los siglos XVIII, XIX y XX, muchos Estados proclamaron su independencia sin que, en ningún caso, se pueda entender que contravinieran el Derecho Internacional". Es decir, ¿por qué van a tener unos pueblos derecho a la libertad y otros no?

En los últimos dos siglos se han independizado en Europa: Bélgica (1830), Grecia (1832), Italia (1861), Alemania (1871), Bulgaria (1885), Noruega (1905), Finlandia (1917), Polonia (1917), Hungría (1920), Irlanda (1921) e Islandia (1948), además de los 17 Estados europeos nacidos a finales del siglo XX tras la caída del “telón de acero”: Lituania, Letonia, Estonia, Chequia, Eslovaquia (creada artificialmente en 1918 como Checoslovaquia), Eslovenia, Croacia, Serbia, Bosnia (Yugoslavia nació tras la Primera Guerra Mundial en 1920), Georgia, Uzbekistán, Ucrania, Bielorrusia, Moldavia etc., la mayoría nunca fueron independientes antes o en períodos muy breves. En lo que va de siglo han nacido otros dos Estados europeos: Montenegro (2006) y Kosovo (2008), eso sólo en Europa, si miramos al mundo, durante el siglo XX se duplicó el número de Estados hasta llegar a los 195 actuales.

Los procesos de independencia demuestran que el tamaño de un país tampoco es importante para ser reconocido como nuevo Estado: de los que 195 Estados independiente actuales, 88 tienen menos de 5 millones de habitantes, 59 de ellos menos de dos millones y medio (el 30%) y 35 menos de un millón. 5 Estados de la UE tienen menos de 2 millones habitantes. El Estado más pequeño del mundo, Tuvalu (Polinesia), tiene 11.000 habitantes, Kosovo sólo tiene 2,2 millones de habitantes.

Tampoco hay motivos económicos para negar la independencia de un pueblo -Kosovo es pobre e Islandia rica-, y menos un tamaño en kilómetros cuadrados, pues los Estados van desde el Vaticano con 0,439 km2 a Rusia con 17 millones de km2 (38 millones de veces más grande).

Por tanto, para independizarse o recuperar la soberanía, no importa el tamaño del territorio (no hay un tamaño mínimo), ni es una cuestión de economía (no se independizan sólo los ricos o sólo los pobres), ni el número de habitantes (no hay un mínimo).

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Haya demuestra también que en el Derecho Internacional, las cuestiones históricas pasadas no son relevantes (si ha sido un Estado o no), Kosovo, como la mayoría de los Estados mencionados, nunca antes fue independiente, ya no sirve por tanto argumentar el hasta ahora socorrido “derecho de conquista” disimulado en “situación de hecho” en base a la historia (destino universal de la nación española por ejemplo). Pero ni siquiera la discusión bizantina de si eres o no una nación, ya que al autodeterminarte te conviertes en nación de hecho, aunque no lo hubieras sido antes según la absurda oficialidad imperialista. Pero todos ellos sí son los argumentos utilizados por los imperialistas para meter miedo al pueblo que aún no han asimilado, de ahí la importancia de saber rebatirlos al Imperialismo (descolonización mental).

Al Imperialismo desde esta fecha clave del 22 de julio del 2010 ya no le sirve su entramado jurídico pues es siempre impuesto de arriba abajo, desde el Imperio al país colonizado y nunca democráticamente decidido: “ineludible en un sistema democrático, es la posibilidad para todo cuerpo político de asegurar mediante la fuerza propia de uno u otro género, la defensa de las instituciones con las que se ha dotado y al mismo tiempo de controlar también a sus propios guardianes”, Joseba Ariznabarreta, Pueblo y Poder, Orreaga 2007. Es decir, una España democrática debe de reconocer su plurinacionalidad y cada una de las naciones tendría que estar libremente adherida, lo cual significa que también que debe de ser libre su autogobierno y su salida del proyecto común si así lo decidiera, todo ello está lejos siquiera de plantearse, es por tanto una situación impuesta y no deseada: puro imperialismo.

En realidad, aunque quisieran, los Estados Imperialistas (por tanto totalitarios) nunca podrán pasar a ser Estados democráticos y lo saben, al menos mientras mantengan pueblos sojuzgados, pues esto supondría reconocer el derecho a poder elegir su destino a los pueblos que oprimen (el derecho de autodeterminación), y eso sería también equivalente a lograr la libertad además de igual de costoso para el pueblo sojuzgado, pues, ¿quién quiere seguir en una cárcel con las puertas abiertas?
Nuestro Estado nabarro tiene mil años de historia como Estado soberano, el pueblo e idioma más viejos de Europa, casi 5 millones de habitantes -3 millones sólo en los territorios vascos actuales- y un territorio de tamaño medio, con una renta per cápita superior a la media Europea, lo que le convierte en uno de los Estados más ricos del mundo pese a estar actualmente invadido, militar y judicialmente controlado y desmembrado su territorio.

Los nabarros debemos de decidir por nuestra cuenta si queremos recuperar nuestra estatalidad, no tenemos por qué convocar referéndums controlados por españoles-franceses y menos bajo sus leyes, pues nos dice el Tribunal de la Haya que no perdamos el tiempo en los órganos políticos -aparente y oficialmente democráticos- que hemos conseguido con mucho esfuerzo y mucha sangre sacar a nuestros opresores, pues son en realidad unidades administrativas “autonómicas” concedidas por los imperios, a los que llaman los imperialista y colaboradores eufemísticamente “gobiernos”, aunque no tenga poder ejecutivo alguno fuera de la jurisdicción imperialista, es decir, están únicamente al servicio del imperialismo. La ONU, a través del Tribunal de la Haya, nos dice que no tenemos que esperar a los Tribunales de (in)Justicia imperialistas para que nos den el visto bueno cuando nos autodeterminemos (¡semejante pérdida de tiempo con resultado preescrito!, ahí tenemos el caso reciente del Estatut Catalán).

Por tanto, la conclusión es que, políticamente, sólo la acumulación de fuerzas nabarras y nuestra incorruptible voluntad nos devolverá la libertad, en frente, los imperialistas esgrimirán sus jueces primero, su policía y ejército después, si nuestras fuerzas resisten y con la ayuda de la ONU, los imperialistas argumentarán en los Tribunales Internacionales motivos históricos y su propio entramado legal con visos de democrático pero en realidad hecho ad hoc para evitar la libertad de aquellos pueblos y Estados que invadió y subyuga.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011