SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2013/08/09

Orreaga, ayer y hoy

Orreaga, ayer y hoy
Iñigo Saldise Alda

Un 15 de agosto del año 778, en el Pirineo nabarro, tuvo lugar una de las batallas más importantes de toda la historia a nivel mundial. Nuestros antepasados vascones se unieron y derrotaron al todopoderoso ejército franco de Carlomagno. Este hito victorioso bélico, esta efeméride patriótica nabarra, hace que el  15 de agosto sea un día para recordar y sentirse orgullosos de nuestro pasado todos los independentistas, estatalistas, soberanistas y legitimistas nabarros.

Sin que sus participantes lo supieran, aquel día de verano tuvo lugar un acto de autodeterminación que marcaría el devenir histórico y político de los vascones independientes o nabarros. Ese hito mundial, que indiscutiblemente supuso la única derrota conocida del ejército francés-franco si se prefiere-de la época, teóricamente el más poderoso de Europa en el siglo VIII, personificó la primera muestra de unidad vascona o nabarra ante una agresión militar extranjera. Algo por cierto, que funestamente pocas veces se ha vuelto a conseguir de nuevo a lo largo de nuestra larga historia política.

Los vascones, indiferentemente de sus creencias religiosas, no pusieron en tela de juicio la obligación de tener que unirse ante un enemigo común, Carlomagno y su maquinaria militar. Éste mandatario francés solo buscaba el total extermino de los nabarros o en su defecto, su absoluta colonización y esclavitud.

Por ello los vascones se organizaron, algo que tenemos que tener presente muy bien, pues de lo contrario les hubiera sido imposible alcanzar la victoria en el campo de batalla. Llegados de todas los rincones de Baskonia, los nabarros se congregaron en las proximidades del paso natural de Astobizkar, muy próximo a Orreaga. Estos, que no eran vulgares asaltantes como dicen infames crónicas extranjeras, sino valerosos defensores de su libertad, conocían muy bien la superioridad de la caballería carolingia. Ante dicho hecho, los vascones independientes obtuvieron un gran partido a su gran noción del terreno y de su supremacía en el manejo de las armas cortas, las cuales eran más ligeras que las armas que gozaban los invasores franceses, disponiendo y coordinando así de tal modo la batalla, para que solo pudiera liquidarse con el triunfo final del bando nabarro.

Hoy día y a mi parecer de una forma lamentable para la Nación Nabarra, la cual continua sometida por el colonialismo francés y español, el conjunto de los vasco(ne)s que ambicionamos recuperar esa libertad estamos muy lejos de alcanzar la necesaria y obligada unidad para logar dicho objetivo patriótico. Esa libertad que nos fue arrancada ilegal y brutalmente por la acción, siempre bestial, de las armas. Unas violentas transgresiones llevadas a cabo mediante sucesivas invasiones y ocupaciones militares de nuestro territorio, con su consiguiente atroz genocidio y colonización.

Estas violaciones a la integridad territorial global del Estado de Nabarra y la represión hacia sus habitantes, se sellaron con la descomposición casi absoluta de nuestra Nación, de nuestra Patria, al ser continuadas de forma perenne, con la labor de la apisonadora imperial y colonizadora, tanto por parte del Reino de España como de la República de Francia.

A pesar de lo expuesto anteriormente, no cabe duda que todavía existimos independentistas, estatalistas, soberanistas y legitimistas en este País, Nabarra, que aún no hemos sido destruidos por la maquinaria colonial de españoles y franceses. Es indudable que todos nosotros perseguimos rescatar la independencia que nos fue arrebatada de forma ilegal, violenta y brusca por los imperios de España y Francia.

Si hay algo que tenemos todos bien claro, independentistas, estatalistas, soberanistas y legitimistas, es que solo podrá ser posible la reconquista de la libertad mediante la desconquista y la plena recuperación de la soberanía de aquel Estado que crearon nuestros antepasados, los vascones libres e independientes, que ya fueron nombrados con nuestro apropiado término político de nabarros en el año 769, concretamente cincuenta y cinco años antes de la creación de nuestro Estado en el año 824 y nueve años antes de la famosa batalla de Orreaga del año 778.

Es incontestable que todos nosotros queremos que se nos vuelva a reconocer por nabarros, nuestro verdadero término político, exclusivo y adecuado. Pero, para que esto llegue a ocurrir finalmente, más pronto que tarde, debemos en primer lugar reconocer que debemos unirnos. Así pues, creo y soy consciente que para lograr nuestro noble, legítimo y honrado objetivo, es imprescindible una unión de acción en la totalidad del nabarrismo auténtico, pues todos poseemos la firme intención de obtener el mismo objetivo libertario.

Poseemos algo debe ser determinante para alcanzar nuestra obligada unidad, patrióticamente hablando claro está. Esto es nuestra ideología Nacional por encima de doctrinas políticas personales o partidistas. Aunque debemos tener presente que debe ser una unidad basada en el ejercicio de la independencia, no en la dependencia de aquellos Estados que únicamente nos quieren exterminar o en su defecto acabar de colonizar y esclavizar, mediante sus imposiciones militares, políticas, jurídicas, culturales y económicas, que nos atrapan así en su rueda imperialista y colonialista, de incontestable personalidad totalitaria o incluso, quizás, fascista.

Esta herramienta ideológica basada sencillamente en una política propia, es la que considero que debe y puede facilitar la unidad necesaria y obligada, con la cual poder alcanzar finalmente nuestro insigne y pacífico objetivo independentista. Una unidad evidentemente soberana para no dar la más mínima concesión a nuestros actuales enemigos, sin olvidarnos de buscar dentro de la obligada unidad, la cohesión necesaria de todos los diferentes planteamientos Estatales que poseemos a día de hoy, sin cerrar puertas a teorías aparentemente contradictorias, pues a mi parecer se pueden tomar como complementarias, aparcando para ello nuestras tendencias sociopolíticas, bien sean estas de izquierdas, de centro o de derechas, objetivos realmente secundarios al necesitarse primero estar en libertad e independencia. Por ello considero que hay que limar asperezas, nuestras diferencias en dichos temas para así poder alcanzar la fuerza política necesaria con la cual recuperar la plena libertad de nuestro Pueblo, la total independencia de nuestra Nación y la absoluta soberanía de nuestro Estado, Nabarra.


NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011